Que hace que Suiza tenga un negocio redondo con el café mientras que en Colombia apenas y viven de el

La industria caficultora generó tan solo en el 2020 movió más de 450 mil millones de dólares, convirtiéndose en uno de los negocios más grandes del mundo, de acuerdo a los volúmenes de transacciones económicas.

La economía del café está en auge, se estima que cada minuto, se consumen 2,3 millones de tazas de café en todo el mundo, lo que la convierte en una industria multimillonaria, de hecho, en volumen total de ventas, es la cuarta bebida más consumida del mundo. A pesar de su rentabilidad, es una de las industrias más desconocidas de todas las grandes industrias del mundo.

El 70% de la producción mundial del café provienen de Latinoamérica, en la región se encuentran algunos de los 6 países mayores productores del mundo:

  • Colombia
  • Brasil
  • Honduras
  •  Indonesia
  • Etiopía, y
  • Vietnam.

El top 10 lo complementan México, Perú y Guatemala. Lo que es realmente sorprendente es que en Suiza, a pesar de que no tiene plantaciones, sus exportaciones superan al gran productor de Colombia donde más de 700 mil personas trabajan del sector; el país alpino es el que más se beneficia con las exportaciones de café, obtuvo ingresos de 3.000 millones de dólares.

Suiza se encuentra entre los cinco principales exportadores de café por valor desde 2009 gracias a su industria tostadora. El país importa café sin tostar y luego los pasa por un proceso para tostarlos, empaquetarlos y ser vendidos de muchas formas diferentes, multiplicando así su precio inicial.

Es así como el país alpino genera grandes ingresos en la industria caficultora. Suiza tiene una de las empresas privadas con mayor número de exportación de Café, es Suiza Nestlé. El país ha sabido como convertir el café en un negocio muy lucrativo.

Mientras Suiza, sin tener plantaciones del grano de café, las regiones cafeteras siguen siendo, en muchos casos sinónimo de subesarrollo; se estima que de unos 25 millones de pequeños productores de café, el 80% viven por debajo del umbral de pobreza, para una muestra está Colombia, un país que produce cada año más de 14 mil millones de sacos de 60 kg.

Algunos de los inconvenientes del por qué los países que son productores no le ha sacado el máximo provecho a esta industria millonaria, son:

1.El tamaño de los productores: Se estima que, entre el 70 y 80% de todo el café producido en el mundo, proviene de pequeños agricultores a través de minifundios. Son productores que se encuentran en zonas rurales empobrecidas, que no tienen los suficientes recursos económicos para invertir en bienes de capital para mejorar la productividad de sus plantaciones.

Son productores que no cuentan con los recursos que necesitan para mejorar y prosperar.

2.Falta de Financiación: Debido a que en los países productores de café los mercados financieros están muy poco desarrollados, a los agricultores les resulta casi imposible obtener un préstamo y de lograrlo, enfrentarían un interés que puede superar incluso el 40% anual.

- Patrocinado -

3. Volatilidad del precio del café: No siendo suficiente con los primeros dos factores, los productores deben lidiar con las variaciones de precios que se producen en el mercado internacional. Sucede que, cuando hay una buena cosecha, los precios se sitúan muy por debajo del costo de producción.

Uno de los países que ha tratado hacer frente a estos problemas es Colombia; por medio de la Federación Nacional de Cafeteros, establecida en 1927, se ha encargado de asegurar la compra de toda la producción de sus miembros a precios del mercado. Este ente funciona a través de una red compuesta por 36 cooperativas y más de 500 puntos de compras.

Cada año, estas cooperativas gestionan más del 30% de toda la producción colombiana, sin embargo, a pesar de los esfuerzos por mejorar el sector, los agricultores dicen que las medidas tomadas no han sido suficientes.

Publicidadspot_imgspot_img