Conozca el volcán submarino que habría provocado cientos de terremotos

Desde agosto del 2020 se han registrado grandes movimientos sísmicos en el estrecho de Bransfield que se encuentra entre las islas Shetland del sur, la península Antártica y el archipiélago de Joinville.

El límite entre América del Sur con la Antártida se encuentra el volcán submarino Orca, el cual ha estado dormido por varios milenios.

Pero algunos expertos creen que se ha reactivado y es el responsable de ocasionar un enjambre violento de sismos, ya que en este año se han registrado 85.000 temblores en la región, según lo explican los vulcanólogos del Centro Alemán de Investigación de Geociencias (GFZ).

La actividad inesperada de este volcán Orca ha ocasionado que el equipo de científicos del GFZ se encuentre bastante preocupado debido a que no saben con certeza qué magnitud pueden alcanzar sus explosiones.

Los conocedores de la materia cuentan que estos fenómenos no son fácil y especialmente en las regiones más inaccesibles del planeta. No obstante, según un estudio publicado en la revista ‘Communications Earth and Environment’, es posible analizarlos a detalle con la tecnología actual.

Desde agosto del 2020 se han registrado grandes movimientos sísmicos en el estrecho de Bransfield que se encuentra entre las islas Shetland del sur, la península Antártica y el archipiélago de Joinville.

Científicos de la GFZ han descubierto que los terremotos probablemente fueron causados por una transferencia de magma desde el manto de la Tierra.

Cerca del límite entre la corteza y el manto hasta casi la superficie. Además, en esta región se encuentra la placa tectónica Fénix, la cual está debajo de la placa Antártica continental.

Un estudio del 2018 en la revista ‘Polar Science’, este detalle ha generado una red de zonas de fallas, las cuales han estirado algunas partes de la corteza. Por lo cual, se han abierto grandes grietas en diferentes lugares.

Lo que descubrieron este fenómeno

Los primeros en notarlo fueron los investigadores de la estación de la isla King George, quienes al ver lo que estaba ocurriendo llamaron a Simone Cesca, sismóloga de GFZ.

La mujer reunió un equipo para que pudieran ver en estaciones cercanas la situación.

Asimismo, descubrieron que, en los terrenos más fuertes, los movimientos registrados habían sido de magnitud 5,9 en octubre de 2020 y uno de 6,0 en noviembre del 2021.

- Patrocinado -

«Lo que pensamos es que la magnitud 6 de alguna manera creó algunas fracturas y redujo la presión del dique de magma», explicó Cesca.

La sismóloga dijo que tienen suerte de haber visto tal actividad sísmica, pues “normalmente estas se producen en escalas de tiempo geológicas las cuales pueden demorar miles de años”.

Algunos expertos han dicho que todavía no hay la evidencia suficiente para afirmar que una erupción submarina sea la causa de los terremotos.

De hecho, para confirmar esta información tendría que viajar un grupo de científicos a medir la profundidad del fondo marino y compararla con mapas de años anteriores.

¿Qué son los volcanes submarinos?

En pocas palabras, son volcanes que se encuentran bajo el agua. Según la Universidad Estatal de Oregon (OSU por sus siglas en inglés), «los sistemas volcánicos más activos de la Tierra están ocultos bajo un promedio de 2.600 metros de agua».

¿Por qué son los más activos?

La OSU señala que los volcanes submarinos son los responsables de aproximadamente tres cuartas partes de la producción anual de magma en la Tierra.

¿Cuántos volcanes submarinos hay en el mundo?

La OSU menciona que se estima que hay alrededor de 4.000 volcanes por cada millón de kilómetros cuadrados en el fondo del océano Pacífico.

Entonces, si se aplica esta estimación a todos los océanos del mundo, dice la OSU, «entonces hay más de un millón de volcanes submarinos».

«Quizá hasta 75.000 de estos volcanes se elevan más de media milla (1 kilómetro) por encima del fondo del océano», agrega.

¿Cómo se forman los volcanes submarinos?

Como en el caso de los volcanes continentales (los que se pueden ver a simple viste sobre tierra), los volcanes submarinos son más comunes donde las placas tectónicas se acercan o se separan, indica la OSU.

En realidad, las placas tectónicas son rígidas y, cuando se mueven e interactúan entre sí, no se deforman de gran manera, excepto en sus bordes, donde sí hay cambios muy relevantes, según el Servicio Geológico Mexicano (SGM).

Entonces, se habla de bordes divergentes cuando las placas tectónicas se separan y de bordes convergentes cuando se acercan.

Estos movimientos tanto de separación como de acercamiento dan como resultado «la mayor parte de la actividad volcánica y sísmica de la Tierra, así como el origen de los sistemas montañosos», añade el SGM.

  • Imagen de portada tomada/ www.vistaalmar.es
Publicidadspot_imgspot_img