¿Te gustaría vivir en Portugal? Aquí te dejamos la guía de como emigrar al país ibérico

¿Imaginas despertar en un país del sur de la península ibérica, en un sitio con una muy buena calidad de vida y con un costo de vida más accesible que en otras naciones europeas? Si quieres emigrar a Portugal, en Q’PASA te dejamos la guía completa.

  1. Aprender portugués

Aunque hay algunos sectores laborales que requieren de personal que hable en inglés, tanto para la comunicación con tus superiores, como para el día a día, será indispensable que aprendas a hablar portugués. Por ello, te recomendamos que tomes cursos antes de solicitar un empleo y la visa.

  1. Conseguir un empleo

Si lo que buscas es conseguir un empleo en Portugal, deberás encontrarlo antes de solicitar una visa laboral. Recuerda que gracias al internet podrás empezar a buscar ofertas por medio de las bolsas de empleo virtuales, tan solo deberás redactar tu CV en portugués y tener en cuenta las normas que se emplean en la nación para este tipo de documentos.

  1. Obtener una visa

Como te hemos contado en otras guías para emigrar, la visa que debes solicitar siempre dependerá del objetivo de tu visita. Los permisos más comunes son para ir a trabajar o para reunificar a la familia.

Requisitos para solicitar una visa para Portugal:

  • Contar con el pasaporte válido por al menos tres meses más que la duración de la estadía.
  • Dos fotografías tamaño pasaporte.
  • Formulario de solicitud de visa portuguesa.
  • Seguro de viaje.
  • Prueba de capacidad financiera.
  • No tener indicación de no admisión en el sistema de información de Servicios de Extranjeros y Fronteras (SEF, por sus siglas en portugués).
  • No ser condenado por ningún delito.
  • No tener indicación de no admisión en el sistema de información de Schengen.
  • No tener prohibida la entrada a Portugal.

Las visas para Portugal suelen costar $88, pero si deseas obtener un permiso con fines de inversión, deberás pagar $550.

  1. Visa de trabajo

En tal caso que estés solicitando una visa de trabajo, -a parte de los requisitos mencionados anteriormente-, deberás tener:

  • Contrato de trabajo firmado, o promesa de éste, o una manifestación de interés por parte de un empleador portugués.
  • Prueba de calificaciones y aptitudes para el trabajo.
  • Una declaración de una autoridad competente que certifique que estás calificado para tomar un empleo en el sector donde quieres laborar.
  1. Obtener el permiso de residencia

La residencia tiene un valor de $88 y si quieres solicitar una residencia con fines de inversión, ésta podrá tener un costo de $5.000. En Portugal existen dos tipos de permiso de residencia:

Permiso temporal:

Cuando te den la visa, deberás acceder al país y solicitar la residencia mientras ésta sea válida. Si vas con fines de empleo, te costará US$79 y si debes renovarla, el valor será de US$36.

Permiso permanente:

- Patrocinado -

Quien solicita esta visa es porque ya ha vivido legalmente en la nación europea durante cinco años y tuvo una cita con SEF. Éste trámite tiene un valor de US$240. 

  1. Certificado financiero

Mientras recibes tu primer salario o si vas a vacacionar, deberás presentar un certificado que respalde que te podrás mantener durante el pago de tu primer sueldo o estadía en el país. 

  1. Número de Identificación Fiscal

Puedes solicitar este número en la agencia tributaria más cercana en Portugal. Como eres un “no residente”, deberás presentar un comprobante de la dirección de tu último domicilio en el país de residencia y un representante legal portugués, el cual será el responsable de asegurarse de que pagues tus impuestos.

  1. Crea una cuenta bancaria

Cuando llegues a Portugal deberás solicitar una cuenta bancaria, esto agilizará los procesos de la consignación de tu salario y podrás realizar pagos de forma fácil y efectiva.

El país europeo cuenta con más de 150 bancos, entre los cuales, la mayoría pertenecen a la Asociación Bancaria Portuguesa. Algunas entidades financieras ofrecen la opción de que crees una cuenta bancaria antes de mudarte y que “apenas aterrices”, la cambies a una cuenta de residente completa.

  1. Obtén un seguro médico

¡Nunca te puedes olvidar de tu salud! La ventaja de ser un expatriado en Portugal es que te darán un seguro médico del estado, aunque, debes tener en cuenta que no todos los tipos de tratamientos están disponibles de forma gratuita y que por ello, deberás contribuir económicamente en algunas ocasiones.

Publicidadspot_imgspot_img