Ventajas de tener gatos como mascotas

El compartir con una mascota es el acto de responsabilidad más grande que puede tener una persona. Además, el tener a un “peludito” en casa puede generar sensaciones de seguridad, protección, y algunos expertos aseguran que ayuda con la depresión. Si quieres adoptar a un animal, en Q’PASA te contamos cuáles son las ventajas de tener un gato.

  1. Disminuye el estrés

Algunos estudios han asegurado que el tener a un gato como mascota podría reducir potencialmente los niveles de estrés, llegando a afectar positivamente en un 30% el sistema cardiovascular y cerebrovascular.

  1. Son más independientes que los perros

Dos de las características que más marcan la diferencia entre los gatos y los perros son su independencia e higiene. Estos primeros suelen comer cuando quieren (“porcionan la comida” así tengan un plato lleno), se bañan solos, hacen sus necesidades sin requerir de un humano cerca y aman tener su arena limpia.

  1. Ayudan a dormir mejor

Un estudio realizado por el Centro de Medicina del Sueño de la Clínica Mayo, citado por el sitio web Goodnet, recopiló que el 41% de las mujeres prefieren dormir con sus gatos que con sus parejas, pues es más confortable.

  1. Poseen un efecto terapéutico en personas con autismo

Un estudio publicado por la Universidad de Queensland, Australia, informó que los niños autistas al tener un gato, son más propensos a poder hablar, sonreír y relacionarse, pues este pequeño animal les ayuda a tranquilizarse y a tener un poco más de autoconfianza.

  1. Si tienes hijos, el tener a un gato les ayudará con su sistema inmunológico

De acuerdo con el jefe de la sección mecanismos alérgicos del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Marshall Plaut, los niños menores de un año que son expuestos a animales domésticos, poseen menos probabilidades de desarrollar alergias hacia ellos y hacia los ácaros del polvo.

  1. Ayudan a mejorar la salud emocional

Si eres una persona que se siente muy solitaria, el tener un gato podría ser una gran solución. Aunque estos felinos domésticos son muy independientes (y en ocasiones parecen fríos y distantes), suelen demostrar su amor hacia sus humanos constantemente.

  1. Se cree que su ronroneo tiene propiedades curativas

Algunos estudios han comprobado que el ronroneo de felinos salvajes y domésticos producen una frecuencia entre 20 y 50 Hz, lo cual estimularía la curación de tendones y músculos; y además, ayudaría a disminuir el dolor.

Publicidadspot_imgspot_img