Cómo tener diferentes fuentes de ingresos y lograr independencia económica

Desde el marketing de asociados hasta el alquiler de un mueble, son muchas las fuentes paralelas de las que puedes obtener dinero. Sin embargo, lo más importante es que tengas un plan que te permita organizarte para poder obtener esa independencia económica que deseas.

Todos hemos soñado en algún momento con poder obtener grandes ingresos económicos y vivir con muchas comodidades sin depender del salario de un trabajo o de otra persona que pueda cubrir nuestros gastos.

Sin embargo, tan maravillosa situación parecería que no fuera más que eso… un sueño. Pues, según lo que sabemos suele ser complejo tener una cuenta de ahorros con millones que nos permitan vivir donde y como queramos.

A pesar de lo que aparenta ser esta ‘triste realidad’, hay algunas formas de conseguir ser financieramente libres. Por eso, en Q’ Pasa te contamos cómo tener diferentes fuentes de ingresos y lograr la tan anhelada independencia económica.

Consejos para alcanzar la independencia financiera

Antes de encontrar los métodos para aumentar ingresos, lo más importante es tener un plan para que cualquier cosa que hagamos para alcanzar nuestros objetivos pueda ser exitosa.

De este modo, lo que realmente hay que comprender es que, independientemente de cuánto ganas ahora, para conseguir ser independiente existen unas prácticas que te ayudarán a lograrlo.

Porque, de nada vale tener grandes movimientos en la cuenta, si al final vamos a seguir ‘esclavizados’ con nuestros hábitos. Con esto en mente, te sugerimos seguir estos consejos que te permitirán alcanzar la independencia financiera.

  • Controla los gastos: Antes de salir a gastar tu dinero, separa tus gastos fijos, los imprevistos, un poco para ahorrar o invertir y define un porcentaje para gastar contigo mismo. Por eso, es indispensable que si te das algún gusto sea acorde con tu presupuesto.
  • Utiliza hojas de cálculo organizadoras: Las hojas de cálculo son excelentes para mostrar la realidad de lo que hemos gastado. Y para tener independencia financiera es muy importante saber cuánto ganas y cuánto gastas. Usa una tabla para llevar todos los registros.
  • Usa las tarjetas de crédito de forma inteligente: Cuanto más se utiliza la tarjeta de crédito, más deudas se acumulan. Todo esto sin contar con los intereses bancarios por las nubes, que aumentarán aún más tu deuda. Por eso es importante que no la utilices por impulso. Analiza con precisión si tendrás el dinero para pagar la factura sin necesidad de retirar dinero de tus ahorros.
  • Piensa a largo plazo: Es necesario tener un plan muy claro, o sea, realizar una planificación completa que te permita alcanzar tus metas en el tiempo deseado con los ingresos que obtienes y crea con ellas objetivos que sean realmente alcanzables.

Teniendo esto claro, ahora te contamos que fuentes de ingresos puedes tener.

Marketing de afiliados

Con el marketing de afiliación las empresas te pagan por cada venta que les refieres a través de tu web.

La estrategia más habitual es crear una web donde publiques análisis y recomendaciones de un tipo de productos. De este modo, por cada cliente que les envías a través de tus enlaces, el vendedor te dará una comisión.

Existen muchas plataformas de afiliación (como Shareasale o Awin.) pero la más conocida es Amazon Afiliados.

Se trata de un sistema muy pasivo porque una vez que tus análisis estén recibiendo visitas, tu web empezará a generar dinero las 24 horas del día.

Crea tu propio blog y ofrece tus servicios

- Patrocinado -

La idea es crear un blog donde escribas contenidos sobre una temática que te guste y domines (productividad, inteligencia emocional, viajes, seducción, etc), posicionarte como un experto, crear un producto pasivo y venderlo.

Un producto pasivo podría ser un curso en pdf, un videocurso con las clases grabadas, un libro o un área del blog exclusiva para suscriptores.

Es decir, cualquier cosa que puedas crear una vez y olvidarte de ella, y que te cueste lo mismo vender una que doscientas.

Vende cursos en plataformas

Si te atrae la idea de crear un curso online pero no quieres pasarte meses creando contenidos para tu blog, siempre puedes publicarlo en una plataforma de formación.

Se trata de plataformas como Udemy o Tutellus, donde puedes ganar dinero vendiendo tu propio curso de pago.

Estas webs ya reciben miles de visitas al día de gente que busca cursos de formación, y la clave es crear uno que satisfaga la demanda y expectativas de los usuarios.

Alquila un inmueble

Si tienes el dinero y la posibilidad de comprar un inmueble, es una gran oportunidad, pues es un ingreso muy estable, que además se va valorizando con el tiempo.

Incluso puedes pensar en la posibilidad de adquirirlo con un préstamo para que se pague con el mismo ingreso del alquiler, si eres organizado, después de un tiempo, ya se convertirá en un ingreso fijo que irá directamente a tus cuentas.

Dropshipping

El sistema dropshipping te permite generar ingresos con un ecommerce sin tener que hacer envíos ni gestionar stocks. Así se convierte en un método totalmente pasivo.

La idea es crear una página web que actúe como tienda online donde captarás clientes y recogerás pedidos, y asociarte con un fabricante o mayorista para que se ocupe de los envíos.

Existen programas que le envían los datos del pedido al fabricante en tiempo real. Así le puede hacer llegar el producto al cliente sin que sea necesaria tu intervención.

Publicidadspot_imgspot_img