Publicidad

Una escuela española está enseñando a cocinar, limpiar y tejer a niños para eliminar la desigualdad 

Con esta iniciativa se espera que los jóvenes puedan contribuir mucho más en su hogar y depender de ellos mismos en tareas como cocinar.

Cuidar de uno mismo y de nuestro espacio en casa es totalmente vital, aunque muchos padres promueven la idea de que las tareas domésticas son cosa de niñas y de las madres. 

Esto deja a la mayoría de los hombres sin las habilidades necesarias para la vida para cuidar de sí mismos de forma independiente. Por ello, nació esta particular iniciativa en esta escuela española. 

Aprender a cuidar el espacio en el que vives y a alimentarte no es nada de qué avergonzarse y es sin duda una de las habilidades más importantes para la vida.  

Pero los padres tienden a olvidarse de enseñar a sus hijos a ser totalmente independientes en este aspecto y a poder cuidar de sí mismos.

Un legado machista  

En la mayoría de las familias, son las niñas a quienes se les enseñan tareas domésticas como cocinar, limpiar, lavar y planchar.

Pero no los niños porque la idea predominante es que las niñas necesitarían estas habilidades. 

Así las cosas, y dado que hoy en día, niñas y niños son enviados a la escuela, debería ser igual el trato de tareas en casa.

Lo cierto, es que esta iniciativa busca cerrar la brecha de género a la hora de realizar las tareas del hogar.

Y gestionar un hogar fue lanzada en 2018 por el colegio Montecastelo, un instituto ubicado en Vigo, una localidad cercana al noroeste de España. 

En cabeza del término «economía doméstica» que hace referencia a la ciencia de operar unidades domésticas de manera eficiente, cómoda y sustentable.  

- Patrocinado -

La clase ha sido un gran éxito para los estudiantes y padres que apoyaron la idea.

Es un espacio voluntario 

La clase se imparte de forma voluntaria por parte de ciertos miembros del personal docente.

Así como de representantes del campus del colegio e incluso los padres de algunos de los estudiantes que toman la clase. 

Cualquier resistencia que los estudiantes varones enfrentaron inicialmente en sí mismos desapareció según la escuela en mención.

Fue así, que cuando se dieron cuenta de que las tareas del hogar son tareas bastante simples siguieron tomando las clases. 

Cuando un colegio ofrece estas habilidades como una clase adicional, elimina el estigma asociado con que los niños hagan las tareas del hogar.

Asimismo, ayuda a los niños a comprender desde pequeños la necesidad de compartir tareas que contribuyen a crear un espacio personal que funcione sin problemas.

Ahora, Montecastelo planea aumentar el acceso a este curso para estudiantes de edades desde los 10 años.

- Patrocinado -

Mientras que muchas otras instituciones educativas en España han comenzado a seguir su ejemplo ofreciendo este tipo de clases. 

Otro ejemplo  

Los programas que enseñan a los estudiantes habilidades prácticas como coser y cocinar están vigentes y coleando en muchas escuelas intermedias del área.  

Pero la escasez de maestros certificados y las nuevas directrices estatales que añaden flexibilidad a los planes de estudios de las escuelas intermedias han hecho que algunas escuelas se alejen de las clases tradicionales de economía doméstica. 

Los estudiantes de séptimo y octavo grado del Distrito Escolar Central de Westmoreland en Estados Unidos, toman clases de habilidades para la vida que forman parte del departamento de negocios del distrito.  

En el distrito escolar central de Mount Markham, los estudiantes de secundaria toman un semestre y medio de una clase de agricultura. 

La maestra de hogar y carreras Drusilla Horn, una veterana con 27 años de experiencia docente en el Distrito Escolar Central de Whitesboro, todavía enseña a cocinar a estudiantes de séptimo grado. 

Dado que es menos probable que las familias cocinen juntas que en generaciones pasadas, Horn dijo que cree que los estudiantes necesitan la clase más que nunca. 

Las estructuras familiares son muy diferentes hoy en día debido a la vida tan ocupada que llevan las personas. 

Por eso se hace necesario que los estudiantes puedan adquirir conocimientos básicos que van a utilizar todos los días y en cualquier momento como lo son los conocimientos caseros u oficios varios. 

  • Imagen de portada tomada/Colegio Montecastelo
Publicidad