Qatar, una verdadera dictadura a la que el mundo ignora por la plata

Catar es una monarquía absoluta que ha sido gobernada por la familia Al Thani desde mediados del siglo XIX,

Qatar es una monarquía absoluta que ha sido gobernada por la familia Al Thani desde mediados del siglo XIX.

Antes del descubrimiento de petróleo en su territorio, era famoso por la recolección de perlas y por su comercio marítimo.

Inició el Mundial de fútbol y durante todo un mes los ojos del mundo se posan en Qatar como su polémico anfitrión en esta oportunidad.

Más allá de los impresionantes estadios y de los rascacielos que florecen en el desierto de este pequeño país, aún persisten muchas preocupaciones sobre las condiciones políticas que rigen en este lugar.

La singularidad de Qatar hunde sus raíces en la mismísima forma en que accedió a la independencia en 1968, al anunciar el gobierno británico su intención de dejar de ser potencia mandataria sobre los nueve emiratos del Golfo Pérsico.

Estos últimos se sintieron inicialmente desprotegidos, principalmente frente a las ambiciones que podían tener entonces las dos potencias principales de la zona, Irán y Arabia Saudí.

Siete de ellos decidieron reaccionaron formando la federación de los Emiratos Árabes Unidos, mientras que los dos restantes, Baréin y Qatar, optaron por la independencia plena en 1971.

De ahí procede la principal explicación de la rivalidad que Qatar mantiene con sus vecinos. Otra la tensa relación que mantiene con Arabia Saudí, explica en el eldebate.com el periodista José Ballester.

Pero estas no han sido impedimento para que el emirato cuyos destinos rige la dinastía Al Thani desde el siglo XIX, haya experimentado un crecimiento económico espectacular.

“Eso sí, por medio de un sutil sistema que mezcla feudalismo high-tech con formas típicas de autoritarismo”, dice el artículo.

Para entender

- Patrocinado -

En la cúpula del edificio institucional catarí figura el emir, el jeque Tamim Ben Hamad Al Thani, en el trono desde 2013 a raíz de la abdicación de su padre el jeque Hamad.

Según la Constitución «su persona es inviolable y ha de ser respectada por todos».

Nombra y cesa al jefe del Gobierno y dispone de un derecho de veto ilimitado sobre cualquier ley que haya sido votada por el Parlamento, llamado Majlis al Shura, una cámara compuesta por treinta miembros elegidos y quince nombrados por el emir.

Según la Constitución, el Majlis al Shura puede proponer leyes, aprobar el presupuesto y revocar ministros.

Es, por lo tanto, más un órgano consultivo que un parlamento plenamente soberano.

Y sin partidos políticos: están prohibidos, por lo que todos los candidatos han de postular sin exhibir etiqueta. En claro: representan principalmente a las tribus, el otro pilar del emirato, junto a la monarquía.

Las primeras elecciones tuvieron lugar en octubre de 2021, y a ellas concurrieron 233 mujeres, ninguna de las cuales obtuvo escaño.

Sin embargo, “el emir, en el marco de su cuota, nombró a dos de ellas, pus se acercaba el Mundial de Fútbol”.

- Patrocinado -

Dice el periodista que, “un parlamento exclusivamente masculino, se hveía poco democrático y hubiera proyectado una imagen desastrosa”.

Conociendo a fondo

Dice Ballester que, “la benevolencia del emir Tamim se extiende asimismo a las relaciones con sus súbditos, que pueden presentarle quejas y pedir favores con carácter semanal”.

Lo anterior, es conocido como ‘Jalset’ al ‘Chaah’, o «sesión del pueblo»: unos vienen a pedir la cancelación de una deuda y otros una beca para estudiar en el extranjero.

Como escribe Christian Chesnot en Le Qatar en 100 questions, «el pacto social es claro: apoyo a la dinastía de los Al-Thani a cambio de un Estado de Bienestar generoso, alimentado por las rentas del petróleo y del gas».

El emir, prosigue Chesnot, «es sobre todo un árbitro entre los jefes de tribus que configuran Catar. Le incumbe mantener la harmonía y el equilibrio entre los clanes, e incluso castigar al que lo discutiese».

Derechos a la comunidad LGBTIQ+

Pese a las advertencias sobre estos temas y las preocupaciones de diferentes grupos, las autoridades han insistido en que “en Qatar hay tolerancia y todos serán bienvenidos”.

Nasser Al Khater, director ejecutivo del comité organizador del torneo, dijo que el país ha sido tratado «injustamente» desde que se ganó la plaza mundialista.

“Sabemos que la Copa del Mundo trae consigo una mayor visibilidad. Lo hemos visto en el pasado”, dijo Al Khater.

Al Khater dijo que, aunque todos serían bien recibidos, la condición era que no haya «demostraciones públicas de afecto y esto se aplica a todos».

El Código Penal de Qatar tipifica las relaciones homosexuales entre hombres como un delito punible con hasta 7 años de prisión.

El artículo 296 especifica los delitos de “conducir, instigar o seducir a un varón de cualquier manera para que cometa sodomía o disipación”.

Trabajadores inmigrantes

Qatar está bajo la lupa con respecto al trato que el país le dio a los trabajadores migrantes involucrados en la construcción de los estadios.

Recientemente, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) dijo el Estado no está investigando ni informando adecuadamente sobre las muertes en el lugar de trabajo.

Un informe de The Guardian reveló que unos 6.500 trabajadores migrantes habían muerto en el país arabe.

Lo anterior, a lo largo de los 10 años posteriores a que Qatar fuera designado anfitrión de la Copa del Mundo 2022.

El informe fue negado “categóricamente” por los organizadores del torneo, y CNN no pudo verificar de forma independiente ese reporte.

Los migrantes en Qatar representan casi el 90% de la población total del país en fuerza laboral.

  • Imagen de portada tomada/Infobae.com
Publicidadspot_imgspot_img