10 lugares para los amantes del chocolate en todo el mundo

Hay lugares en el mundo que son verdaderos paraísos para los amantes del cacao, especialmente en Suiza, que se ha convertido el centro mundial del chocolate.

Desde tiempos inmemorables, el chocolate ha sido un manjar imprescindible para la humanidad, al que se le han otorgado todo tipo de propiedades, no por menos fue denominado el alimento de los dioses.

Eso sí, si hay algo que de verdad puede crear esta dulce pieza es felicidad. Debido a esto, alrededor del mundo se han creado diferentes plantas de producción, hasta exhibición en museos y lugares especiales donde se puede disfrutar de toda su dulzura y variedad.

Por eso, si eres un fiel amante del chocolate, en Q’ Pasa te contamos los 10 lugares alrededor del mundo que no te puedes perder.                                                   

Museo del Chocolate en Barcelona, España

Ubicado en el edificio histórico del antiguo Convento de Sant Agustí, el Museo del Chocolate presenta un recorrido a través de la historia del chocolate y muestra numerosas obras de arte realizadas a base de chocolate, convirtiéndose en el museo más dulce de la Ciudad Condal.

Nada más entrar en el Museo del Chocolate de Barcelona los ojos de los visitantes se iluminan al comprobar que los tickets de entrada son de chocolate y pueden comérselos.

Una vez en el interior es posible conocer por completo el proceso de fabricación del chocolate, desde el cultivo de la semilla del cacao y sus orígenes en el mundo maya-azteca, hasta su transformación en ese dulce objeto del deseo.

Indudablemente, el Museo del Chocolate de Barcelona es un espacio sorprendente que muestra aspectos poco conocidos de un delicioso y cotidiano alimento como es el chocolate.

Casa Palmer Hilton en Chicago, Estados Unidos

Conocido como un “hotel patrimonial” y en la lista de hoteles históricos de Estados Unidos, Palmer House Hilton en la esquina de State y Monroe cuenta con un vestíbulo bellamente pintado y la cocina que inventó el brownie de chocolate.

Los 145 años de historia de Palmer House se asemejan a la historia de Los tres cerditos: había tres edificios, dos fueron destruidos y uno permanece.

Con su famoso techo pintado al fresco, elegante alojamiento y servicio estelar, Palmer House ha recibido a visitantes de renombre internacional, desde Oscar Wilde y Charles Dickens a Frank Sinatra y una larga fila de presidentes de Estados Unidos, desde que abrió sus puertas más de 140 años atrás.

Aquí podrá descubrir las comodidades y los lugares para comer de este icónico hotel, como el lobby bar, la sala de estar Potters y el magnífico restaurante Lockwood para probar el verdadero brownie original.

Candy American Museum en Pennsylvania, Estados Unidos

- Patrocinado -

museo desarrollado por Penny Buzzard, esposa del ex presidente John Wilbur Cuzzard de la compañía chocolatera Wilbur Chocolate Company. Fue inaugurado en 1972 y poco a poco ha ido ampliándose hasta convertirse en una importante atracción turística del lugar. En él se realiza un detallado repaso de la historia del chocolate y ofrecen todo tipo de muestras gratuitas a los visitantes de todos los productos que se elaboran en la fábrica. No implican a los visitantes mediante talleres u otras ofertas como ofrecen el Museo Los Secretos del Chocolate o el Museu de la Xocolata.

Chocolate Museum en Viena, Austria

Si te encanta el chocolate, hay un destino de Viena hecho para ti: el Museo del Chocolate de Viena. Con tu boleto, pues describir cómo se hace el chocolate y la historia de este manjar, desde los mayas hasta la realeza austriaca.

Ubicado en Leopoldstadt, el bullicioso segundo distrito de la ciudad. La mayoría de los visitantes disfrutan de una visita al Museo del Chocolate de Viena mientras exploran el Prater, el espacio verde y el parque de atracciones de Viena.

El ‘delicioso lugar’ tiene como mayor atractivo talleres en los que puedes hacer tu propia barrita de chocolate y tus propios pralinés. Además, está muy pensado para la generación Instagram y tiene muchos rincones perfectos para la foto.

Spa de Chocolate en Ginebra, Suiza

After the Rain es un spa urbano de Ginebra. Un remanso de paz en pleno centro de la ciudad donde los amantes del cacao pueden dejarse envolver en cremoso chocolate con leche o, mejor todavía, darse un buen chapuzón en un baño de chocolate.

Dos referencias complementarias a esta dulce inmersión son, también en Ginebra, Rhône (Rue de la Confédération, 3), un salón de té que desde 1875 permite disfrutar de unos magníficos dulces para acompañar el chocolate (también tiene tienda de bombones).

