Estos son los 10 empleos que la tecnología aún no podrá reemplazar

Hace ya un par de décadas que la tecnología se ha ido colando en nuestra cotidianidad, a veces hasta de manera inadvertida. Y en ese proceso, hemos dejado atrás muchas costumbres que hacíamos con nuestro esfuerzo y hoy han quedado reducidas a aparatos y software tecnológicos.

De modo que la Inteligencia Artificial y el Big Data aumentaron la capacidad de las máquinas para tomar decisiones autónomas sobre nuestro diario vivir. Lo que generó que la tecnología también tuviera un impacto directo sobre el mercado laboral en los últimos años a pasos agigantados, haciendo incluso que muchos puestos de trabajo sean automatizados.

Claro está que si bien estos progresos generaron un desarrollo exponencial insospechado hasta hace unos pocos años, aún existen profesiones que no puedan ser sustituidas por la IA.

Maestro de Educación Preescolar y Primaria

A menos que intentemos convertir a nuestros niños en pequeños ordenadores, la profesión de maestro debería ser de las pocas profesiones que se mantengan tal y como las conocemos.

Está claro que tendremos que establecer una edad mínima relacionada con la integración hombre – máquina de cara a la educación emocionalmente satisfactoria que necesitan los más pequeños. ¿Si queremos que se comporten como humanos deberían ser educados por robots? La polémica y las opiniones están servidas.

Atleta profesional

El inventor estadounidense Raymond Kurzweil estima que en 2045 los ordenadores serán mil millones de veces más potentes y poderosos que todos los cerebros de los seres humanos que habiten la Tierra.

Sin embargo, ¿nos imaginamos equipos de fútbol compuestos por robots? ¿Resultaría igual de divertido para los aficionados? ¿Y unas olimpiadas de robots? Está claro que los robots no necesitan superarse y competir por quién es el más veloz, el que salta más alto o quien nada más rápido no tendría el mismo sentido que para los seres humanos tiene el deporte.

Así pues, el trabajo de atleta profesional sería de los últimos en caer en esta futura sociedad de tecnología reinante, a no ser que el deporte dejase de ser una prioridad en nuestros intereses.

Político

¿Robots políticos? La política sin seres humanos parece poco probable en estos momentos. ¿Necesitarán las máquinas la política? A corto plazo no es un concepto que veamos plausible. Por el momento, los humanos serán los únicos en la escena política de la sociedad del futuro. Por ello, (por suerte o por desgracia) estarán entre los últimos profesionales que perderán sus empleos a causa de la era de los robots.

Psicólogos y profesionales de la salud mental

Esta disciplina académica​ y una ciencia que trata el estudio y el análisis de la conducta y los procesos mentales de los individuos o de grupos humanos no es una de las que vaya a correr peligro con la entrada de los robots. Especialmente porque la comprensión de la mente no se da sólo con un análisis de dato, además, va sumado a la interpretación de emociones y sentimientos.

Creativos

- Patrocinado -

Al igual que la mayoría de los empleos mencionados, los trabajos creativos también se beneficiarán en alguna cierta medida de la ayuda de la tecnología, sin embargo, sigue siendo uno de los empleos seguros frente a la robotización de las industrias.

Dentro de esta área hay un gran número de empleos: artistas, pintores, cantantes, músicos, cómicos, creativos, etc. Que están directamente relacionados con la percepción e interpretación de la realidad acompañado del componente emocional.

Trabajadores sociales

Los profesionales que trabajan en el área de trabajo social o salud mental no tienen ninguna competencia con la automatización robótica. Imagínate a un robot haciendo el trabajo de un trabajador social, aún quedan años para ver que eso suceda.

Juez

Esta función requiere evaluaciones objetivas y subjetivas, algo nada fácil para la inteligencia artificial. Hacer juicios subjetivos requiere no solo vastos conocimientos de la ley de cara a su aplicación, sino conocer y evaluar las ramificaciones de sus decisiones con objeto de su juicio sea preciso y justo.

Esta función de juez puede ser ampliada a todos aquellos trabajos que necesiten de una evaluación, como un juez de un concurso de tartas.

Recursos humanos

La propia palabra lo dice: humanos. Y aunque esos recursos sean cada vez menos, alguien tendrá que ocuparse de su gestión, ¿no? Sólo esperamos que en un futuro no haya en las empresas cedan su trabajo de recursos humanos a un departamento con recursos robóticos.

Especialistas en robótica

Programadores/as, diseñadores/as y supervisores/as serán perfiles que no podrán sustituirse fácilmente por las máquinas, porque precisamente serán estos los encargados de crearlas.

Además, el mantenimiento de estos equipos requerirá de ingenieros en robótica, mecánicos expertos y de programadores. Lo mismo ocurre con los asistentes personales, que necesitarán de ayuda humana para responder sobre cuestiones que no están publicadas.

Audiólogo

- Patrocinado -

Un audiólogo se diferencia de un otorrino en que este último se encarga de las lesiones del oído, mientras que el primero corrige las alteraciones relacionadas con la audición (que no tienen por qué deberse a una lesión en el oído). Y es precisamente esa amplitud de su campo de actuación la que les hace prácticamente irreemplazables por una máquina. Su riesgo de automatización es del 0,33%

Publicidadspot_imgspot_img