Este fármaco podría extenderte la vida hasta por 200 años

Los ratones que se les administraron los agentes senolíticos y la eliminación de células senescentes, mejoraron la función física, para así prolongar la vida útil y la salud.

El portal The Lancet reveló los resultados de un estudio que logró desactivar transitoriamente el proceso que genera el envejecimiento.

El Profesor James Kirkland, y su equipo han sido pioneros en una nueva clase de agentes que eliminan las células senescentes llamados ‘senolíticos’.

Estas son las encargadas de del proceso de respuesta al estrés por el cual las células dañadas salen del ciclo celular de forma permanente.

Explican que, las primeras pruebas ya se llevan realizando desde el año 2020, en ratones, y han mostrado resultados prometedores como una mejora en el aspecto físico.

“Los estudios preclínicos realizados en ratones han demostrado que los senolíticos eliminan las células senescentes, lo que retrasa, previene o alivia múltiples afecciones relacionadas con la edad y la senescencia, como fragilidad, cataratas, osteoporosis relacionada con la edad”, dice el estudio.

Al igual que, “la pérdida de masa muscular relacionada con la edad, daño inducido por radiación, disfunción cardiaca, disfunción vascular y calcificación, fibrosis pulmonar, esteatosis hepática, síndrome metabólico, diabetes y demencia”.

Dentro de las conclusiones que resalta Lancet, se destaca que a los ratones que les administraron los agentes senolíticos y la eliminación de células senescentes, mejoraron la función física, para así prolongar la vida útil y la salud.

De ser exitoso este tratamiento, el ser humano podría ser capaz de duplicar su esperanza de vida.

Sin embargo, aún se necesitarán muchas más pruebas y no solo en ratones. 

Otros secretos para alargar la vida

Un estudio publicado este mismo año en Circulation, la revista de la Asociación Estadounidense del Corazón, definía los cinco hábitos de vida saludable ideales para alargar la vida.

Sin embargo, más allá de estos consejos, que incluían algunos tan conocidos como no fumar, comer mejor o hacer ejercicio, existen otras formas de alargar la vida del ser humano basadas en nuestro comportamiento.

- Patrocinado -

A esto se suma que existen muchos otros hábitos que se han vendido como perjudiciales, cuando en realidad son buenos para la salud, como es el caso del consumo de café o el consumo de un huevo al día, entre otros.

Así, siguiendo ciertas recomendaciones, se puede no sólo alargar la vida, sino hacerlo en una cantidad nada despreciable, hasta de diez años.

Estos son los hábitos que pueden ayudarte a conseguirlo.

Sentirse joven

Para ser joven, hay que sentirse joven, y eso a su vez alarga los años de vida.

Al menos así lo sugiere un trabajo con 660 individuos de 50 años o más, en el cual se detectó que aquellos que tenían percepciones más positivas sobre su propio envejecimiento vivían hasta siete años más de promedio.

Incluso teniendo en cuenta algunos factores como la edad previa, la salud o el nivel socioeconómico.

Ser padre alarga la vida

Según otro estudio publicado en el Journal of Epidemiology & Community Health durante el pasado año 2017, el simple hecho de tener hijos podría alargar la vida hasta dos años más respecto a los individuos sin hijos.

Esa fue la conclusión de un grupo de investigadores suecos que analizaron a 704.481 hombres y 725.290 mujeres nacidos entre 1911 y 1925, detectando que su riesgo de muerte aumentaba si no tenían hijos.

Según los mismos investigadores, es posible que el hecho de no tener hijos dejaría a los individuos sin algunas redes de apoyo necesarias, lo cual les haría vulnerables.

Salir a caminar

Realizar actividad física no siempre tiene que ser agotador o llevar a la extenuación.

De hecho, al menos en los individuos mayores de 40 años, realizar una actividad física moderada pero regular aumentaría la esperanza de vida hasta cuatro años y medio más de vida.

Este beneficio también lo corrobora la misma Organización Mundial de la Salud.

La cual aconseja realizar hasta 150 minutos de caminata enérgica a la semana para aumentar la esperanza de vida.

Y, si se caminan al menos 75 minutos, también es posible aumentar dicha esperanza de vida, aunque «solo» dos años más.

Vida sexual activa

Según un trabajo publicado en 1997 en la revista British Medical Journal, gracias a los datos del famoso Estudio de Caerphilly.

Tener sexo al menos dos veces por semana reduciría hasta un 50% el riesgo de muerte.

Esto al respecto a los individuos que tenían relaciones solo una vez al mes.

Así lo sugirió este trabajo tras analizar a 918 hombres de la ciudad galesa de Caerphilly entre los años 1979 y 1993.

Detectando que los hombres que obtenían alrededor de 350 orgasmos anuales vivían un promedio de cuatro años más que los hombres.

Y que tenían solo una cuarta parte de los mismos.

Dormir y descansar lo justo

Se sabe que no dormir suficiente puede diezmar la esperanza de vida en comparación con aquellos individuos que sí descansan.

Entre los diversos estudios que han llegado a una conclusión similar, destaca un trabajo publicado en 2010 en la revista Sleep.

En el cual se incluyó a más de un millón de individuos de 16 estudios diferentes.

Según sus conclusiones, dormir menos de seis horas cada noche aumentaría hasta un 12% las probabilidades de sufrir una muerte prematura.

Pero, por otro lado, dormir más de nueve horas sería peor, aumentando hasta un 30% las probabilidades de morir prematuramente.

Publicidadspot_imgspot_img