Publicidad

Conozca la ciudad europea donde ningún niño utiliza celular 

Te explicamos a fondo los efectos que pueden generar los celulares en los niños.

Los padres de familia de la ciudad de Dublín, Irlanda, les han dicho a sus hijos que solo tendrán celulares hasta llegar a secundaria o tener 12 a 13 años. 

De acuerdo con el medio local The Guardian, “las asociaciones de padres de las ocho escuelas primarias del distrito, pueden optar por la prohibición”. 

Cuenta la nota que “el propósito de los padres de familia con esta medida -que según se aclaró es voluntaria- es prolongar la infancia al disminuir la ansiedad y la exposición a contenidos para adultos”. 

Explica también la medida que: “Se ha adoptado una suerte de código de no uso de teléfonos inteligentes que está destinado a ser aplicado no solo en los colegios sino también en las casas”. 

En ese mismo sentido, las instituciones educativas del área ya prohibieron o restringieron el uso de teléfonos celulares. 

Sin embargo, “los efectos de las redes sociales se mantuvieron presentes”. 

El apoyo del gobierno irlandés 

Esta idea ha tenido tanto auge en el país, que incluso la ministra de Salud Stephen Donnelly quien tiene tres hijos publicó una columna de opinión en el medio Irish Times. 

En el artículo la alta funcionaria dijo que «Irlanda puede ser, y debe ser, un líder mundial en garantizar que los niños y los jóvenes no sean atacados ni dañados por sus interacciones con el mundo digital».  

Al tiempo que agregó que:»Debemos facilitar que los padres limiten el contenido al que están expuestos sus hijos», añadió. 

Lo cierto, es que esta idea ya ha sido planteada en otros lugares del mundo como lo es el caso en India, en donde un pueblo habría prohibido el uso de celulares para menores de 18 años en las escuelas. 

- Patrocinado -

En este caso la aldea Yavatmal, en Maharashtra, dice que quien incumpla tendrán una multa económica considerable por romper las reglas en mención. 

Según el National Institutes of Health, de la agencia principal del gobierno de los Estados Unidos dice que “los niños que pasan más de dos horas frente a una pantalla cada día obtienen puntajes más bajos en las pruebas centradas en las habilidades de pensamiento y lenguaje”. 

Otros efectos negativos de los celulares en niños 

Según el blog ‘Admira Visión’: “Numerosos estudios indican que hasta dos tercios de los niños pasan más tiempo delante de pantallas del recomendable”. 

Esto genera un daño irreparable en los menores que puede dejar muchas consecuencias graves en ellos.

Estos son algunos daños que pueden ocurrir: 

Interfiere en el sueño 

“Está demostrado también que la exposición a la luz azul de las pantallas a última hora de la tarde, tiene un efecto supresor de la segregación natural de melatonina, la hormona del sueño y, por tanto, provoca insomnio”  

Al tiempo que señalan que: “Si tenemos en cuenta que el desarrollo de las capacidades cognitivas y emocionales precisan de un sueño de calidad, se puede relacionar problemas de aprendizaje y de gestión emocional en niños, con hábitos inadecuados de uso de pantallas antes de ir a dormir”. 

Aumenta la miopía 

“Diferentes estudios demuestran que la miopía, especialmente en niños y adolescentes se ha duplicado en una generación, y lo atribuyen al aumento de horas de actividades que implican mirar de cerca y con luz artificial, especialmente el uso de pantallas”.  

- Patrocinado -

Agrega que: “Es muy importante tener unos buenos hábitos visuales para estudiar o trabajar, especialmente frente a pantallas. Otros estudios demuestran específicamente que la falta de luz solar tiene relación directa sobre el aumento de la miopía”. 

Genera adicción tecnológica 

Dicen los expertos que “es muy necesario regular el tiempo de utilización de pantallas por parte de los niños”.  

Al tiempo, “si les acostumbramos a dejarles utilizarlas para que se entretengan, les estamos creando una dependencia de algo que está demostrado que genera adicción”.  

Reseña el medio científico que con esta adicción o apego al celular “estamos reduciendo su tolerancia a la frustración y, en consecuencia, privándoles de desarrollar una capacidad que van a necesitar el resto de sus vidas”. 

Publicidadspot_img
Publicidad