Publicidad

Esta es la “micro-nación” dentro de Estados Unidos donde puedes ir a la cárcel por comer cebolla y espinaca 

Una pequeña micronación en el estado de Nevada en Estados Unidos que cuenta con 38 habitantes tiene dos extrañas prohibiciones. 

Aunque el lugar es visitado por miles de personas de todo el mundo, puede llevarte a la cárcel si eres sorprendido comercializando cebollas o espinacas

La República de Molossia se estableció por primera vez en 1977 como la Gran República de Goldstein.

Esto antes de cambiar a su nombre actual, según la información que se conoce al respecto. 

Molossia es en realidad una variación de la palabra hawaiana ‘maluhia‘ que significa armonía y paz dijo uno de sus habitantes a un medio local en un reportaje. 

La pequeña nación, que no está reconocida por la ONU, alberga a personas que en su gran mayoría no viven en la nación. 

Su fundador  

Kevin Baugh, su fundador, dueño y creador explico en entrevista con varios medios que sólo hay tres humanos y tres perros que viven en el territorio nacional ubicado de forma permanente. 

Allí viven su esposa, la primera dama, y su hija de 20 años, que es jefa de policía. 

Su hija, cuyo nombre no fue identificado, viajó en nombre de Molossia para interactuar con otras micronaciones en Canadá, México y Europa, según The Sun. 

«Le ha dado una perspectiva de la vida más amplia de la que creo que mucha gente tiene», dijo su padre. 

- Patrocinado -

La razón de la prohibición 

Además, por muy extraño que parezca que la nación aparece cerca de la frontera entre Nevada y California, también tiene algunas reglas extravagantes, incluido el título completo de Baugh:  

Su máxima autoridad es su excelencia, presidente, gran Almirante coronel, doctor Kevin Baugh, presidente y Raïs de Molossia, protector de la Nación y Guardián del Pueblo. 

Los ciudadanos y visitantes del país tienen prohibido traer cebollas, espinacas al país sin importar la razón por la que lo traigan. 

De acuerdo con Baugh, la sencilla razón por la que la cebolla y la espinaca está prohibida es porque no le gusta.  

«Las cebollas no están permitidas porque simplemente no me gustan, y soy el dictador, así que puedo decir cosas así», dijo Baugh al medio británico. “Cuando infringe las reglas y trae bagre a nuestro país, va a la cárcel. 

Cuándo se fundó 

La micronación está ubicada cerca de la frontera entre California y Nevada en Dayton.  

La República de Molossia se estableció por primera vez en 1977 como la Gran República de Goldstein antes de cambiar a su nombre actual. 

La pequeña nación, que no está reconocida por la ONU, alberga a menos de 40 personas, la mayoría de las cuales no viven en la nación de 11 acres. 

- Patrocinado -

“Simplemente nos gusta hacer cosas diferentes, únicas y excéntricas en nuestro país”, dijo su fundador. 

Sólo han tenido que encarcelar a unas pocas personas, pero se utiliza principalmente para «encarcelar brevemente a los turistas que traen contrabando a Molossia», explica Baugh. 

Agregó el también presidente que: «Es sorprendente cuánta gente se emociona al ser encarcelada en un país del tercer mundo». 

Hay que sellara el pasaporte  

La nación entera fue creada desde “cero” a partir de un desierto vacío, lo que, según Baugh, lo enorgullecía. 

«Estoy muy orgulloso de lo que he creado», dijo en medio de una entrevista con medios del estado de Nevada. 

“No había nada allí antes de que nos mudamos y lo declaramos nuestro país. Era simplemente un desierto vacío”, dijo la máxima autoridad del territorio en cuestión. 

A pesar de no estar reconocido como país, los visitantes de Molossia pueden sellar sus pasaportes y se debe pagar impuesto en su visita como cualquier nación del mundo. 

Buscan ser reconocidos 

En este lugar están trabajando para convertirse en una verdadera nación soberana, dijo Baugh al medio americano The Post. 

«Aunque todavía no somos reconocidos por otras naciones establecidas, estamos trabajando en eso para que pronto sea una realidad». 

En cuanto a la mejor parte de vivir en su propia nación, Baugh dijo que: “Las micronaciones son una extensión de la imaginación y la creatividad y las aprovechamos al máximo a medida que construimos”. 

  • Imagen de portada tomada/Quo
Publicidad