Ejército de Estados Unidos estaría utilizando influencers y videojuegos para reclutar jóvenes

Dentro de los presuntos planes del ejército, se habría encontrado que "querían usar a los influenciadores para brindar una buena imagen del grupo militar americano”.

El Ejército estadounidense busca cada vez más más estrategias con las que puedan atraer la atención de la generación Z.

Por lo anterior, se han conocido planes de las Fuerzas Armadas de este país para captar la atención de los adolescentes y los videojuegos son los protagonistas en esta misión.

Un informe publicado por Vice indica que el Ejército americano habría invertido millones de dólares para patrocinar torneos de deportes electrónicos ansmisiones individuales de Call of Duty de alto perfil y eventos de Twitch.

El plan presuntamente se había ejecutado en el último año, con el fin de aumentar su audiencia con espectadores Gen-Z, “especialmente mujeres y personas negras e hispanas”.

Las edades apetecidas para el reclutamiento oscilan entre los 18 y 24 años de edad.

Asimismo, el medio en mención reveló documentos que muestran grandes sumas de dinero inyectados a influencers y eSports entre diciembre del 2021 y noviembre de 2022.

Por ejemplo, al menos 1 millón de dólares se destinó para patrocinar HBCU Showdown. Sin embargo, varios patrocinios no se terminaron de concretar.

Los posibles planes sobre este proyecto

Dentro de los presuntos planes del ejército, se habría encontrado que «querían usar a los influenciadores para brindar una buena imagen del grupo militar americano”.

El ejército presuntamente propuso “usar personas influyentes de Twitch para crear videos de contenido original que muestren la amplia gama de conjuntos de habilidades que ofrece el Ejército”.

Por otro lado, los influenciadores también podrían «familiarizar a sus fanáticos con los valores y oportunidades del Ejército».

- Patrocinado -

Por otro lado, para el juego Call of Duty League, se utlizarían $750.000 dólares. Sin embargo, esta última suma se compartiría con el sponsoreo de Halo, la serie de Paramount+.

Dentro de los influenciadores que estaban contemplados en el plan estarían, StoneMountain64, quien hoy cuenta con más de 2 millones de suscriptores en YouTube.

Tan solo para este youtuber, se especifica un acuerdo por 150.000 dólares “por mencionar al ejército en sus publicaciones haciendo mención sobre lo mejor de la institución”.

También aparecen otros creadores de contenido como Swagg y Alex Zedra, aunque no se tienen sumas específicas para estos dos últimos influencers.

La institución americana envió una declaración formal a Vice, donde dieron a entender que las nuevas medidas de marketing tomadas por los militares están basadas en las nuevas tecnologías. 

“En el marketing del Ejército, debemos llegar a donde están los jóvenes y eso es en línea», argumentó en su declaración el Ejército.

Una táctica que venía trabajándose

En septiembre de 2018, el servicio estadounidense reportó un déficit de 6.500 soldados, lo que supuso su primer fallo desde 2005.

A los pocos meses de estos malos resultados, el Ejército anunció que estaba buscando soldados para un equipo de eSports.

- Patrocinado -

Según declararon, «crearía conciencia de las habilidades que se pueden usar como soldados profesionales; y también se usaría ese conocimiento sobre el juego para acercarse más a los jóvenes».

Para enero de 2019, más de 6.500 soldados habían solicitado plaza en este equipo que se esperaba que tuviera unos 30 miembros.

En septiembre de ese año, el Ejército acreditó al equipo de eSports, y «fueron participes de uno de los eventos con más recaudación de la historia de la fuerza de voluntarios».

En 2019, el Ejército lanzó un trailer de eSports con 4 estaciones de juego en el interior.

Así como un semirremolque con 8 asientos que se pueden ajustar para que los jugadores jueguen un mismo juego, o el suyo propio en un PC, una Xbox, una PS4 Pro y una Nintendo Switch.

El equipo de eSports fue parte de un cambio en la estrategia de reclutamiento que se ha centrado en 22 ciudades de EE. UU.

Para ese entonces, el servicio de comunicación del Ejército también había cambiado casi todo su gasto en publicidad a digital.

Al tiempo, que colocaron más personal uniformado en el Grupo de Investigación de Marketing para tomar mayor control sobre sus mensajes.

Publicidadspot_imgspot_img