10 señales que indican que eres rico y tú no lo consideras así

Muchas personas tienen el sueño de convertirse en millonarios en algún momento de su vida, bien sea por medio de loterías, juegos o exhaustos ahorros que parecieran no tener fin. Pero, hay otros sujetos que a pesar de no tener esa aspiración, tienen más dinero de lo esperado. En Q’PASA te contamos cuáles son las diez señales que indican que eres rico, pero no lo consideras así.

  1. Te es fácil vivir por debajo de tus ingresos

Si estás acostumbrado a vivir por menos de lo que ganas, este es un gran indicativo de que eres rico. Es importante hacerse responsable de la gestión del dinero, pues si en algún momento llegas a requerir un préstamo para tomar una deuda positiva (de inversión), podrás pagarla mucho más rápido y sin pasar necesidades. 

  1. No tienes demasiadas deudas y vives más feliz por ello

Acorde con el empresario Robert Kiyosaki, autor del famoso libro Padre Rico, Padre Pobre, “La mayoría de las personas no se dan cuenta de que en la vida no se trata de cuánto dinero ganas. Es cuánto dinero te quedas”. 

Expertos han asegurado que el tener deudas puede causar estrés, ansiedad y angustia por no saber cuál débito pagar primero. Puede que prefieras tu tranquilidad al endeudamiento. Esta es otra clara señal de que eres más rico de lo que piensas.

  1. No se te dificulta ahorrar dinero

Siguiendo con el primer punto, gracias a que vives por debajo de tus ingresos, te es mucho más fácil el ahorrar el excedente de tu salario. Además, si eres afortunado de recibir una herencia, sabrás que no es bueno gastar ese dinero en su totalidad y rápidamente, pues hay métodos para administrarlo.

  1. Eres calculador cuando se trata de invertir

No te suelen convencer rápidamente los negocios a los que te invitan a hacer parte, pues tienes una mente calculadora, la cual analiza cada detalle respecto a las ganancias y riesgos que podría tener dicho negocio.

Además, prefieres no invertir tu dinero en un solo lugar, pues así evitas tener pérdidas garrafales.

  1. Sabes que el dinero no es malo

Tal vez has escuchado más de una vez las frases “El dinero no es bueno” o “Es mejor ser pobre y feliz”, estos son pensamientos de personas con mentalidad de pobre, las cuales puede que jamás alcancen a tener libertad financiera.

Según el millonario Steve Siebold, “Muchas personas tienen una relación disfuncional con el dinero. Después de todo se nos enseña que el dinero es escaso, difícil de ganar y más difícil de mantener”.

Si tu no tienes este pensamiento, ¡Felicidades! Estás un paso más cerca de ser aún más rico, pues sabes que el dinero libera y te da tranquilidad económica.

  1. Disfrutas invertir el dinero 

Varias personas detestan tener que invertir su dinero en algo que en verdad necesitan, pues saben que van a quedar sin suficiente efectivo para poder llegar a final de mes. En cambio, tú disfrutas comprar cosas que requieres y que te hacen feliz, pues sabes que el dinero también se hizo para ser disfrutado.

  1. Tienes visión, pasión y compromiso con tu trabajo

Tan solo tú sabes cuánto tiempo, conocimiento y entrega te cuesta el trabajo que realizas. ¿Disfrutas cada proceso y no te gustan los atajos que sabes que te pueden perjudicar?. Estás un paso más cerca de aceptar que eres más rico de lo que crees.

  1. Te motivan más cosas que solo el dinero

¿Amas ir a trabajar todos los días? ¿tienes una pasión lo suficientemente ardiente para levantarte de la cama cada mañana? ¡Esto te puede llegar a convertir en millonario!.

Varios multimillonarios han asegurado que, a parte del dinero, lo que los motivó fue el resolver problemas, perseguir pasiones y esforzarse por construir su propio imperio.

¿Qué te motiva?

  1. Sabes controlar tus finanzas

Eres capaz de realizar presupuestos y cumplirlos para así no tener que gastar de más a fin de mes. De acuerdo con el libro de Sophia Amoruso, #Girlboss, citada por el sitio web medium.com, “Estar en una buena situación económica puede abrirte muchas puertas, mientras que una mala situación puede cerrarlas de golpe”.

  1. No temes cometer errores

Nadie es perfecto, así que sabes que de los errores siempre vas a aprender una gran lección, la cual te guiará en un futuro. Así que, si no temes que tu tranquilidad dependa solo de tu éxito financiero, sabrás que cada vez te harás mucho más rico.

Lo último




Cerrar