Esto pasaría si el ejército ruso se pone en contra de Putin

La sombra de un golpe que derroque a Putin no ha dejado de planear, pero hay analistas que creen que esa maniobra ya ha empezado.

En septiembre pasado el Ejército de Rusia estuvo en desacuerdo sobre la mejor manera de contrarrestar los inesperados avances de Ucrania en el campo de batalla.

Según múltiples fuentes familiarizadas con la inteligencia estadounidense, ya que Moscú se ha encontrado a la defensiva tanto en el este como en el sur.

El propio presidente de Rusia, Vladimir Putin, dio instrucciones en su momento a los generales en el campo, una táctica de gestión muy inusual en un ejército moderno.

Las intercepciones de los servicios de inteligencia han captado a oficiales rusos discutiendo entre ellos y quejándose a sus amigos y familiares, dijo CNN en una nota.

Los funcionarios de Moscú se han apresurado a echar culpas por el abrupto cambio de suerte de Rusia, dijo un alto funcionario de la OTAN.

«Los funcionarios del Kremlin y los expertos de los medios de comunicación estatales han estado discutiendo febrilmente las razones del fracaso en Járkiv «, dijo una fuente a CNN.

La cúpula militar rusa ya ha tenido cambios en respuesta a los fracasos en el campo de batalla, lo que ha dejado la estructura de mando de Rusia aún más desordenada que antes, según las fuentes.

Los fallos anteriores de Rusia en la planificación, las comunicaciones y la logística se han visto agravados por las graves pérdidas sufridas en su retirada de los alrededores de Járkiv, explica CNN.

Implicaciones de las recientes derrotas del ejército

Los últimos seis meses sugieren que la decisión del presidente Putin de invadir Ucrania fue un gran error de cálculo.

Incapaz de asegurar una victoria rápida, Rusia se empantanó en una larga y sangrienta ofensiva y ha sufrido una serie de vergonzosas derrotas.

- Patrocinado -

Cuando el aura de invencibilidad de un líder autoritario se desvanece, eso puede causar problemas. Putin conocerá la historia de Rusia. No ha terminado bien para los líderes rusos del pasado que lucharon en guerras y no las ganaron.

La derrota de Rusia ante Japón condujo a la primera revolución rusa de 1905. Los fracasos militares en la Primera Guerra Mundial provocaron la revolución de 1917 y el fin del zar.

Sin embargo, públicamente, el presidente Putin no tiene intención de terminar siendo el perdedor.

No hay pánico en Moscú

Sería difícil encontrar a alguien aquí que sepa lo que Putin está pensando y planeando. Mucho puede depender de cuán precisa sea la información que recibe de sus jefes militares y de inteligencia.

Pero aquí hay dos cosas que sí sabemos: el presidente ruso rara vez admite cometer errores. Y rara vez hace cambios de sentido.

Por lo que dicen los medios estatales, ya estamos viendo señales de que los fracasos en el campo de batalla se atribuyen al apoyo occidental a Ucrania.

«Kyiv, respaldado por la OTAN, lanzó una contraofensiva», declaró la televisión estatal rusa.

Hay una pregunta más incómoda que ha estado en segundo plano durante meses: si no puede lograr la victoria a través de las armas convencionales, ¿el presidente Putin se volvería nuclear?

¿Se ha pensado en golpe de Estado a Putin?

- Patrocinado -

Desde que el pasado mes de febrero el presidente ruso Vladimir Putin diera la orden de invadir Ucrania, no han dejado de sucederse los rumores acerca de la inestabilidad de su liderazgo.

Asimismo, ha vivido acechado por supuestos aliados que no comparten sus políticas, bien por exceso o por defecto.

La situación se ha agudizado con los escasos éxitos que Rusia está teniendo en su campaña, y que ha alcanzado un punto máximo tras perder la ciudad de Jersón.

Ante unas tropas ucranianas que no solo resisten con más fuerza de lo previsto, sino que están lanzando una contraofensiva que llena de dudas los despachos del Kremlin.

La sombra de un golpe que derroque a Putin no ha dejado de planear, pero hay analistas que creen que esa maniobra ya ha empezado.

El analista ruso Kirill Rogov, investigador principal de la Fundación INDEM y miembro de la Junta de la Fundación Liberal Mission, así lo cree.

La sombra de un golpe que derroque a Putin no ha dejado de planear, pero hay analistas que creen que esa maniobra ya ha empezado.

El analista ruso Kirill Rogov, investigador principal de la Fundación INDEM y miembro de la Junta de la Fundación Liberal Mission, así lo cree.

Rogov, que fue investigador en el Instituto de Política Económica y la Academia Presidencial Rusa de Economía Nacional y Administración Pública, dice que el golpe ya está en marcha.

Pero de “una forma discreta: simplemente algunas de las decisiones de Putin se están saboteando por parte de altos cargos del Estado”.

Publicidadspot_imgspot_img