El euro digital podría convertirse en la nueva versión de la moneda europea

Con el euro digital es crear una moneda digital estable, segura y confiable, emitida por el Banco Central Europeo y utilizada por el público para pagos comunes.

El euro digital puede entenderse como la respuesta del Banco Central Europeo (BCE) al crecimiento de las criptomonedas, así como a una mayor demanda de los consumidores por instrumentos de pago digitales.

La idea aún está en discusión, pero a finales de 2023 el Eurosistema, es decir, el BCE y los bancos centrales de los países de la eurozona, deben decidir si se pasa o no a esta versión digital de la moneda europea.

¿Por qué un euro digital?

Como en muchos aspectos de nuestra vida, nuestra relación con el dinero también es cada vez más digital. Probablemente ya no realice muchos pagos en efectivo, y si pertenece a una generación más joven, es posible que ya esté interesado o incluso haya invertido en los llamados activos criptográficos como bitcoin.

Estos activos son, según algunos bancos, “representaciones digitales de valores o derechos que pueden transferirse y almacenarse electrónicamente”. Se pueden utilizar para realizar pagos, aunque su uso más habitual es como forma de inversión.

Las criptomonedas, como bitcoin, son un ejemplo de criptoactivo. Ahora, como las criptomonedas no son emitidas ni reguladas por un banco central, su valor resulta ser altamente volátil. Es decir, en un corto espacio de tiempo, pueden subir y bajar varias veces y de forma brusca.

Más recientemente, y como forma de contrarrestar esta volatilidad, aparecieron las stablecoins . Estas monedas digitales de emisión privada se basan en mecanismos que buscan mantener la estabilidad de su valor. Por ejemplo, asociándolo a una cesta de referencia compuesta por activos o divisas. Sin embargo, al igual que las criptomonedas, no existe una regulación o protección legal que permita al consumidor que se le reembolse su dinero si algo sale mal.

La proliferación de criptoactivos puede poner en peligro la preservación de la estabilidad financiera, el mantenimiento de la estabilidad de precios y el correcto funcionamiento de los sistemas de pago. Por ello, bancos centrales como el BCE han estado debatiendo e intentando encontrar soluciones alternativas

El euro digital surge, así como la respuesta del Eurosistema. Su objetivo es crear una moneda digital estable, segura y confiable, emitida por el Banco Central Europeo y utilizada por el público en general, incluido, como un medio de pago más común.

proyección

Por ahora, el euro digital es solo un proyecto en discusión, con muchos detalles aún por definir. Pero ya hay algunas ideas de lo que podría ser esta moneda digital europea.

De tal forma que, según lo planteado, un euro digital tendrá exactamente el mismo valor que un euro físico, con la diferencia de que sólo existe en formato digital. La idea es que sea accesible a todos los ciudadanos o empresas.

¿reemplazará al euro?

- Patrocinado -

Teóricamente iba a complementar al efectivo, pero su llegada podría ser el comienzo del fin de la moneda física. Una intervención emitida en el marco de una conferencia coordinada por el Banco Internacional de Pagos (BIP), ha generado revuelo casi un mes después de su emisión original.

Allí, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, explica cómo el BCE está colaborando con la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y varios ministros de economía para desarrollar el euro digital. Sus anuncios cambiarían la perspectiva.

Ante una moneda única europea representada en billetes, lo que propone el BCE es emitir una divisa digital, que serviría como medio de pago electrónico: «Al ser emitido por el banco central, sería distinto del dinero privado», en clara referencia al desarrollo de criptodivisas como Bitcoin.

“Necesita estar libre de riesgos y respetar la privacidad y la protección de datos. Los bancos centrales tienen el mandato de mantener el valor del dinero, independientemente de su forma física o digital». Esto es: volatilidad mínima”.

Según los expertos, con esto en mente, una de las posibilidades es que, en lugar de tener el euro digital en una cuenta de tu banco, esté en una cuenta, a tu nombre, en el Banco de Portugal. Otra hipótesis sería acceder al euro digital de forma indirecta, es decir, a través de bancos o entidades de servicios de pago.

Por otro lado, en lugar de tener el euro digital en una cuenta de tu banco, esté en una cuenta, a tu nombre, en el Banco de Portugal. Otra hipótesis sería acceder al euro digital de forma indirecta, es decir, a través de bancos o entidades de servicios de pago.

Ventajas del euro digital

Estas son las características positivas del euro digital:

  • Funcionalidades similares a las soluciones de pago modernas
  • Disponible en toda la zona del euro
  • Contribución a la reducción de la exclusión financiera
  • Necesidad de abordar las preocupaciones de privacidad
  • Libre de riesgo y carga
  • Coexistencia con soluciones de pago privadas

¿Cuáles serían los inconvenientes de esta moneda?

Durante la investigación del euro digital, se organizaron y llevaron a cabo «grupos de discusión» en los 19 Estados miembros. Y, de acuerdo con los resultados, se identificaron varios desafíos:

  • Más información y claridad sobre las ventajas del euro digital y su necesidad, teniendo en cuenta los medios de pago que ya existen;
  • Reducción de la voluntad o motivación por parte de los usuarios finales para adoptar nuevos métodos de pago (hay una preferencia aún mayor por reducir la gama de instrumentos disponibles)
  • La diferencia entre el dinero del banco central y el dinero de los bancos comerciales no se comprende bien: ambos se perciben como equivalentes
  • Los ciudadanos sin acceso (o acceso escaso) a cuentas bancarias y medios de pago electrónicos dependen mucho del efectivo
- Patrocinado -

Así las cosas, por el contexto en el que nos encontramos y haciendo una aproximación al futuro, podríamos decir que el dinero en efectivo está destinado a desaparecer como consecuencia de una evolución histórica, los avances tecnológicos y de su relación con las futuras transformaciones socioeconómicas por lo que el dinero físico estaría destinado a desaparecer con el tiempo. ¿Está entonces Europa donde un paso adelantado al resto del mundo?

Publicidadspot_imgspot_img