Así es la vida de los latinoamericanos sin documentos en España

Las ofertas de trabajo para los latinos sin documentación en España suelen parecer escasas, pero siempre hay posibilidades a explorar como camarero o cuidador de familia,

Si hay un país con el que los latinos sienten afinidad para iniciar una nueva vida ese es España, sus raíces, la cultura y hasta el idioma, hace que sea la primera opción para muchos que quieren emigrar de la región.

El viaje a España puede simbolizar en la mente de muchos latinos el regreso a un origen lleno de castillos, el lugar de donde provinieron abuelos y padres y al cual puede ser una salvación volver.

De hecho, se calcula que el 43% de los extranjeros en régimen general en España provienen de América Latina, principalmente de Ecuador (13%), Colombia (8%), Bolivia (6%), Perú (5%), República Dominicana (2%), Argentina (2%), Paraguay (1.5%) y Brasil (1%).

Sin embargo, esta cifra se queda corta para la cantidad real de latinoamericanos que se encuentran en el país ibérico, pues un gran número se encuentran indocumentados, y en este sentido son invisibles ante las estadísticas, y generalmente no se les expulsa, pero tampoco se les regulariza.

Aún así, según un reporte de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA), en ese país hay unos 500.000 inmigrantes ilegales, cifra que aumenta cada día pues, quienes llegan con la intención de quedarse aseguran que «Hay muchas formas de tener residencia en España pero son utópicas. Los requisitos son muy inalcanzables, complicados”.

¿Cómo viven entonces los latinomericanos sin documentos en España?

Bajo las sombras

Quienes viven de forma ilegal en España, casi siempre viven sin derechos, no tienen acceso al médico y no pueden trabajar. Es la historia de empleadas del hogar pero también de manteros, jornaleros y peones de obra.

“Eliges el trabajo de interna para no pisar la calle, pero esto lleva al abuso. Padecí acoso sexual en el trabajo. Como eres latina, pretenden que incluyas servicios sexuales en los 10 euros que te pagan la hora”, resume Marta Arboleda, una colombiana de 42 años que ahora tramita la nacionalidad, pero tardó tres años y medio en conseguir su residencia.

“No puedes fallar. Tienes que ser perfecta en el trabajo para conseguir el contrato. A veces te despiden antes de que se te cumpla el tiempo necesario para no tener que regularizarte. ‘Estás ilegal. Podemos llamar a la policía. Agradece que tienes casa y trabajo’, te dicen”.

Los trabajos más demandados

Las ofertas de trabajo para los latinos sin documentación en España suelen parecer escasas, pero siempre hay posibilidades a explorar. El tema es que para un empresario contratar ilegales puede significar una multa que quizá no esté en capacidad de pagar. Esto crea miedos que pueden inhibir nuestras posibilidades de lograr contrataciones fijas en lugares públicos. Pero de manera informal, dinámica, en un ámbito más privado, quizá existan opciones.

Cuidador de familia

- Patrocinado -

La opción de ser cuidador en una familia, quizá para niños pequeños o bien para una persona de edad avanzada en necesidad de asistencia, siempre resulta una opción de trabajo entre laborantes ilegales. Al ser una actividad en el entorno más privado posible, el doméstico, se aleja la posibilidad de sanción.

No es un trabajo particularmente popular por el alto nivel de paciencia, resistencia física y estabilidad emocional que requiere, por lo cual podrán haber más oportunidades para extranjeros dispuestos al esfuerzo. Además, el contacto íntimo con un círculo familiar español brindará buenas expectativas legales para argumentar el arraigo.

Camarero, barman o auxiliar de eventos

Es difícil que se ofrezca la inclusión fija en una nómina siendo ilegal. Pero en algunos ambientes crecidos a la sombra del turismo, es posible trabajar a destajo para eventos particulares, sabiendo que tendrán fin en 24 o 48 horas. Camareros, barman o guardias de seguridad pueden ser algunos roles a asumir. Si se mantiene un buen ritmo de trabajo y una buena cadena de eventos, es posible hacer vida en España por ciertos períodos de tiempo.

Obreros, cargadores, jardineros o carretilleros

Misma lógica de destajo se aplica a sectores agrarios o de construcción. Se pueden buscar labores de unas cuantas semanas o días basados en un propósito a corto plazo, como la apertura de un boquete, la movilización de cierto material a un lugar determinado o la poda durante una fase vegetal específica.

Enseñanza particular de idiomas

Una ventaja que puede aprovechar como extranjero en ciertos casos es conocer un idioma extra. Si bien es cierto que colegios y universidades tropezarán con el mismo problema de la ilegalidad, las casas particulares pueden abrirte sus puertas para ser un profesor de idiomas por tiempo limitado para niños o adolescentes que lo necesiten. Es una experiencia que puede resultar importante a futuro si te interesa el área pedagógica.

Trabajo informal por cuenta propia

Es la opción que tiene menos forma, pues puede asumir cualquiera. El comercio informal es bastante practicado por extranjeros en España, aunque siendo acosado por restricciones y multas. Y aunque un emprendimiento se verá lastrado por la ilegalidad, puede ser un período de creación de contactos para el arraigo.

¿Legalización?

El Gobierno ha aprobado este martes la reforma del Reglamento de extranjería, un decreto que flexibiliza trámites para conceder autorizaciones de trabajo y que, como principal novedad, permitirá a inmigrantes sin papeles con dos años en España regularizar su situación si se forman, medida que busca cubrir puestos poco demandados.

De acuerdo con el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha considerado que la reforma permitirá abordar con mejores instrumentos los retos migratorios y propiciar una migración «regular, ordenada y segura».

- Patrocinado -

Con esto se busca favorecer la incorporación de inmigrantes al mercado laboral, asume que los actuales procedimientos son en muchos casos «lentos e inadecuados», lo que genera periodos prolongados de irregularidad y se convierte en un caldo de cultivo para la economía sumergida.

Publicidadspot_imgspot_img