¿Cómo conducir de manera segura sobre el hielo y la nieve?

Las autoridades, en previsión de nevadas o heladas, suelen esparcir sal, salmuera o productos equivalentes en la calzada.

Los consejos para conducir en invierno se repiten cada año, pero no siempre se recuerdan y en ocasiones suceden episodios desagradables.

Por eso, en este artículo vamos a refrescar de nuevo la memoria sobre la conducción con nieve, sobre hielo o incluso en ambas circunstancias.

Todos sabemos que en la Fórmula 1 la temperatura del neumático es vital, pero no hace falta estar en competición, pues en las carreteras públicas la temperatura de los neumáticos también influye, y mucho, en tu seguridad.

Con la calzada fría ya hay que empezar a extremar las precauciones. De hecho, hoy muchos coches avisan al conductor con un pitido si la temperatura es inferior a 4 ºC. A una temperatura de 0 ºC o inferior, si hay mucha humedad o ha habido precipitaciones, el riesgo se acentúa.

Las autoridades, en previsión de nevadas o heladas, suelen esparcir sal, salmuera o productos equivalentes en la calzada.

Lo anterior, es una forma efectiva de limitar la acumulación de nieve y evitar la creación de placas de hielo, pero también hace más resbaladiza la calzada. Conducir como si estuviese diluviando es una buena forma de adaptarse.

Empaca un equipo de conducción en invierno

Si los automovilistas tienen algún problema con la batería, los frenos, el sistema de calefacción y refrigeración o el sistema de encendido de su automóvil, deben tratar de mantenerse alejados de las carreteras.

Para aquellos que deben salir, es importante planificar.

La Asociación Automovilística Estadounidense (AAA, por sus siglas en inglés) recomienda que los automovilistas lleven un equipo de conducción en invierno que incluya:

  • Una bolsa de material abrasivo (arena, sal o arena para gatos), una pala para nieve y tapetes de tracción
  • Raspador de hielo y líquido limpiacristales
  • Cables de arranque
  • Una linterna y bengalas o triángulos de advertencia
  • Teléfono celular y un cargador
  • Un par adicional de guantes y una manta
  • Suministros de alimentos de emergencia como barras de proteínas o carne seca. Y agua.

Los automovilistas también deben tener al menos medio tanque de combustible antes de salir, dice la AAA, y asegurarse de que los neumáticos estén inflados correctamente.

Siempre descongela tu vehículo antes de conducir

- Patrocinado -

Los vehículos con hielo pueden limitar la visibilidad del conductor, y el hielo que sale de los automóviles puede ser peligroso para otros conductores, por lo tanto, descongela los vehículos antes de conducir.

La AAA sugiere que los conductores limpien sus ventanas y parabrisas, reemplacen sus escobillas de limpiaparabrisas si dejan marcas y limpien toda la nieve y el hielo de su capó, techo, baúl, luces y ventanas.

Los conductores deben calentar el motor de su automóvil durante unos minutos antes de salir a la carretera.

Conduce despacio, con los faros encendidos y evita detenerte con frecuencia

Al conducir en condiciones de poca visibilidad, los conductores deben avanzar lentamente con las luces bajas encendidas, aconseja la AAA.

La AAA también recomienda que los conductores eviten detenerse si es posible. En cambio, los automovilistas deben conducir lentamente para que su automóvil siga rodando sin necesidad de detenerse por completo.

Evitar una obstrucción es a menudo más seguro que frenar repentinamente a velocidades superiores a 40 kmh en una superficie resbaladiza, según el folleto de la AAA, «Cómo ir sobre hielo y nieve».

Cuando los automovilistas frenen, no deben quitar el pie del freno ni bombear el pedal si tienen frenos antibloqueo, aconseja la AAA. Los conductores que no tienen frenos antibloqueo deben mantener el talón en el piso y aplicar presión firme al pedal del freno hasta el umbral de bloqueo.

En caso de derrapar, se aconseja a los conductores que se dirijan en la dirección que desean que vaya la parte delantera del automóvil, manteniendo la vista en el camino de circulación. No deben frenar bruscamente, ya que es probable que sea más difícil recuperar el control.

- Patrocinado -

Además, la AAA sugiere que los conductores eviten el piloto automático cuando conduzcan sobre superficies resbaladizas de hielo, aguanieve o nieve.

Anticipe con la nieve y el hielo

Si la carretera acumula nieve debemos extremar las precauciones:

Hay que reducir en la medida de lo posible el uso del cambio de marchas, priorizar el uso de marchas largas, ser suaves con los mandos y, en los modelos automáticos, usar el modo «Snow» o «Winter» (si existe), que suaviza los programas.

Cuanto más larga sea la marcha, menos fuerza se transmite a las ruedas y habrá menos riesgo de pérdida de adherencia.

La utilización del pedal de freno

Hay que conducir como si no tuviésemos ABS instalado, es decir, sin pisarlo a fondo y dosificándolo prudentemente, con mucha suavidad y si es posible usando el freno motor en lugar de los órganos de frenado.

Es importante, por tanto, aumentar las distancias de seguridad por encima de lo que lo haríamos normalmente, ya que el coche no va a frenar igual, ni con la misma precisión y en caso de pérdida de agarre necesitamos espacio para corregir la situación.

Cuidadosos en el uso del volante

Evitando los golpes de dirección y la conducción agresiva. Ni siquiera hace falta una conducción errática para recibir una sobredosis de subviraje sobre asfalto deslizante, por lo que los movimientos deben ser tan sutiles como si en el maletero llevásemos dinamita.

En micarro.ca podrás encontrar tu vehículo para enfrentarte a la nieve y el hielo que hoy nos toca y que como todos los años debemos confrontar con un vehículo en optimas condiciones de las mejores calidades técnicas.

Y si no cuentas con tu automóvil, entonces no pierdas tiempo, elige el carro que sueñas a un clic de distancia.

Publicidadspot_imgspot_img