Así como Martel (Rue du Marché, 8), otro clásico que remonta sus orígenes chocolateros a principios del siglo XIX. Siempre muy concurrido, es un sitio perfecto para hacer una pausa ya que, además de saborear excelente chocolate caliente con pasteles, se puede pedir un sándwich o una copa.

Chocolate Museum en Praga, República Checa

Es el museo del chocolate más grande y entretenido de la República Checa. Aquí podrás aprender sobre las antiguas costumbres de los aztecas y los mayas y la evolución de la producción de chocolate.

Además, puedes probar diferentes tipos de chocolate de todo el mundo. Por si fuera poco, puedes convertirte en un verdadero chocolatero por un tiempo, haciendo tu propio chocolate en uno de los talleres que ofrecen. Sin importar si eres un niño o un adulto, porque los talleres están personalizados para los amantes del chocolate de todas las edades.

Para finalizar la tienda Chocotopia ofrece una gran variedad de finos chocolates belgas, bombones belgas, mazapanes y otros productos de chocolate, así como recuerdos temáticos de Praga.

La cascada de chocolate más grande del mundo en Anchorage, Alaska

Alaska es conocida por el frío, pero la cascada de chocolate más grande del mundo en Anchorage está bombeando más chocolate caliente que en cualquier otro lugar del planeta.

La dulce atracción, que consiste en una serie de crisoles de cobre que derraman chocolate líquido entre sí antes de que el arroyo llegue a una gran fuente que se convierte en un charco de puro dulce, atrae a muchos visitantes a la tienda Alaska Wild Berry Park, que alberga la rareza.  

La fuente es tan popular que gran parte del chocolate ha sido donado por grandes empresas chocolateras como Nestlé y Guittard. Las cataratas bombean más de 3000 libras de chocolate fundido por la instalación de 6 metros es en un momento dado, aunque los visitantes no pueden nadar.

Museo Alprose en Caslano, Suiza

Desde los aspectos puramente históricos y sus componentes individuales hasta las primeras plantas de producción hasta las variedades actuales, repasa todos los aspectos de un producto atemporal.

El museo destaca por la riqueza de su documentación y por la variedad de objetos expuestos. Además de sus méritos didácticos, el museo contribuye a consolidar la tradición del chocolate suizo, reconocido por la excelencia de su calidad.

Además, se exponen diversas piezas de orfebrería, porcelana, carteles, moldes antiguos y figuritas de producción de chocolate, distribuidores de principios de siglo. También se incluye un recorrido por la producción.

La visita al museo termina en la tienda ‘Nostalgia’ que le permite degustar a voluntad la rica variedad de la producción de Alprose. Desde la tradicional tableta hasta los más finos envases, podrás adquirir deliciosas especialidades en las más diversas formas para saborearlas en dulce compañía o para donar.

Fuente de chocolate de la pastelería Bellagio en Las Vegas, Estados Unidos

Cuando se inauguró la fuente de chocolate del Bellagio, el presidente del casino se jactó de que era «nada menos que genial». En una exhibición fascinante, el chocolate líquido (oscuro, mediano y blanco) roció la oda a los dulces de 8 metros de altura, solo para ser bombeado hasta la parte superior y rociar nuevamente. Se encuentra fuera de la pastelería del casino y el Libro Guinness de los récords mundiales la certificó como la fuente de chocolate más grande del mundo.

¿Quién es su competencia? A partir de 2019, una fuente de chocolate en una tienda Lindt de Zúrich, que mide 9 metros de altura. Si bien esta fuente suiza ahora ha sido coronada como la más grande del mundo, la fuente del Bellagio permanece en maravilloso movimiento todo el día, todos los días.

Lindt Home of Chocolate Zurich, Suiza

Su nombre es ‘Lindt Home of Chocolate’ y se encuentra en la histórica sede de la compañía en Kilchberg (Suiza).

El edificio, con una superficie de 1.500 m2, alberga la fuente de chocolate y la tienda Lindt más grandes del mundo, un museo interactivo, un centro de investigación y producción, una chocolatería en la que se impartirán cursos y talleres y la primera cafetería Lindt en Suiza.

‘Lindt Home of Chocolate’, es el mayor centro de investigación y producción de chocolate. Aquí, científicos y especialistas nacionales e internacionales se darán cita para seguir contribuyendo al futuro de la industria, como ya hicieran los fundadores de la marca, pioneros en dar a conocer mundialmente el chocolate suizo.

La estrella del lugar es sin duda la fuente de chocolate desarrollada por Atelier Brückner, que, con sus 9 metros de altura, se alza como la más grande del mundo y por ella fluyen 1.500 kilos de chocolate. Es ella la encargada de dar la bienvenida a los visitantes, que podrán disfrutar de la historia chocolatera en un fascinante museo interactivo.

*Foto de portada tomada de cooltime.com.ar

Publicidadspot_imgspot_img