Los 10 castillos más impresionantes de América Latina

Si eres un apasionado por los viajes y la historia, los castiillos son un buen lugar donde podrás descubrir parte de lo que es y ha sido un lugar.

Estos castillos son imponentes, con una historia fascinante, una arquitectura digna de mención y, en la mayoría de los casos, representan una gran razón para visitar la ciudad en la que se encuentran.

¿Quieres conocer más de los castillos en América Latina? Hoy en Q’Pasa te hablaremos 10 de ellos.

Este es el ranking que preparamos para ustedes.

10 Castillo Wulff, Viña del Mar, Chile

Fue erigido luego de que el comerciante alemán en salitre, carbón y transporte marítimo Gustavo Wulff le comprara el terreno a Teodoro Von Schroeders.

En 1904 obtuvo el permiso para realizar esta ambiciosa construcción cerca del mar.

Desde el 2 de septiembre de 1995 es Monumento Nacional en la categoría de Monumento Histórico.

Cualquier interesado puede ingresar al Castillo Wulff. El primer piso está asignado a fines culturales y algunos salones están acondicionados para presentar exposiciones temporales.

9 Castillo Naveira, Buenos Aires, Argentina

Tiene una arquitectura neogótica que contrasta con todo lo que se puede ver en Buenos Aires.

Estas características hacen que el castillo dé una sensación de grandeza, lujo y sobriedad.

Su historia data de 1841 cuando Enrique Beschtedt compra el terreno y contrata a Ernesto Moreau para su diseño.

- Patrocinado -

Posteriormente, la hija de Enrique, quien vivía en este castillo, se casa con el Dr. Domingo Fernández, dando lugar a la dinastía Fernández-Beschtedt.

8 Castillo del Barón de Itaipava, Petrópolis, Brasil

Imagen tomada/ elviajerofeliz.com

Está considerado como una réplica de los castillos del valle de Loira en Francia, y es uno de los mejores lugares turísticos de Brasil. Fue construido en la primera mitad del siglo XX.

Las torres de este castillo, junto con su estilo medieval, es algo que llama completamente la atención.

Esta apariencia también se intensifica porque en las cercanías no hay registro de otras construcciones medievales.

7 Castillo de Chancay, Huaral, Perú

Gracias a la iniciativa de Consuelo Amat y León, bisnieta del virrey del Perú Manuel de Amat y Juniet y esposa del tres veces alcalde de Chancay, se construyó este impresionante castillo en 1922.

Esta joven tenía la intención de que fuese usado como su hogar familiar. La construcción tardó cerca de 10 años. Está situado sobre un acantilado rocoso, a orillas del zócalo continental del océano Pacífico.

Actualmente, es uno de los más importantes atractivos turísticos del Perú, un espacio de ensueño, cultura, entretenimiento y aventura.

¡Acá no solo te puedes hospedar, sino que también puedes probar la gastronomía peruana, ver shows musicales y hasta obras de teatro!

- Patrocinado -

Además, tiene un museo de animales, museo de Chancay, museos del vino, parque temático del mundo y degustación de productos propios.

6 Castillo de Santa Cecilia, Guanajuato, México

Un castillo de la época medieval adorna la ciudad de Guanajuato y se convierte en uno de los sitios imprescindibles de esta ciudad mexicana.

A lo largo de los años ha servido como bodega de materiales mineros, hospital y albergue.

Sin embargo, lo realmente curioso es que desde 1952 hasta la actualidad ha funcionado como hotel.

En sus inicios contaba con 20 habitaciones de estilo medieval, pero con el paso de los años se fue ampliando.

5 Castillo de los Tres Reyes del Morro, La Habana, Cuba

Imagen tomada/ elviajerofeliz.com

El castillo de los Tres Reyes del Morro, diseñado en las últimas décadas del siglo XVI, también conocido como castillo del Morro, es símbolo de La Habana, junto con el Capitolio y la Giraldilla.

Desde los años 90, en los que se trabajó en su rescate y preservación, el Castillo del Morro disfruta de una animada vida cultural.

También alberga el Museo Marítimo, dos restaurantes (Los Doce Apóstoles y La Divina Pastora) y un bar.

Con la finalidad de proteger la entrada al puerto de La Habana de piratas e invasores, este castillo fue construido entre los años 1589 y 1630.

En 1844 se le agregó un faro cuya función era la de orientar a los barcos que llegaban al puerto.

4 Castillo de San Felipe de Lara, Izabal, Guatemala

El Castillo de San Felipe de Lara es una fortaleza ubicada en la embocadura del río Dulce y el Lago de Izabal en Guatemala.

Contiene diecinueve cañones (diecisiete de hierro y dos de bronce) y su atractivo principal es la Torre de Bustamante.

Este castillo tenía tres funciones: ser un fuerte militar, una prisión y un centro aduanero, contando con múltiples bodegas que servían como centro de intercambio comercial entre Guatemala y España.

Para 1955 este castillo ya era un sitio de interés que ver en Guatemala, sin embargo, todo su atractivo se potenció tras la remodelación que estuvo a cargo del arquitecto Francisco Ferrús Roig.

Fue inscrito en la lista tentativa del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en el año 2002.

3 Castillo de San Felipe del Morro, San Juan, Puerto Rico

El Castillo San Felipe del Morro es una fortificación española construida en el siglo XVI, ubicada en el extremo norte de San Juan, Puerto Rico.

Por muchos años protegió la ciudad de ataques marítimos.

Este castillo es parte del Sitio Histórico Nacional de San Juan y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El Morro es una de las principales atracciones turísticas de Puerto Rico, con exhibiciones de artículos de la época de la colonización.

Aquí vas a poder interactuar con objetos usados por españoles, indígenas y africanos.

2

Está ubicado en lo alto del cerro del mismo nombre, en el centro del Bosque de Chapultepec, y es uno de los principales atractivos turísticos de la Ciudad de México.

Su origen se remonta al Virreinato de Nueva España.

Construido entre los años 1778-1788, sus usos han sido diversos a través del tiempo: fue sede del Colegio Militar, escenario de batallas durante la invasión estadounidense, residencia imperial de Maximiliano y Carlota, y hasta residencia presidencial.

1 Castillo de San Felipe de Barajas, Cartagena, Colombia

Imagen tomada/ Semana.com

Si quieres ver los sitios más destacados de Cartagena, entonces debes dirigirte al Castillo de Cartagena o el Castillo de San Felipe de Barajas.

Se trata de una fortificación construida en 1657 durante la época colonial española.

Este castillo a lo largo de los años sufrió constantes ataques por parte de los ingleses y franceses, afortunadamente está en muy buen estado y con frecuencia se trabaja para preservarlo.

Está considerado como una de las siete maravillas de Colombia y fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco conjuntamente con el centro histórico de Cartagena y el conjunto de sus fortificaciones.

En la página web del  Ministerio de Cultura se lee que este castillo hace parte del Patrimonio Histórico y Cultural de Colombia.

Publicidadspot_imgspot_img