Las 10 cosas que nunca deberías hacer al visitar México

Si deseas evitar errores en México, no olvides que seguramente su comida no es lo que sueles conocer que su picante es realmente picante y que sus símbolos religiosos son literalmente sagrados.

México es un país hermoso, diverso y fascinante lleno de comida increíble, paisajes deslumbrantes, ciudades vibrantes, playas gloriosas y una vida nocturna próspera. Es uno de los destinos de vacaciones más populares para los turistas por lo que deleita a millones de visitantes internacionales cada año.

Pero como en cualquier otro lugar, los visitantes extranjeros son susceptibles de cometer errores ocasionales en un entorno desconocido, especialmente entendiendo que cada país tiene sus propias costumbres, cultura, maneras y reglas que los turistas deberían tener en cuenta o al menos conocer.

Así que con total seguridad las cosas en México serán algo diferentes a las de tu hogar natal, por eso en Q’ Pasa te contamos las 10 cosas que nunca deberías hacer al visitar México.

1. Meterte con “Moctezuma”

La venganza de Montezuma es el verdadero negocio. (En caso de que no lo sepa, Montezuma’s Revenge es el nombre de la diarrea del viajero en México). Los viajeros deben evitar esto si es posible. La forma más fácil de hacerlo es evitar beber agua del grifo; tiene que ser agua embotellada. También es una buena idea revisar el sello cuando compre agua embotellada, para asegurarse de que no se haya vuelto a llenar.

Esto también se aplica al hielo en México. Los grandes resorts en lugares como Cancún y Cabo tendrán hielo filtrado, pero no está de más preguntar.

Además, recuerda el hábito general de lavarte las manos siempre antes de comer y no excederte ni con el alcohol, ni con la comida.

2. Perder tu tarjeta de inmigración

Los viajeros que lleguen a México recibirán una tarjeta de inmigración. Por lo general, es algo que se completa en el avión y, al llegar, se sellará la tarjeta inferior y tela devolverán. Lo importante es que no la pierdas, pues la necesitarás cuando salgas de México, así que asegúrate de guardarla en un lugar seguro durante el viaje.

Si se pierde la tarjeta de inmigración, es posible obtener una nueva en el aeropuerto, pagando una tarifa, pero además de dinero, tomará más tiempo en el aeropuerto.

3. Pedir la salsa más picante

Es posible que puedas pensar que te encanta la comida mexicana por la referencia que tengas en tu país e incluso que toleras bastante bien el picante, pero debes saber que esta salsa en México es otro nivel, de hecho, la salsa picante extra picante que conoces es como el ketchup en comparación con las cosas que puedes conseguir en el país azteca ¿y los jalapeños? Un dulce.

Así que lo mejor es tomarlo con calma los primeros días es mejor ir probando de a poco e ir aumentando la intensidad a medida que te acostumbras.

4. Burlarte de la virgen de Guadalupe

Incluso el turista más despistado sabe que debes respetar las creencias y prácticas religiosas de los lugareños. Pero por alguna razón, ese respeto no siempre parece extenderse a la Virgen de Guadalupe, lo cual puede resultar en un verdadero problema pues es la Santa Patrona del país.

- Patrocinado -

Algunos visitantes son notoriamente despistados, insensibles y arrogantes, por lo que no es del todo sorprendente que ocasionalmente encuentren algo divertido sobre la Virgen e intenten hacer un chiste al respecto. Si tú también lo haces, solo trata de callarte.

Burlarse de la Virgen de Guadalupe es un doble insulto: no solo estás menospreciando la fe de la gran mayoría de los mexicanos, sino también su identidad nacional. Es tan malo como insultar a la madre de un local, que por cierto tampoco se debe hacer.

5. Tomar el primer precio ofrecido en los mercados locales

Los mercados en México hacen que los viajes de compras sean súper divertidos y son excelentes lugares para encontrar cualquier tipo de artículo. Eso sí, te perderás grandes ofertas si no aprovechas la oportunidad para regatear un poco.

El regateo es una gran parte de las compras en México. Cualquier mercado o vendedor ambulante cotizará un precio inicial más alto, con la expectativa de que se produzca algún regateo. Esto también se aplica a los taxis, donde los precios se negocian antes de que comience el viaje.

El regateo constante puede volverse molesto después de un tiempo, pero es solo parte de las compras en México. En las zonas muy turísticas, a veces se pueden negociar incluso los precios de los tours.

6. No dar propina

Al igual que en muchas partes del mundo, las personas que trabajan en la industria de servicios en México dependen de las propinas para obtener la mayor parte de sus ingresos.

Los meseros y cantineros deben recibir una propina del 10 al 20 %, y para las transacciones con tarjeta de crédito, a veces se agrega automáticamente. El personal de limpieza de los hoteles también depende de las propinas, y se recomienda dar entre 50 y 100 pesos por día.

7. Salir sin dinero en efectivo

No importa a dónde vayas, siempre lleva contigo al menos 50 pesos, nunca sabes cuándo vas a necesitar efectivo. Algunos restaurantes en ciudades más pequeñas no aceptan tarjetas, además es posible que debas tomar el autobús o un taxi y uchos sólo reciben efectivo.

Las monedas y los billetes más pequeños son ideales para dejar propinas en México. O puede que te quedes con la venganza de Moctezuma y necesites usar un baño público donde cobran entre 3 y 10 pesos por entrada. Nunca se sabe cuándo va a necesitar efectivo, así que asegúrese de tener siempre algo contigo.

8. Beber alcohol en la calle

Aunque México es un destino de fiesta popular, debes saber que beber alcohol en las calles es ilegal en todo el país. Ok, entonces en las principales zonas turísticas, tienden a hacer la vista gorda. Pero si intentas llevar tu energía de las vacaciones a las ciudades, atraerás la atención no deseada de la ley.

Tal vez solo te reprendan y te confisquen las cervezas, pero también te pueden multar. Y realmente, ¿vale la pena el riesgo cuando podría simplemente entrar en un bar o en su alojamiento?

9. Subestimar las bebidas locales

Las bebidas locales tienen un alto porcentaje de alcohol y tomar muchas de ellas sin tenerle respeto puede causar que tomes decisiones de las que al otro día te puedes arrepentir. Debes beber con un poco de cuidado y teniendo en cuenta que el tequila o el mezcal son bebidas más fuertes que el vino o la cerveza.

10. Ser impaciente

No te lo tomes como algo personal si haces algunos amigos y las personas llegan tarde a las citas. Probablemente escucharás una variedad de excusas sobre el tráfico o los retrasos en los autobuses, pero pronto te darás cuenta de que la razón principal del retraso es cultural.

Relájate y disfruta de tu viaje, el tiempo mexicano es flexible y tratar de imponer estándares extranjeros de puntualidad es una estrategia altamente improductiva.

Publicidadspot_imgspot_img