Estos son los territorios colombianos que Estados Unidos puede reclamar

Para nadie es un secreto que Colombia ha perdido más de la mitad de su territorio, pues desde 1810, el país latinoamericano “ha cedido” parte de sus tierras a sus vecinos. Se cree que desde la época de la “Gran Colombia”, la extensión de la nación se ha reducido en un 54%.

Además se conoce que existen dos territorios colombianos que Estados Unidos podría reclamar, ¿cuáles serán?. La isla Serranilla, también conocida como “Banco Serranilla” y Bajo Nuevo o “Islas Petrel” situadas en el mar Caribe.

Isla Serranilla es un banco del mar Caribe que hace parte oficialmente del departamento del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Luego de un fallo que se dio en 2012 por parte de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, se ratificó la soberanía de Colombia en el pequeño territorio.

También el pequeño conjunto insular constituido por un pequeño arrecife coralino, llamado Bajo Nuevo, fue ratificado como territorio de Colombia en el fallo de la Corte de La Haya en 2012, luego de una disputa que ocurrió entre el país Sudamericano y Nicaragua. 

Pero, si la Corte de La Haya ya ratificó que ambos territorios son de Colombia, ¿por qué Estados Unidos podría “reclamarlos”?

En ciertos documentos oficiales del país norteamericano, se describe tanto a Isla Serranilla como a Islas Petrel, como territorios no organizados y no incorporados de su nación. El 22 de noviembre de 1869 un barco estadounidense llegó a Bajo Nuevo, un conjunto insular que estaba (y está) deshabitado. Y luego, el 08 de septiembre de 1879, otro barco norteamericano llegó a la Isla Serranilla y para 1880, otro barco del país las volvió a reclamar como suyas.

Esto se dio debido a la famosa “Ley de Islas Guaneras”, la cual fue aprobada por el Congreso Norteamericano en agosto de 1856, donde se dio vía libre para que cualquier ciudadano del país tomara posesión de islas deshabitadas con depósitos de guano, (el sustrato de la acumulación masiva de excremento de aves marinas, focas y murciélagos, el cual era utilizado, en algunas ocasiones, como ingrediente para la pólvora).

Lay ley establecía: “Cuando cualquier ciudadano de los Estados Unidos descubra un depósito de guano sobre cualquier isla, roca o cayo, no dentro de la jurisdicción legal de cualquier otro gobierno, y no ocupada por ciudadanos de cualquier otro gobierno, y tome posesión pacíficamente, y ocupe, ya sea, isla, roca o cayo, puede, según la discreción del Presidente, ser considerado perteneciente a los Estados Unidos”.

Cuando esta ley empezó a regir, EE.UU. reclamó más de cien islas. Actualmente, las principales islas guaneras que están bajo el dominio de Estados Unidos, son: Islas Bajer, Howland y Jarvis; y los atolones Palmyra, Johnston y Midway.

Por la Ley de Islas Guaneras, se cree que Estados Unidos podría reclamar a Isla Serranilla y a Bajo Nuevo como suyos, pues según su ley, «ambos territorios le pertenecen».

Publicidadspot_imgspot_img