Así es la vida en los pueblos más alejados de las metrópolis

El bullicio, el elevado costo de vida y el agitado día a día que conlleva vivir en una metrópolis, son algunas de las razones por las cuales cada vez más personas deciden vivir en pueblos más alejados y tranquilos.

Vivir a las afueras de la metrópolis no solo significa tranquilidad, También, en la mayoría de los casos significa mayor economía, todo es más económico y el dinero rinde más. Es necesario hacer un viaje alrededor del mundo para explorar algunas de las ciudades más remotas y conocer como es la vida.

Norilsk, Rusia

Norilsk, Rusia

Es una ciudad del krai de Krasnoyarsk en Rusia. Sus orígenes se remontan a 1920, pero su fundación se considera tradicionalmente en 1935 y obtuvo el estatus de ciudad en 1953. Norilsk no tiene carreteras hacia Rusia continental, la única conexión de los 175.000 residentes con el mundo exterior es a través de un avión.  En Norilsk los niveles de contaminación son elevadísimos. La esperanza de vida es de 50 años, 10 menos que en el resto de Rusia. Esta es la ciudad más septentrional del mundo con más de 100.000 habitantes y la segunda ciudad más grande, después de Murmansk, dentro del Círculo Polar Ártico. 

Kiruna, Suecia

Kiruna, Suecia

Kiruna es la ciudad más septentrional de Suecia, además, es la puerta de entrada al Parque Nacional Abisko, el destino de auroras boreales mejor valorado del mundo, donde se puede ver la aurora boreal casi todas las noches despejadas del año. Ubicada en Laponia, dentro del Círculo Polar Ártico, la ciudad y muchos de sus 18,000 residentes serán reubicados en New Kiruna, dos millas (3.2 kilómetros) al este durante los próximos 20 años. Durante ese período, se construirán un nuevo casco urbano, edificios municipales y unas 3.000 nuevas viviendas. Pero no todo en la ciudad nueva estará completamente fresco: se están transfiriendo 21 de los edificios patrimoniales de la ciudad vieja.

Kangiqsualujjuaq, Canadá

Kangiqsualujjuaq, Canadá

La comunidad también ha sido conocida como Fort Severight, Fort George River, y Port du Nouveau-Québec. Kangiqsualujjuaq es una aldea esquimal con una población de aproximadamente 620 habitantes, Kangiqsualujjuaq es tan remoto como impronunciable, los viajes de ida y vuelta deben realizarse en avión, a menos que esté dispuesto a emprender ese agotador viaje en moto de nieve en invierno, o saltar a bordo del barco de carga que pasa cada verano.  

Jordan Valley, Estados Unidos

Jordan Valley, Estados Unidos

Sus casi 200 residentes disfrutan de 30 millas de valles verdes y cordilleras a su alrededor. Los turistas pueden pasar a ver el Jordan Crater Field, que es un campo con un montón de cráteres, pero por lo demás, Jordan Valley no ve muchos forasteros.

Kiwirrkurra, Australia

Kiwirrkurra, Australia

Conocida a menudo como la ciudad más remota de Australia, la comunidad Kiwirrkurra está situada en el desierto Gibson de Australia Occidental. Esta comunidad indígena de alrededor de 170 personas es una apasionada de mantener su patrimonio y el 19 de octubre de 2001, el pueblo Kiwirrkurra obtuvo el título nativo sobre los 42,900 kilómetros cuadrados de tierra y aguas circundantes.

- Patrocinado -

No es fácil llegar a la comunidad, hay pocos alojamientos y el aeropuerto más cercano está en Tennant Creek, a unos 600 km.

San Martín de Trevejo, España

San Martín de Trevejo, España

Muy cerca de la frontera con Portugal, conocida como La Raya, San Martín de Trevejo  fue una zona muy disputada entre Portugal y España a lo largo de la historia. Gracias a ello, a pesar de su aislamiento geográfico, se ha mantenido conectada al mundo y cuenta con más de 780 habitantes. Su principal característica es que, a pesar de estar en Cáceres, se habla A Fala, una lengua polémica que también llega a Eljas y Valverde del Fresno. Se cree que surgió de los gallegos que repoblaron la zona durante la Edad Media. Sin embargo, algunas personas no creen que sea un dialecto gallego-portugués, sino una distorsión del portugués.

Óbánya, Hungría

Óbánya, Hungría

Óbánya es una pequeña comunidad rural ubicada en medio del Área de Protección del Paisaje de Kelet-Mecsek, rodeada completamente de bosque virgen y unida al resto del país por una única carretera estrecha. El pueblo se conoce con frecuencia como la Suiza húngara; después de décadas de declive demográfico, la población de la aldea es de alrededor de 100 personas, la mayoría de las cuales son de ascendencia suaba, un grupo étnico de habla alemana que tiene una diáspora significativa en Hungría.

Publicidadspot_imgspot_img