10 choques culturales que sufren los latinos que se mudan a Europa

Algunos latinos no se adaptan tan fácilmente a la vida en Europa.

A menudo, los latinos suelen soñar con vivir en Europa, y muchos logran cumplir ese sueño, teniendo altas expectativas sobre la calidad de vida y las costumbres que se tienen allí.

Sin embargo, otro grupo de personas tienen choques culturales, pues a pesar de ofrecer mejor calidad de vida y mejores oportunidades, no se logran adaptar a las costumbres europeas.

Según algunos testimonios de latinos que viven actualmente en Europa, estos serían los 10 choques culturales que más sufren los latinos en el ‘viejo continente’:

Puntualidad de verdad

La frase “me demoro 5 minuticos” es muy común en latinoamérica, y todos sabemos que esos cinco minutitos pueden significar hasta una hora, incluso más.

En Europa, esto no es así, de hecho, cuando te vas a demorar más de cinco minutos, lo más respetuoso es llamar y comunicarse, siempre diciendo la verdad, las personas se acostumbran a ser muy puntuales.

- Patrocinado -

¿Somos amigos, si o no?

En latinoamérica es sencillo hacer amigos, incluso si hablas con un desconocido por un par de horas, quizá ya se pueden agregar en redes sociales y considerarse como amigos.

En Europa las cosas son diferentes, pues uno puede hablar con una persona por mucho tiempo y quizá, él te considere como un conocido, nada más.

Hablar duro por celular

Nuestros padres o algunas personas en la calle suelen contestar sus llamadas y cuando hablan, lo hacen en un tono fuerte, sin embargo, en Europa esto está mal visto y puede parecer irrespetuoso.

El significado de las palabras

Europa es rica en la diversidad del lenguaje, una gran mayoría de países tienen su propio idioma y así mismo, las palabras pueden tener más de un significado, y esto es algo a lo que los latinos deben adaptarse, pues no quieren decir algo y que se interprete mal.

El clima 

En latinoamérica lo más común es gozar de un clima tropical a lo largo del año, con intervalos de épocas de lluvias y vientos, pero sin temporadas marcadas, como sí sucede en Europa, las cuatro estaciones son algo ya fijo.

La fiesta

Los latinos son muy arraigados a la fiesta, a bailar y a gozar; y aunque en Europa también funciona de la misma manera, a la hora de conocer a otra persona y bailar, hay una gran timidez de diferencia.

Todos son muy directos

Si alguien quiere conocerte y salir contigo te lo diré sin ningún escrúpulo, mientras que acá en Latinoamérica se suele dar más rodeo y puede ser un proceso más largo.

Planificación extrema

Cuando llega el viernes o el fin de semana, muchos latinos suelen quedar con sus amigos para salir un rato, pero en Europa no será tan fácil planificar algo para el mismo día, pues allí se suelen hacer planes con 2 o 3 semanas de anticipación.

Incluso los planes espontáneos son planificados, pueden quedar para un día verse y ver qué hacer, pero hasta eso está planeado.

Formalidad en el saludo

Los latinos suelen tener la costumbre de saludar de beso al sexo opuesto muy rápidamente; pero en Europa esto es un proceso muy relativo, por eso lo mejor es saludar de mano hasta que se sienta la suficiente comodidad para saludar de beso.

Los cumplidos

En latinoamérica son muy común los ‘piropos’ o cumplidos hacía las mujeres, y aunque esto igual no es muy bien visto en Latinoamérica, sucede; mientras que en Europa esto es una falta de respeto, así que no lo hagas.

Publicidadspot_imgspot_img