Canadá o Estados Unidos ¿Cuál ofrece en realidad el sueño americano?

El ideal de muchas personas ha sido basado en lo que conocemos como ‘sueño americano’. Sin embargo, para muchos, este sueño de progreso es ahora más fácil conseguirlo en Canadá. ¿Será cierto? En Q’Pasa te contamos algunos aspectos por los que asalta la duda.

“El sueño americano” es una expresión que está presente en nuestras vidas, casi que desde que nacemos. Pero, de hecho, la primera vez que se conoció la frase fue en 1931 en el libro de James Truslow The Epic of America.

A partir de allí, ha sido un término acuñado por millones de personas en todo el planeta que buscan tener una vida exitosa, con oportunidades y de calidad en Estados Unidos.

Pero… ¿Sigue siendo hoy el país del tío Sam, el mejor lugar para tener éxito, oportunidades y calidad de vida?

Al parecer, según los datos de inmigración, algunos expertos y una gran cantidad de personas, Canadá compite en franca lid con Estados Unidos como la primera opción para empezar una nueva vida.

 ¿Podríamos entonces considerar al ‘Gran Norte Blanco’ como la nueva versión del sueño americano? Revisémoslo desde diferentes puntos de vista.

La aceptación de migrantes

Uno de los aspectos más importantes cuando se llega a vivir a un país extraño, es la necesidad de sentirse aceptado y no discriminado.

En este sentido, parecería que Canadá es más apropiado. Incluso, el país de la hoja de maple se ha fijado el objetivo de incorporar 401.000 inmigrantes este año y hasta 421 mil en 2023.

- Patrocinado -

Todo esto en el marco de un movimiento en curso llamado Iniciativa del Siglo que promueve la idea de apuntar estratégicamente a lograr una población de 100 millones de personas para 2100.Lo que insta al gobierno federal a aumentar la población anual, de hecho, la inmigración apunta aún más lejos: del 1% de la población al 1,25%.

La baja tasa de natalidad y una fuerza laboral que envejece significan que Canadá debe recurrir a la inmigración para crecer. Es por eso que los recién llegados representaron más del 80% del crecimiento de la población del país en 2019

De tal forma que muchos especialistas señalan que Canadá liderará la futura carrera de inmigración global y superará a los Estados Unidos como destino para las masas cansadas, pobres y apiñadas.

Con todo esto, muchos ven representado a Canadá como una especie de caso heroico en un mundo en el que tendemos a pensar que la xenofobia, el proteccionismo y el populismo son las narrativas políticas impulsoras del mundo.

En contraposición, Estados Unidos sufrió un gran revés en esta percepción durante el período de gobierno de Trump, que tuvo una especial aprobación al racismo, la xenofobia y el desprecio hacia los inmigrantes, que fue aún más marcado por la construcción de un muro fronterizo con México.

Oportunidades laborales

Si hay un aspecto fundamental y casi que irremplazable para alcanzar el objetivo principal del ‘sueño americano’ son las oportunidades laborales, y tanto en Estados Unidos como en Canadá las hay.

Para el caso de Estados Unidos, el sector con más ocupación para extranjeros es el sector servicios, con un 80 % de la población activa. Dentro de este, las actividades con mayor peso son las relacionadas con el área sanitaria, profesiones liberales y hostelería.

En lo que respecta a las condiciones laborales, el trabajo a tiempo completo implica 40 horas semanales. Todo lo que exceda de esta cantidad debe ser pagado como horas extra.

Por otro lado, en Canadá la mano de obra calificada es muy cotizada. Si posees la información correcta, una capacitación adecuada y un nivel de inglés alto, acorde con el área profesional en la que te desempeñas, las oportunidades para conseguir un buen puesto de trabajo son altas.

Las tres industrias con mayor oferta para extranjeros son tecnologías de la información y software, construcción y comercio al por mayor.

En Canadá una jornada normal de trabajo diario es de 8 horas, y 40 horas semanales. El tiempo máximo para trabajar es 48 horas semanales, incluidas como horas extras, las cuales se pagarían 1,5 veces más al salario por hora. Además, los trabajadores tienen derecho a media hora de descanso luego de 5 horas continuas de trabajo.

Para ambos destinos hay una baraja de posibilidades, pero de acuerdo con algunas opiniones al haber pocas grandes ciudades en Canadá, la mayoría de las personas emigra a estos lugares, por lo que hay una gran competencia.

Por su parte, Estados Unidos tiene una condición particular, y son los altos niveles de estrés debido al trabajo, pues la presión para poder escalar es bien conocida.

Sistema de salud

Por supuesto que una de las principales preocupaciones sin importar el lugar donde nos encontremos es la atención en salud. Y si vamos por ese ‘sueño americano’ hay que prepararse para enfrentar cualquier inconveniente que pueda presentarse en este ámbito.

Así las cosas, es importante describir cómo funcionan los sistemas de salud tanto en Canadá como en Estados Unidos.

En Canadá, el Estado garantiza el acceso de sus residentes a los servicios de salud y proporciona la infraestructura y los recursos necesarios para que el sector privado los provea.

Es decir que Canadá ha logrado mantener un equilibrio relativamente bueno entre el modelo de atención de salud libre y empresarial de Estados Unidos y los sistemas únicos e integrales, como el británico o el sueco, en que el Estado ejerce un control más riguroso.

Si se sopesan sus virtudes y deficiencias, el sistema canadiense parece superior al de Estados Unidos.

La diferencia radica en los fundamentos de cada sistema: mientras que el sistema estadounidense defiende a ultranza la libertad individual, el canadiense se preocupa por el bienestar colectivo.

