Publicidad

Así es como el derretimiento de los glaciares podría desaparecer las principales ciudades de Estados Unidos

Se predice que el nivel del mar podría aumentar hasta dos metros y medio para el año 2100, lo que marcaría una gran diferencia para varias ciudades de los Estados Unidos como Honolulu, Nueva Orleans y Miami.

Durante décadas los científicos han venido advirtiendo sobre las catastróficas consecuencias del calentamiento global; entre ellas, una de las más temidas es el derretimiento de los glaciares, debido a que sus efectos son de los más graves, al punto de provocar grandes inundaciones en diferentes partes del planeta.

Así las cosas, con el hielo en Groenlandia y la Antártida derritiéndose a un ritmo récord, los expertos actualmente estiman que el nivel del mar podría aumentar entre 60 centímetros y 2,13 metros para fines de siglo, con algunas estimaciones incluso mayores.

Asimismo, la Antártida tiene alrededor del 90% de todo el hielo del mundo, lo suficiente como para elevar el nivel global del mar en 61 metros, en teoría. Este tipo de aumento catastrófico del nivel del mar es sólo uno de los muchos escenarios de desastres potenciales causados ​​por el cambio climático.

De modo que, en esta situación, según un estudio de la NASA alrededor de 300 ciudades en el mundo podrían desaparecer, algunas de ellas ubicadas en Estados Unidos.

En febrero de 2022, un grupo de agencias federales publicó un informe en el que se detallan las posibles consecuencias del aumento del nivel del mar en Estados Unidos. En promedio, el reporte prevé hasta más de 30 centímetros (12 pulgadas) adicionales en los próximos 30 años, la misma cantidad que el país ha visto en el último siglo.

Desde ahora y hasta el año 2100, las costas podrían experimentar un promedio de 60 centímetros de subida, solo por las emisiones que ya están en la atmósfera, y hasta 1.5 metros más si la humanidad no consigue reducirlas de aquí a entonces.

La realidad más detallada es que los distintos tramos de costa experimentarán tasas de crecimiento oceánico muy diferentes. En 2050, el promedio del aumento del nivel del mar será de entre 10 y 20 centímetros en el Pacífico, de entre 10 y 14 centímetros en el Atlántico y de entre 14 y 18 centímetros en el Golfo de México. ¿Qué ocurrirá entonces? Si el deshielo de los glaciares está llenando todos los océanos con agua extra, Por eso en Q’ Pasa te contamos las ciudades estadounidenses que podrían desaparecer en estas circunstancias.

Nueva Orleans

Los huracanes y tormentas tropicales son el mayor peligro para las ciudades del Caribe y de la costa atlántica de Estados Unidos, y cada año dejan imágenes de gran devastación. Las ciudades situadas a primera línea de playa son las más afectadas y pueden correr el riesgo de desaparecer totalmente si este tipo de fenómenos extremos va en aumento.

Nueva Orleans, por su situación en el delta del Mississippi, se enfrenta a un riesgo añadido: su caso tiene similitudes con Tokio y San Petersburgo, también situadas en deltas, pero los huracanes son mucho más agresivos que los tifones o las tormentas del Báltico, por lo que el riesgo para la meca del jazz es mucho mayor.

Seattle

Seattle es más que capaz de lidiar con el agua que cae del cielo, y no se conoce exactamente como un lugar playero. Sin embargo, la ciudad de nacimiento de Starbucks y Grunge no tiene tranquilidad debido a este tema.

- Patrocinado -

Según James Rufo Hill, un climatólogo, grandes partes de la ciudad pueden inundarse por grandes mareas a partir de 2050. Georgetown, South Park, Harbour Island, Interbay y Golden Gardens son algunas de las áreas que menciona específicamente, cubriendo una gran parte de la ciudad.

San Diego

Esta ciudad soleada recibe cientos de miles de turistas anualmente para Comic-Con, pero es posible que esta extravagancia nerd tenga que reubicarse en las próximas décadas. Los científicos predicen que las mareas pueden subir entre 30  centímetros a 1,21 metros para 2050, y si eso sucede, inundará muchas de las calles más cercanas al agua. ¿Y las playas y el paseo marítimo que son tan encantadores para pasear? Desaparecido también, por supuesto, completamente bajo el agua.

Savannah

La ciudad de Savannah, Georgia, se encuentra en un punto de acceso de huracanes, pero incluso sin eventos climáticos extremos, la ciudad histórica podría ver tierra tragada por el mar por todos lados.

El río Savannah en el norte y el río Ogeechee en el sur podrían derramarse en los pantanos cercanos, lo que significa que cuando los huracanes y las inundaciones repentinas azoten la ciudad (y para 2050 se prevé que la ciudad experimente niveles de inundación históricos de una vez por siglo cada año), los efectos pueden ser aún más severos.

Miami

Pocas otras ciudades en el mundo tienen tanto que perder con el aumento del nivel del mar como Miami, y las campanas de alarma suenan cada vez más fuerte con cada sucesiva » marea real » que abruma las defensas costeras y envía agua de mar hasta las rodillas a través de las calles del centro.

Los lugareños consideran que esto es la «nueva normalidad» en la ciudad más grande del área metropolitana de Florida, que simplemente dejaría de existir. Los pronósticos muestran que casi todo el tercio inferior de Florida, el área al sur del lago Okeechobee que actualmente alberga a más de 7 millones de personas, está sumergido, con proyecciones sombrías para el resto del estado en poco más de medio siglo. Solo en el condado de Miami-Dade, casi 15 mil propiedades costeras están en riesgo de inundación en solo los próximos 15 años.

Nueva York

El icono de la modernidad puede sufrir no una inundación, sino la anegación permanente de gran parte de su superficie. Para el año 2100, el agua del Atlántico que baña sus costas podría subir 5,18 metros.

Para el 2300, este nivel superaría los 15. Teniendo en cuenta que gran parte del área metropolitana de la megalópolis supera por muy poco el nivel del mar, la subida significaría prácticamente que Nueva York quedaría enterada Bajo el mar.

- Patrocinado -

Ya lo hemos visto en multitud de películas. La parte más alta de los rascacielos y la Estatua de la Libertad asomando por aguas someras de un nuevo mar. Ahora los científicos nos aseguran que puede ser real, no solo el fruto de la imaginación inquieta de los guionistas de Hollywood.

Honolulu

Los surfistas pueden perder uno de sus lugares de vacaciones favoritos, y habrá mucha menos playa para tomar el sol porque parece que Hawái será uno de los lugares donde incluso un aumento relativamente pequeño en el nivel del mar marcará una gran diferencia.

Se ha estimado que un aumento de tan solo una pulgada podría significar la pérdida de dos metros y medio de la costa, por lo que considerando que se prevé que el nivel del mar aumente varios metros en la próxima década, Honolulu puede ser uno de los lugares que desaparecerá primero.

Publicidadspot_img
Publicidad