Los errores más comunes al momento de comprar un carro

Lo mejor es no pensar en lo que a nosotros nos gusta si no en las reales necesidades que tenemos, sobre todo si va a ser el carro de la casa.

Muchos creen que la única duda que hay al comprar un vehículo es la de escoger el color.

Pero esta premisa no resulta ser tan cierta pues al hacer una inversión de este tamaño y que implica el desprendimiento de una buena suma de dinero, hay que tener en cuenta varios aspectos.

La premisa fundamental para evitarse uno de los mayores dolores de cabeza cuando se compra lo que no es, es no adquirir más carros del que se necesita o un modelo que no te sirve.

Lo mejor es no pensar en lo que a nosotros nos gusta si no en las reales necesidades que tenemos, sobre todo si va a ser el carro de la casa.

Todos quisiéramos un deportivo o un convertible en el garaje, pero realmente son caprichos.

Estos son algunos de los errores más comunes

No hacer prueba de ruta

No basta con verlo en fotografías o exhibido en las ferias. Leer y aprenderse su ficha técnica, escuchar el discurso del vendedor en el que todo son ventajas o compararlo con la competencia.

Tenemos que subirnos, ver si nos acomodamos, cómo es la altura al techo, la distancia a los pedales, cómo se desempeña en diferentes terrenos, subiendo, bajando, estacionando y haciendo sobrepasos.

Piense en su mantenimiento

La felicidad de estrenar no puede verse empañada cuando llegue la primera factura por mantenimientos, impuestos o seguros.

Antes de girar el cheque o pedir el préstamo que lo acerque a su sueño de tener carro propio y nuevo, calcule el costo de los mantenimientos en concesionario, lo que le cubre la garantía y por cuánto tiempo se la darán.

Consulte cuánto paga de impuestos al año y cuánto le costará el seguro todo riesgo.

No revisarlo en el elevador

Casi tan importante como la prueba de conducción es el chequeo en una plataforma elevadora.

- Patrocinado -

Desde aquí, el vehículo dice muchas cosas: ¿Están libres de óxido las piezas que soportan la carga? ¿Están todas las juntas del chasis libres de juego y sus gomas intactas? ¿Tienen filo los discos de freno? ¿Son porosas las mangueras de freno? ¿Pierde el motor aceite y agua?

Todas estas cosas y muchas más se pueden descubrir fácilmente bajo un elevador.

No hacer acuerdos verbales

Todo lo que no se registre por escrito conduce rápidamente a una disputa.

A menudo, esto se refiere a acuerdos adicionales, por ejemplo, sobre un juego de neumáticos de invierno que se venden a bajo precio.

Algo como esto definitivamente debe anotarse en el contrato de venta o en el formulario de pedido del vehículo, de la manera más específica posible.

«Un juego de neumáticos de invierno 225/45 R18 sobre llantas de aluminio» es mejor que «ruedas de invierno». Lo mismo ocurre con la entrega.

No atreverse a negociar

Puede poner «precio no negociable” en el anuncio, pero siempre es posible un pequeño descuento, incluso si no hay argumentos fácticos para la negociación.

Cualquiera que ni siquiera aborde el tema del precio perderá esta oportunidad. Si la respuesta es no, entonces el comprador no ha perdido nada.

Sin un traspaso seguro

Tenga cuidado con el efectivo si el vendedor parece de alguna manera dudoso o si la entrega se llevará a cabo en un lugar que te parezca extraño.

Muchos compradores de automóviles usados han sufrido robos en tales circunstancias.

Al comprar de forma privada, en caso de duda, la entrega debe realizarse en un lugar seguro y neutral (por ejemplo, frente a tu banco, donde retira el dinero). Y no vayas solo a la entrega.

Falta de preparación mental

Al comprar un automóvil usado, debes controlar tu euforia y abordar tu decisión de la manera más racional posible.

Lo ideal es que duermas una noche más cuando te hagan la oferta. Si es posible, también debes llevarte el contrato de venta a casa antes de firmarlo, y leerlo sosegadamente.

Elige bien tu carro

Para evitar toto estos errores, ve a un lugar de confianza, donde puedan entenderte e interpretar lo que necesitas de acuerdo a tus necesidades y capacidades económicas.

En micarro.ca está el auto de tus sueños, con los mejores precios del mercado en Ontario y con atención 100% en español.

¡Ven, no te quedes esperando a que pasen por ti, llega a tiempo con nosotros! somos la compañía que necesitas para tu vida y tu familia.

Publicidadspot_imgspot_img