Todo lo que debes saber al momento de comprar un vehículo en Canadá

¿Pensando en comprar un carro para aventurar las hermosas calles y carreteras del «Gran Norte Blanco»? Expatriados recomiendan adquirir un automóvil una vez se llegue al país norteamericano, dado que esto facilita los viajes al trabajo, a la universidad e incluso a los supermercados. Si este es tu caso y quieres comprar un vehículo en Canadá, esto es todo lo que debes saber.

  1. Consigue una licencia de conducir

Lo primero que deberás obtener para comprar un carro en Canadá es una licencia de conducir. Aparte de que es obligatoria para obtener una póliza de seguro y el registro del vehículo, esta también será tu identificación en general.

Por ejemplo, si vives en Ontario, dependiendo de tu país de origen y la experiencia de conducir que tengas, podrás cambiar tu licencia actual por una licencia de conducir de la provincia. En caso tal que no puedas hacer el mencionado cambio, podrás obtener un “crédito” por la experiencia que ya tienes.

Para poder cambiar tu licencia necesitarás:

  • Documento de ciudadanía o residencia canadiense.
  • Licencia de conducir extranjera.
  • Carta o certificado de «resumen» original y oficial de la autoridad que emitió tu licencia en el extranjero. Este documento solo se necesita si quieres reclamar más de un año de experiencia de manejo para obtener la licencia completa-G.
  1. Reúne el pago inicial

Se recomienda que para comprar un vehículo en Canadá, se cuente con el 10% o 20% del monto total del precio del carro. Esto te ayudará a pagar menos intereses.

  1. Compra un auto

Como recién llegado en Canadá, tendrás un historial crediticio muy bajo para poder adquirir un vehículo. En caso tal que no cuentes con el dinero suficiente para financiar tu futura adquisición, puedes acudir a Mi Carro Canadá.

- Patrocinado -

Con esta empresa norteamericana es posible obtener préstamos especializados con procesos económicos, rápidos, seguros y efectivos. Solo debes ingresar en su página web datos como: Nombre, apellido, correo y teléfono, para que así, un asesor se comunique contigo y te ayude. ¡Debes saber que el 99% de los créditos son aprobados!.

  1. Solicita el Paquete de Información de VehÍculos Usados (UVIP)

Cuando encuentres el automóvil de tus sueños, deberás solicitarle al vendedor el Paquete de Información de Vehículos Usados (UVIP), el cual condensa todos los detalles e información importante sobre el historial del carro. Dentro del UVIP está:

  • Información básica del vehículo.
  • Historial de registro.
  • Solicitud de transferencia de la propiedad.
  • Comprobantes de venta.
  • Información de gravamen (solo si hay algún préstamo existente respecto al vehículo, el cual, podrías heredar).
  1. Debes pagar impuestos

No importa si adquieres un vehículo nuevo o usado, deberás pagar impuestos. Si en este caso tu carro es nuevo o de segunda pero lo estás comprando en un concesionario, deberás pagar un impuesto sobre bienes y servicios del 5%.

Si la compra se efectúa de forma privada, deberás pagar un impuesto sobre las ventas minoristas. 

  1. Obtén una póliza de seguro y el registro de vehículos

Luego de que te entreguen tu licencia de conducir, podrás tramitar la póliza de seguro y el registro de vehículos. En el primer caso, deberás contar con los siguientes documentos:

  • Número de licencia de conducir de todas las personas del hogar que utilizarán el vehículo.
  • Número de registro del automóvil que se asegurará.
  • Marca, kilometraje y modelo.
  • Opcional: certificado de conducción vial o de conducción segura.

Para registrar tu adquisición necesitarás:

  • Licencia de conducir.
  • Número de licencia.
  • Número de identificación del registrante.
  • Comprobante de la póliza de seguro.
  • Certificado de venta del vehículo.
  • Título de propiedad del automóvil.
  • Paquete de Información de Vehículos Usados (UVIP).
  • Certificado de normas de seguridad.
  • Prueba de emisiones de conducción limpia.

Lo último