Uno de los grandes problemas del momento es el continuo incremento del gasto en salud, cuyo control se ve limitado por el envejecimiento de la población, unido a la creciente necesidad de atención hospitalaria, y el enorme consumo de nuevas tecnologías.

Por su parte, en el 2021 Estados Unidos ocupó el último lugar en acceso a la atención médica, equidad y resultados entre los países de ingresos altos, a pesar de gastar una parte mucho mayor de su economía en salud, puesto que obtiene desde hace 7 años, entre los 14 países evaluados.

Según el informe, el seguro médico en Estados Unidos no brinda suficientes protecciones, lo que compromete la salud y las finanzas de los estadounidenses. Eso obliga a las personas a dejar de recibir atención médica o verse abrumadas por una deuda.

Facilidad para la residencia permanente y nacionalidad

Si hay un fin único, especial e importante en el sueño americano es poder establecerse de manera legal en los Estados Unidos y ser parte activa de su comunidad.

Sin embargo, en el país Yankee no es tan sencillo conseguir la residencia permanente y mucho menos la nacionalidad.

De este modo, Mientas que Canadá ha simplificado y acelerado su proceso de inmigración, Estados Unidos se ha negado a hacerlo manteniendo una burocracia que ralentiza las solicitudes.

Es así como la diferencia se hace más notoria, inclusive en los programas para estudiantes extranjeros. Estados Unidos siempre ha tenido la preocupación de que la visa de estudiante funcione como una puerta para quedarse a vivir y trabajar en el país.

En cambio, las universidades canadienses alientan esto, Cuando los estudiantes extranjeros se gradúan pueden conseguir trabajo y postular a una residencia.

Costo y Calidad de vida

En general, es más barato vivir en una ciudad metropolitana de Canadá que en los Estados Unidos. Por supuesto, esto depende de la ciudad que esté mirando y de su nivel de impuestos sobre la renta.

Un estudio hecho por el Centro de Estudios de Estándares de Vida, una organización no gubernamental basada en Ottawa, reveló que el ingreso promedio de un trabajador canadienses se ubicó en US$59.438 al año, mientras que el de los estadounidenses fue de US$58.849.

Más allá de esta diferencia de US$589, que bien podría desvanecerse fácilmente al tomar en cuenta el aumento en los costos de la vivienda en ciudades como Toronto, donde el valor promedio de una casa se duplicó en la última década al pasar de US$304.200 en 2009 a US$629.527 en 2019.

Es así como el índice de costo de vida estima que los precios al consumidor en Toronto son aproximadamente un 24,05% más bajos que en la ciudad de Nueva York, y el precio de alquiler de Toronto es aproximadamente la mitad del precio de alquilar un apartamento en Nueva York.

Igualmente, la calidad de vida, es un aspecto clave a la hora de elegir el nuevo puerto de llegada. Según el último informe del Global Liveability Index, realizado por la revista The Economist, tres ciudades canadienses (Calgary, Vancouver y Toronto) hacen parte de los 10 mejores lugares para vivir.

En contraste, ninguna ciudad de los Estados Unidos fue incluida en dicho escalafón, lo que refuerza la versión de quienes afirman que Canadá ofrece hoy la nueva versión del sueño americano.

Esto también se ve reflejado en la seguridad, la oportunidad de pasar más tiempo en familia, estresarse menos por el trabajo, menos polarización política y un aire más limpio, por ejemplo.

Cultura

El estereotipo del estadounidense es impetuoso, arrogante y testarudo. Por el contrario, se piensa que los canadienses son deferentes, amables y evitan los riesgos. Las diferencias, al menos según la narrativa popular, se han formado a lo largo de siglos.

Cuando concibieron la nueva república en 1776, los padres fundadores de Estados Unidos escribieron “vida, libertad y la búsqueda de la felicidad” en la Declaración de Independencia. Luego de la Revolución —el triunfo contra los colonizadores británicos—, el lema sembró la semilla del individualismo desenfrenado y un profundo escepticismo hacia las extralimitaciones del Gobierno.

Canadá siguió un camino diferente. Sus mandatos constitucionales —paz, orden y buen gobierno— fueron indicados en Londres para una colonia británica. El fallecido novelista canadiense Robertson Davies llegó al extremo de caracterizar su país como una “monarquía socialista”. El pensamiento establece que la libertad descontrolada representa un riesgo para el bien mayor común.

Idioma

Aunque podría parecer sencillo y decir que se puede aprender cualquier idioma, para muchos esto significa un gran problema para materializar el ‘sueño americano’, por contradictorio que esto parezca.

En relación con este punto, Estados Unidos tiene algunas ventajas sobre Canadá para los inmigrantes y una de ellas es la que se ve reflejada en el sentido de comunidad. Y es que según el último censo del 2019 en todo Estados Unidos había, por ejemplo, más de 60 millones de hispanohablantes, lo que corresponde a un poco más del doble de toda la población canadiense.

A diferencia de Canadá en donde hablar inglés o francés es sumamente necesario para poder involucrarse en la comunidad y hacer una vida normal, esto convierta el idioma en una barrera  que muchos prefieren no cruzar. 

Impuestos

Estados Unidos es una superpotencia global más grande y, como tal, los estadounidenses pueden esperar pagar más en casi todos los aspectos de la vida. Las personas en Estados Unidos y Canadá generalmente tienen ingresos anuales similares.

No obstante, se informa que los impuestos son más bajos en los Estados Unidos, lo que puede ofrecer a los estadounidenses una ligera ventaja en el pago neto.

Publicidadspot_imgspot_img