¿Que pasará cuando la reina Isabel muera?

A la edad de 25 años la princesa Isabel se convirtió en reina y desde entonces se ha convertido en la monarca viva más antigua del mundo.

La Reina Isabel II de 96 años ha estado en el trono por más de 66 años, desde el año 1952, y teniendo en cuenta que es el reinado más largo de cualquier monarca en la historia británica, la reina ha visto aproximadamente 20 Juegos Olímpicos de verano, más de media docena de papas, más 13 de presidentes de EE. UU y más de una docena de primeros ministros del Reino Unido.

La Reina es la piedra angular de la Commonwealth y, además, de desempeñar un papel fundamental en la alianza del Reino Unido con muchos países, es también quien lidera cerca de 600 organizaciones benéficas, entonces, su muerte no solo paralizaría al Reino Unidos, sino que también provocaría grandes cambios a nivel mundial.

El 28 de noviembre del 2019 se anunció que su Majestad se retiraría una vez cumpliera los 94 años, como resultado, se cree que el Príncipe Carlos dará un paso adelante para asumir los deberes de la Reina en 2021, sin embargo, ahora se habla sobre lo que pasará cuando muera la reina.

La Reina ha estado reduciendo lentamente la cantidad de compromisos públicos a los que asiste de 332 en 2016 a 283 en 2018, en cambio, quien ha aumentado sus apariciones ha sido el Príncipe de Gales, quien según se ha mencionado, podría usar su tercer nombre cuando asuma el poder, es decir, George; si hiciera esto, reinaría como el ‘rey Jorge VII´.

El Palacio tiene planes detallados para el funeral de la Reina y la sucesión posterior, que recibió el nombre en clave de Operación London Bridge; el día que muera la reina se publicará un breve boletín desde el Palacio, de hecho, en reiteradas ocasiones se ha dicho que  las redes de noticias británicas han practicado  cómo transmitirán la muerte de la Reina.

El secretario privado, el honorable Edward Young, sería quien inmediatamente trasmitirá inmediatamente un mensaje al primer ministro en funciones en ese momento, probablemente el mensaje dirá «London Bridge está caído». El primer ministro luego pondrá en funcionamiento la Operación London Bridge. En cuestión de minutos, los 15 gobiernos fuera del Reino Unido donde la Reina es jefa de estado serán informados a través de una línea segura y eso será seguido por las otras 36 naciones y líderes de la Commonwealth en todo el mundo.

Se cree que el funeral tendrá lugar entre 10 y 12 días después de su fallecimiento, lo que si es seguro es que el día del funeral será un día festivo oficial para todo el Reino Unido. El ataúd será llevado a la Westminster Abbey, a las 11 am en punto las campanas del Big Ben sonarán y las banderas de Union Jack en el Reino Unido y en todo el mundo también se izarán a media asta y aparecerán libros de condolencias en las embajadas internacionales, una vez se realicen los actos protocolarios el ataúd será llevado al Castillo de Windsor y finalmente a la Capilla de San Jorge, donde la Reina Isabel II probablemente será enterrada junto a su padre, el Rey Jorge VI.

Debido a que es un caso “extraordinario” el servicio funeral  será dirigido por el arzobispo de Canterbury, quien es el obispo principal de la Iglesia de Inglaterra, y es probable que haya una impresionante participación internacional. Se estima que el fallecimiento de la Reina costará miles de millones de libras a la economía del Reino Unido.

Si la reina muere de la noche a la mañana, el anuncio podría retrasarse hasta la mañana siguiente y, dependiendo de la hora del día, es probable que las noticias de la muerte de la Reina se transmitan de inmediato. La BBC suspenderá toda la programación planificada y proporcionará una cobertura detallada de las noticias reales, que incluirá una versión del himno nacional británico mientras se muestra una imagen del monarca en la pantalla, además, se predice que los programas de comedia se suspenderán hasta después del funeral.

El Príncipe Carlos, el hijo mayor de la Reina, se convertiría automáticamente en Rey. La muerte de la reina Isabel II marcará el fin de una era, pues cientos de cambios sucederán en Reino Unido, entre ellos se incluyen: La nueva moneda británica se imprimirá con el retrato del Rey, y la moneda de la Reina se eliminará lentamente del uso y lo mismo sucederá con sellos, pasaportes y uniformes policiales y militares, además, el himno nacional se cambiará a «Dios salve al rey».

- Patrocinado -

El príncipe Carlos también  sucederá a su madre como jefe de la Commonwealth, ya que la decisión fue tomada por los líderes de la Commonwealth en abril de 2018.

Publicidadspot_imgspot_img