Los Ángeles, la embajada perfecta del sushi a nivel mundial

Desde el sushi vegano hasta el sushi de fusión, desde la comida para llevar en el supermercado hasta la cena de lujo. Si buscas una comida realmente especial, hay innumerables opciones en Los Ángeles.

La comida japonesa se ha apoderado del mundo, transformándose en una de las más apetecidas. Incluso para muchos se ha convertido en sinónimo de glamour y sofisticación, especialmente su plato estrella, el sushi.

Con esto en mente se hace imposible que una ciudad como Los Ángeles que emana elegancia y refinamiento no haga de la cocina nipona una adecuación impecable, convirtiéndose en la embajada perfecta del sushi a nivel mundial.

De hecho, no nos sorprende que tenga una de las ofertas de sushi más dinámicas fuera de Japón, con una emocionante diversidad de estilos para todos los gustos, presupuestos y barrios.

La historia del sushi en Los Ángeles

La relación de Los Ángeles con el Sushi no es nueva, por el contrario, data de principios del del siglo XX cuando se abrieron los primeros restaurantes, que luego se vieron obligados a cerrar en la década de los 40 cuando los japoneses fueron llevados a campos de concentración.

Sin embargo, como en toda historia de almas gemelas, para 1966 se reabrió un nuevo sushi bar moderno a manos de Noritoshi Kana. Tal fue la acogida y el complemento, que en esta ciudad surgió uno de los tipos de sushi más famosos, el california roll preparado con aguacate, en la barra de Ichiro Mashita, no muy lejos de allí, para aquellos no les gustaba el atún.

En 1970, llegó Osho, en una ubicación estratégica cerca de los estudios cinematográficos de la 20th Century Fox, que atrajo a productores y actores, y amplió el público de la comida más allá de la comunidad nipoestadounidense. Gracias a esto llegaron a la ciudad chefs de sushi más ambiciosos.

Después de esto, vino una completa evolución hasta despojarse de su estatus de comida inmigrante para convertirse en una novedad, el accesorio culinario de un cierto estilo de vida del Hollywood ochentero. Y luego, lento pero seguro, en una parte inextricable de la cultura alimentaria de la ciudad.

Todo esto se evidencia en toda la oferta de sushi que hoy hay en Los Ángeles, glamurosas minicadenas de sushi, barras de sushi en hamburgueserías. Rollos hechos a mano rellenos de crema de queso cortados en cocinas fantasma anónimas, y locales emergentes de chirashi dentro de casas particulares, y hasta kits de sushi para hacer en casa y con marisco muy bueno.

El top 5 de restaurante de sushis en Los Ángeles

Con semejante historia se hace más que evidente que en esta ciudad se ofrezcan algunas de las mejores opciones de sushi fuera de Japón.

Por su puesto que en este sentido es imperdonable que no se tengan en cuenta los fabulosos omakases, esos menús en los que el chef decide qué vamos a comer.

Estos son algunos de los mejores:

  • Sushi Takeda: Es un pequeño oasis en la tercera planta de Weller Court en el Pequeño Tokio, dirigido por el chef Hide Takeda, con un servicio amable y omakases veloces que se distinguen por platos difíciles como los iwashi maki, o rollos de sardina.
  • Sushi Ginza Onodera: La sucursal en el oeste de Hollywood de esta cadena exquisita y de precios elevados está dirigida por Yohei Matsuki, cuyo arte con los cuchillos es un deleite a la vista. Él se especializa en lujos estacionales y en un elegante corte de mariscos realizado a pedido en la barra.
  • Kiriko: Ken Namba es una fuerza detrás de esta barra informal, de estilo relajado y no tradicional y una sensación de calidez que se transmite a través de los pequeños platos y nigiri. Es igual de delicioso para un almuerzo rápido y razonable que para una cena prolongada.
  • Sushi Tama: El diseño bonito y los asientos de color rosa milenial son templados por el sushi de Hideyuki Yoshimoto, que se caracteriza por la intensidad de los condimentos y la predilección por el pescado quemado, que brilla con la grasa derretida. Es una de las pocas barras de gama alta con asientos al aire libre, y el nigiri vegetariano destaca.
  • Morihiro: Morihiro Onodera, una estrella de Los Ángeles, dirige ahora su propio restaurante, anexo a un bar de fideos vietnamitas en Atwater Village. Presenta impresionantes omakases y excelentes ofertas para el almuerzo, con arroz importado que se pule cada día en el local. Si tu presupuesto te lo permite, reserva asiento en la barra.
Publicidadspot_imgspot_img