El lado oscuro de Silvestre Dangond

Su primer éxito nacional llegó en el 2004 con ‘La Colegiala’, la cual fue escrita por él mismo.

Es un cantante, y compositor colombiano de vallenato.3​ Idolatrado por sus fanáticos, apodados silvestristas, es considerado uno de los principales representantes del vallenato de la ‘Nueva Ola’.

Silvestre atribuye sus talentos a su padre, el cantante William José «El Palomo» Dangond Baquero, quien a mediados de la década de los 1970, produjo 10 sencillos con Andrés ‘El Turco’ Gil;​ y su madre, quien proviene de una familia musical y le transmitió su carácter carismático.

En el 2002, firmó con Sony Music y lanzó su álbum debut Tanto para ti, el cual produjo tres sencillos: ‘Quién me Mandó’, ‘Necesito Verte’ y ‘Muñeca de Porcelana’.

Su primer éxito nacional llegó en el 2004 con ‘La Colegiala’, la cual fue escrita por él mismo.

Estos son algunos de los escándalos más conocidos de Silvestre

El beso a Poncho Zuleta

La escena no ocurrió solo una vez, de hecho, ocurrió dos veces en momentos distintos, lo que avivó más la polémica.

La primera fue en el Festival Vallenato en el 2016, cuando Silvestre decidió darle un beso en la boca al legendario cantante Poncho Zuleta.

Pero no contento con eso, un año después, en octubre del 2017, Dangond volvió a darle un pico al ‘Pulmón de Oro’ en una presentación en Bogotá. Algunos fanáticos alcanzaron a grabar el curioso momento.

Tocar las partes íntimas de un menor

Uno de los escándalos más fuertes que ha enfrentado Silvestre Dangond surgió a raíz de un video en el que, durante un concierto, se le ve tocar a un menor de edad en sus partes íntimas frente a miles de personas.

El pequeño se subió a cantar con él, le recibió un par de billetes y luego fue tocado por Dangond. Todo sucedió en el año 2011.

El artista se disculpó con el menor y su familia y argumentó que este gesto es muy tradicional en la región, por lo que no tenía ninguna mala intención.

Borracho

En el año 2018, Dangond decidió hacer una transmisión en vivo a través de su cuenta de Instagram en el que se le ve en alto estado de alicoramiento dentro de un vehículo.

- Patrocinado -

En el video, Silvestre se sinceró y dijo que no le importaba si le decían mal ejemplo e irresponsable porque lo que le importaba era ser feliz.

Al cantante le llovieron miles de críticas pues se pensó que iba conduciendo ebrio, pero esta información no era correcta, pues quien iba manejando era otra persona que no aparece bebiendo en el video.

‘La Mordida’

Los hechos nos llevan al 2019 cuando se viralizó una fotografía en la que se ve a una fanática posando junto al cantante.

Hasta ahí todo normal, pero la controversia se generó por el gesto, que, a modo de broma, decidió hacer Dangond.

El artista posó como si le estuviera mordiendo uno de los senos a la mujer, generando el repudio de miles de usuarios en redes sociales que criticaron su actitud e irrespeto.

Una fiesta en el confinamiento

Una de las polémicas más recientes del artista guajiro se dio en el año 2020 cuando en medio de la Pandemia por covid-19 se conoció que amenizó una fiesta privada con decenas de asistentes.

En redes sociales se dieron a conocer videos de un evento evento en el municipio de Puerto Colombia, Atlántico, y en ellos se ve una gran aglomeración de personas y pocos usando el tapabocas, ni siquiera Silvestre.

Las críticas no se hicieron esperar pues en ese entonces la emergencia sanitaria estaba vigente y en uno de los momentos más críticos.

El “egoísmo de Silvestre”

Para 2020 le llovieron cientos de críticas por la portada de su disco ‘Las Locuras Mías’ al no incluir el nombre de su acordoneoro y primo, Lucas Dangond, en la portada de su trabajo discográfico.

En su momento el Rey Vallenato, Fernando Rangel, fue uno de los acordeoneros en expresar su molestia hacía Silvestre Dangond.

En un contundente mensaje declaró «Bueno en ese CD de Silvestre el pobre Lucas no aparece ni en la parte de atrás del CD, cómo hemos quedado los acordeoneros valiendo tres tiras».

Además, Rangel hizo un llamado de atención a sus colegas para recuperar su espacio en el género y preservar la tradición.

Publicidadspot_imgspot_img