Empeora la situación política en La Florida por decisión del gobernador de exiliar a migrantes indocumentados

La mayoría de los 50 inmigrantes que volaron a Martha's Vineyard procedían de Venezuela, y aseguran que fueron llevados con mentiras.

La situación política en Estados Unidos cada vez se pone más tensa, un nuevo factor se sumó con los migrante indocumentados, después de que alrededor de 50 inmigrantes llegaran inesperadamente en avión a Martha’s Vineyard el miércoles.

El grupo migrante, que incluía niños, llegó en dos aviones alrededor de las 3 pm sin previo aviso, dijo el senador estatal Julian Cyr, un demócrata de Massachusetts que representa a Cape Cod, Martha’s Vineyard y Nantucket. Funcionarios y voluntarios de los seis pueblos de la isla “realmente movieron cielo y tierra para establecer esencialmente la respuesta que daríamos en caso de un huracán”, dijo.

Mientras los migrantes recibían pruebas de covid-19, comida y ropa, hubo confusión sobre quién los había enviado a Martha’s Vineyard, una escapada popular para los adinerados y poderosos. Los migrantes dijeron que habían comenzado el día en San Antonio, pero fue la oficina del gobernador de Florida la que asumió la responsabilidad.

Taryn M. Fenske, directora de comunicaciones del gobernador Ron DeSantis de Florida, dijo que los dos vuelos eran parte de un programa estatal para transportar inmigrantes indocumentados a los llamados destinos santuario. Este año, la Legislatura de Florida reservó $12 millones para el programa de transporte.

“Estados como Massachusetts, Nueva York y California facilitarán mejor el cuidado de estas personas a las que han invitado a nuestro país al incentivar la inmigración ilegal a través de su designación como ‘estados santuario’ y el apoyo a las políticas de fronteras abiertas de la administración Biden”, dijo la Sra. Fenske. dijo en un comunicado.

Las críticas no se hicieron esperar

Miembros de la comunidad venezolana y defensores locales criticaron el jueves al gobernador de Florida, Ron DeSantis.

William Diaz, un líder comunitario en Florida Central y fundador de la red Casa de Venezuela en los EE. UU., dijo que a DeSantis no le importan los inmigrantes y que solo está prestando atención a las elecciones de mitad de período en noviembre. Casa de Venezuela promueve la democracia y la libertad y ayuda a los refugiados venezolanos.

”Nuestro gobernador definitivamente quiere obtener algún tipo de ventaja política para las elecciones intermedias. La Legislatura aprobó millones para asistir a inmigrantes que han sufrido las consecuencias del COVID, pero no para pagar aviones que lleven migrantes de Texas a Massachusetts solo para ser amables con el gobernador de Texas y Arizona”.

DeSantis había estado hablando de transportar inmigrantes indocumentados en autobús al estado natal del presidente Biden, Delaware, durante casi un año, y su administración había reservado $ 12 millones para el esfuerzo. La oficina del gobernador republicano dijo que los vuelos eran parte del programa de reubicación del estado a pesar de que los viajes comenzaron en Texas, no en Florida, según el Miami Herald.

¿Mentiras abordo?

La mayoría de los 50 inmigrantes que volaron a Martha’s Vineyard procedían de Venezuela, según el Herald, y los abogados que hablan por ellos dicen que les mintieron.

De hecho, en Massachusetts, las autoridades se apresuraron a acomodar a los migrantes enviados por DeSantis, la mayoría de los cuales no tenían idea de a dónde los llevaban, hablaban poco o nada de inglés y tuvieron que caminar varias millas desde el aeropuerto hasta un pueblo cercano para buscar ayuda. Algunos dijeron a los trabajadores humanitarios que les habían prometido trabajo y vivienda.

- Patrocinado -

Por su parte, el gobernador Ron DeSantis defendió el jueves su decisión de llevar dos aviones llenos de inmigrantes indocumentados a Martha’s Vineyard, incluso cuando un grupo realizaba una manifestación en el sur de Florida para denunciar las acciones del gobernador.

“Nos tomamos muy en serio lo que está sucediendo en la frontera sur”, dijo DeSantis el jueves por la mañana al final de una conferencia de prensa en el norte de Florida que realizó para promocionar los beneficios de los camiones comerciales. “Nuestro mensaje es que no somos un estado santuario”..

*Foto de portada tomada de: www.wbur.org

Publicidadspot_imgspot_img