Publicidad

Estas son las principales ciudades de América Latina que podrían desaparecer a causa de terremotos 

Las autoridades de estas ciudades cuentan con sistemas de alarma que notifican a los ciudadanos en el momento del temblor.

América Latina es una gran región que abarca diferentes entornos tectónicos complejos según los expertos. 

Los países centroamericanos están ubicados en la Placa del Caribe en la unión con la Placa de Cocos al oeste.

Y por otro lado, está la Placa de Nazca a lo largo de la costa sur de Panamá.  

El movimiento relativo de las placas en esta zona es responsable de la sismicidad a profundidades someras e intermedias, así como de volcanes activos. 

Hay que anotar que los terremotos son invitados inesperados que irrumpen en las ciudades sin previo aviso.

Estos dejan a su paso un rastro de destrucción parcial o total en algunos casos. 

Algunas ciudades son más propensas a sufrir daños por terremotos que otras debido a una infraestructura deficiente y condiciones volátiles.  

En la zona que más podría temblar  

En América del Sur, la mayor parte de la sismicidad se localiza en la costa occidental debido a grandes zonas de subducción a lo largo de Colombia, Ecuador, Perú y Chile. 

Mientras que la parte oriental del continente que cubre Brasil y parte de Argentina es sísmicamente estable con temperaturas muy bajas a sismicidad moderada.  

Históricamente, muchos terremotos, desde pequeños hasta grandes, han causado daños a la propiedad y a la vida en Colombia, Perú, Ecuador, Chile, Venezuela y Bolivia. 

- Patrocinado -

La Placa del Caribe se mueve hacia el este con respecto a la Placa de América del Norte, más grande, que contiene gran parte de los continentes de América del Norte y del Sur y la mitad occidental del fondo marino del Océano Atlántico.  

La tectónica en esta región es compleja con una serie de zonas de subducción y fallas corticales activas que se cruzan predominantemente en alta mar. 

Ciudades vulnerables para temblar 

Quito, Ecuador 

Esta urbe es víctima potencial del «Anillo de Fuego«. La región de la ciudad se encuentra en el centro de los límites de placas tectónicas y numerosos volcanes activos.  

Además, Quito se encuentra en el borde oriental de la Cordillera de los Andes, que se formó a partir de la actividad tectónica.  

La ciudad se asienta sobre roca sedimentaria blanda, que puede amplificar los terremotos. Además, muchos edificios en Quito son viejos y necesitan reparaciones para soportar fuertes terremotos.  

Hay que recordar que un gran terremoto en 1987 causó daños importantes a la ciudad y mató a más de 1.000 personas, y en 2016 un terremoto de magnitud 7,8 mató a casi 700 personas e hirió a miles más. 

Lima, Perú 

Esta ciudad sudamericana es otra región en riesgo de sufrir un terremoto debido a su ubicación en el Cinturón de Fuego del Pacífico, donde la actividad sísmica es tan común como la lluvia.  

La ciudad se encuentra cerca del límite de dos placas tectónicas, la Placa de Nazca y la Placa Sudamericana, lo que nuevamente significa tensión inevitable y poder explosivo.  

- Patrocinado -

Este movimiento provoca que se acumule una inmensa presión, lo que resulta en terremotos.  

Además de esta vulnerabilidad geológica, la densidad de población y la infraestructura de Lima la hacen particularmente susceptible a los daños causados por un terremoto.  

Muchos edificios de la ciudad no se construyeron teniendo en cuenta las medidas de seguridad sísmica, lo que aumenta la probabilidad de colapso y pérdida de vidas en caso de terremotos inminentes. 

Ciudad de México, México  

Esta importante ciudad tiene un alto riesgo de sufrir terremotos debido a su ubicación centrada en el lecho de un lago blando que amplifica las sacudidas causadas por las ondas sísmicas, haciéndola más susceptible a sufrir daños.  

Además, la Ciudad de México se asienta sobre varias placas tectónicas, incluidas la Placa de América del Norte y la Placa de Cocos, dos secciones masivas que están imprudentemente en desacuerdo.  

Esta «rivalidad» crea presiones que provocan movimientos bruscos y terremotos.  

Esta urbe también ha experimentado terremotos devastadores en el pasado, como el terremoto de 1985 que mató a miles de personas y destruyó muchos edificios.  

A pesar de los esfuerzos por mejorar los códigos de construcción y los sistemas de respuesta a emergencias, la Ciudad de México sigue en riesgo de futuros terremotos debido a su ubicación geológica. 

Publicidadspot_img
Publicidad