Así puedes convertir una idea en una startup

Si bien una buena idea de negocios no es suficiente para garantizar el éxito, es la base que produce el resto del proceso que finaliza con la puesta en marcha de tu producto.

¿Quieres iniciar un negocio propio pero no estás seguro de cómo hacerlo? Aunque está de moda en las startups decir que las ideas no significan nada y la ejecución lo es todo, la realidad es mucho menos binaria y mucho más matizada. Por ejemplo, incluso el mejor emprendedor del mundo con una ejecución increíble fracasará si su idea es fundamentalmente defectuosa o si su mercado es demasiado pequeño.

De hecho, numerosas encuestas muestran que la falta de una buena idea es la razón número uno que frena a los empresarios potenciales. De este modo, si bien una buena idea de negocios no es suficiente para garantizar el éxito, intentar iniciar un negocio sin una es un camino hacia el fracaso seguro.

Tener una buena idea de inicio requiere paciencia y trabajo. Involucra que se busque activamente información sobre una industria o problema, analiza estos datos adquiridos, reflexiona detenidamente para desarrollar una perspectiva novedosa sobre los problemas que has identificado, interactúa con otros para descubrir las fallas y los méritos de tu pensamiento, y luego toma una decisión con perspectiva comercial para crear un modelo de negocio rentable para el producto o servicio que ha desarrollado.

Así las cosas, entonces ¿Cómo puede convertir una idea en una startup?

Considera y analiza los mercados relevantes

En primer lugar, considera los nichos de mercado a los que se aplica su idea de inicio. ¿Cuáles son las necesidades de la industria y sus consumidores? ¿Existen problemas no resueltos que enfrenta la industria? ¿Tu idea de inicio traerá resoluciones y mejoras a la situación?

Para responder algunos de estos interroganates puedes consultar los sitios de autoridad específicos de la industria para mantenerte constantemente actualizado con las últimas tendencias.

Por ejemplo, Techcrunch es un excelente blog de tecnología que habla sobre los últimos productos y comparte las últimas noticias en el mundo de la tecnología. También perfila nuevas empresas emergentes y proporciona una descripción general de las nuevas empresas emergentes en el mercado.

Otra excelente fuente de inspiración es TED, famosa por su conocido eslogan “Ideas Worth Spread”. Es un cofre del tesoro de información sobre todo lo imaginable bajo el cielo. Después de asistir a las charlas o ver sus videos, saldrás más inspirado que nunca.

Anota tus ideas y amplíalas

En esta etapa, es posible que hayas identificado necesidades o áreas que se pueden mejorar. Anótalas con una herramienta como Evernote que te permite guardar recortes de páginas web, imágenes e incluso documentos adjuntos y diapositivas de PowerPoint.

Aprende, aprende, aprende

Tienes que estar lo suficientemente comprometido con la idea como para tener hambre de aprender todo sobre ella. Esta es la parte más importante del rompecabezas. Investigar mucho y aprender a expandir tu contexto es como construir primero el borde del rompecabezas: te da la base para construir todo lo demás.

Tienes que aprender el mercado. ¿Qué minoristas venderían su producto (si es físico) o cómo lo pondrá en manos de la mayor cantidad de personas posible para que pueda resolver el problema por ellos? Quien es tu cliente ideal? ¿Quiénes son sus competidores? ¿Cuánto pagaría para resolver ese problema? Sal y pregunta a la gente.

Realiza un análisis de la competencia

- Patrocinado -

El análisis competitivo es una excelente manera de comparar y predecir cómo su negocio se enfrentará a sus competidores en la industria. ¿Puede su negocio llenar un vacío que otros no han tocado?

En otras palabras, en casi todos los casos, hay varias personas que ya dedican su vida a tu idea. Para ganar, debes sumergirse en su mercado para tener el conocimiento y la visión necesarios para ganar y saber que puedes hacer de especial par sobresalir en tu campo.

Modela tu negocio

Si la idea de crear un plan de negocios te parece demasiado tediosa y torpe, hay muchas plataformas con plantillas que emulan un modelo de negocio de una página. Es fácil agregar y actualizar el modelo.

También puedes disfrutar de una visión general clara de los siguientes nueve componentes básicos de un modelo de negocio: segmentos de clientes, propuestas de valor, canales (para llegar a los clientes), relación con el cliente, flujos de ingresos, recursos clave, actividades que crean valor, socios clave. y estructura de costos.

Desarrolla tu producto final

El siguiente paso sería implementar los retoques y ajustes necesarios para crear el producto final. Durante esta etapa, hay varios softwares de gestión de proyectos que te ayudarán a controlar el progreso.

Finalmente, podemos decirte que la idea más propensa a convertirse en una startup es la:

  • Tu amas
  • que resuelve un problema que te vuelve loco
  • que puedes producir a gran escala.
Publicidadspot_imgspot_img