Lujos y excentricidades, así es la vida de los multimillonarios en la Florida

Palm Beach es la hermética y lujosa isla donde los multimillonarios de Estados Unidos se retiran. Este privilegiado rincón de Florida en el que tenía residencia la mayoría de los magnates tiene mansiones con muelle privado y más.

Yates, carros convertibles, cuerpos perfectos, mansiones equipadas con cualquier cosa que se te ocurra… ¡Sí! Definitivamente Florida y especialmente el sur exuda dinero por todos lados. Por eso, no es extraño que Miami ocupe el puesto número 7 de las ciudades con el mercado inmobiliario más lujosos que existen en el mundo.

Así que tampoco es nada raro que Palm Beach, sea la hermética y lujosa isla donde los multimillonarios de Estados Unidos se retiran. Este privilegiado rincón de Florida, en el que tenía residencia Jeffrey Epstein y al que se ha mudado Donald Trump tras abandonar la Casa Blanca, cuenta con un legado arquitectónico hispano-árabe diseñado por el afamado Addison Mizner.

La isla de los famosos’

En la Bahía de Biscayne hay una pequeña y protegida isla privada llamada el «búnker de los millonarios» donde viven las personas más alto standing y riqueza de Miami.

Indian Creek es una comunidad de 34 hogares en donde tan solo hay 42 personas según datos de 2017. El multimillonario inversor Carl Icahn, la supermodelo Adriana Lima, el cantante español Julio Iglesias y el entrenador de los Miami Dolphins, Don Shula, son solo algunos de los elitistas residentes de la isla.

Beyonce y Jay-Z también fueron propietarios una casa en la isla, pero se la vendieron a un empresario alemán en 2010 por 9,3 millones de dólares.

La isla se mantiene protegida gracias a un cuerpo privado de 13 policías que patrullan los perímetros de la isla, según cuenta Nelson Gonzalez, un agente de una inmobiliaria de lujo y vicepresidente de EWM Realty International.

La clave para quienes allí viven son la privacidad y sobre todo la seguridad. Los residentes están protegidos por un pequeño cuerpo de policía interno formado por una docena de agentes de seguridad, que patrullan por sus aguas las 24 horas al día y los siete días de la semana.

De hecho, para poder entrar a la isla por carretera, a través del puente que la une con la calle 91, hay que pasar por una garita de control donde o se es residente o se está registrado como invitado.

Las generalidades de esta vida de ricos

El espacio urbano en Palm Beach tiene un significado diferente a otros contextos. No es como en otros exclusivos lugares, donde el espacio público es activo. Allí la mayoría de las veces que se sale es en carro, no hay mucho sitio para caminar porque las aceras están reducidas a la mínima expresión. Las personas tienen burbujas que los protegen. Y precisamente los lujos vehículos son la primera.

Vehículos que terminan convirtiéndose en colecciones, pues la mayoría de estos millonarios además de jets privados, yates de lujo tienen en sus garajes cantidades exorbitantes de carros como de marcas como Bugatti, Aston Martin, Lykan, Mc Laren, Lambhorgini, Koenigsegg, Maybach, Rolls Royce y más que pueden costar hasta 5 millones de dólares.

- Patrocinado -

Incluso el concepto de playa es distinto a la idea que se tiene de estos lugares paradisiacos. “En otros sitios del mundo tienes paseos marítimos, y la playa está vinculada con el espacio público, sin embargo, aquí no es así. En la calle que va a lo largo de la costa no se puede aparcar en ningún sitio, de ahí que las mansiones tengan prácticamente garantizado que nadie se pueda acercar. En Palm Beach se valora mucho la privacidad, las mansiones son como una especie de islas dentro de una isla.

Las tiendas de lujo

Valentino, Christian Louboutin y Prada son algunas de las tiendas más visitadas por los millonarios de Miami. Cuando buscan darse un capricho derrochando moda el Bal Harbour Shops abre sus puertas.

De hecho, sabrás que has llegado al paraíso de la alta costura tan pronto como atraviese la puerta de este gran centro comercial con una ubicación privilegiada en el elegante pueblo de playa de Bal Harbour, justo enfrente del Océano Atlántico. Inmediatamente, te encuentras con filas de autos elegantes y un desfile de personas vestidas como si estuvieran listas para la pasarela.

Estos ricos aquí gastan su fortuna en marcas como Chanel , Gucci , Prada , Valentino , Neiman Marcus y quinta Avenida de Saks , junto con marcas como la casa de moda de lujo francesa Balmain , zapato de celebridad favorito Aquazzura , Marca italiana de zapatillas de alta gama Ganso Dorado y nombre de moda australiano Zimmermann . Los ricos que más gastan en relojes de alta gama lo hacen en la crème de la crème como Rolex de Tourneau,  y el elegante Richard Mille boutique, para relojes excepcionalmente complicados que a menudo usan estos ricos y famosos por valores que pueden llegar hasta los 4 millones de dólares y contando si quieren algo de extrema exclusividad.

Publicidadspot_imgspot_img