Estos son los conflictos armados que están pasando en el mundo en estos momentos

Las imágenes de tanques y vehículos blindados avanzando en este momento por Ucrania, de soldados organizando trincheras defensivas, traen el recuerdo de las guerras del pasado.

Cuando el mundo parecía estar comenzando a salir de la pandemia de covid-19, la escalada de tensiones entre Rusia y Ucrania tuvo el peor desenlace.

La invasión rusa y el surgimiento de un nuevo conflicto armado en el corazón de Europa, que se suma a las guerras activas en el mundo ya cumple 9 meses.

Las imágenes de tanques y vehículos blindados avanzando en este momento por Ucrania, de soldados organizando trincheras defensivas, traen el recuerdo de las guerras del pasado.

Pero el de Ucrania no es el único conflicto armado actualmente en el mundo.

Por ello, hoy desde Q’Pasa te contaremos algunos de los conflictos que vivimos en la actualidad en el mundo y que quizás no sabias.

Guerra en Ucrania

Ucrania, ex-república soviética independizada en 1991, mantiene una tensa relación histórica con Rusia, y en los últimos años se ha estado acercando a Europa y Estados Unidos.

Llegando incluso a manifestar sus intenciones de ingresar en la OTAN.

Moscú ha citado a la expansión de la OTAN en Europa del Este como una de las principales causas de la escalada, así como también su apoyo a los separatistas prorrusos que pelean en La zona del Donbás.

Etiopía

Hace dos años, Etiopía generaba buenas noticias. El primer ministro etíope, Abiy Ahmed, parecía dejar atrás décadas de un gobierno represivo.

En cambio, ahora, más de un año de enfrentamientos entre el ejército federal de Abiy y las fuerzas de la región norteña de Tigray han devastado el país.

- Patrocinado -

Sin embargo, puede que se haya abierto una pequeña ventana para poner fin a la guerra.

Las dinámicas del campo de batalla han variado dramáticamente. Abiy ordenó por primera vez el despliegue de tropas federales en Tigray en noviembre de 2020.

Las fuerzas federales, apoyadas por tropas de Eritrea (que pasaron de ser enemigas a ser amigas) y fuerzas de la región etíope de Amhara, que limita con Tigray, avanzaron rápidamente.

Guerra civil Siria

La guerra civil comenzó en 2011, luego de que el Gobierno del presidente Bashar al Assad reprimiera violentamente una serie de manifestaciones en el país, y numerosos grupos opositores tomaron las armas.

Con el tiempo se configurarían cuatro grandes facciones: el régimen sirio —apoyado por Rusia—, las fuerzas kurdas, los grupos opositores (como Jaish al Fateh, una alianza entre el Frente Nusra y Ahrar-al-Sham) y el grupo Estado Islámico en Iraq y Siria.

Hasta el momento, la guerra civil ha provocado al menos 350.000 muertes.

Según estimaciones de la ONU, además de 6,6 millones de desplazados, de los cuales 5,6 millones están como refugiados en países cercanos.

Yemén

Los rebeldes hutíes se levantaron en 2015 y expulsaron al Gobierno de Yemen de la capital, Saná, dando inicio a una guerra civil que aún persiste.

- Patrocinado -

Al momento los hutíes, apoyados por Irán, controlan una parte del territorio y se enfrentan al Gobierno yemení, apoyado por una coalición liderada por Arabia Saudita.

De acuerdo con estimaciones de la ONU, a 2020, cerca de 233.000 personas han muerto en Yemen desde el inicio de la guerra civil, 131.000 de las cuales perdieron la vida por causas indirectas.

Israel-Palestina

El año pasado se produjo la cuarta guerra entre Gaza e Israel en poco más de una década, lo que demuestra una vez más que el proceso de paz está muerto.

El detonante de este último estallido fue la ocupación de Jerusalén Oriental.

La amenaza de desalojo de los residentes palestinos del barrio de Sheikh Jarrah coincidió en abril de 2021 con los enfrentamientos durante el Ramadán entre jóvenes lanzando piedras y la policía israelí usando fuerza letal.

Haití

Esta nación caribeña lleva mucho tiempo atormentada por crisis políticas, guerras de pandillas y desastres naturales.

Sin embargo, este último año se destaca para muchos haitianos como particularmente nefasto. Pocos esperan que el 2022 sea más prometedor.

En julio, sicarios asesinaron al presidente Jovenel Moïse en su casa; su esquema de seguridad aparentemente no hizo nada para evitarlo.

Las élites conmocionadas se debatieron sobre quién debía gobernar el país. (Las líneas de sucesión eran confusas ya que Moïse había designado a Ariel Henry como su nuevo primer ministro, pero Henry aún no había tomado posesión).

Henry finalmente se convirtió en el líder interino del país, pero ha tenido dificultades para imponer su autoridad.

Afganistán

Si bien 2021 marcó el fin de un capítulo de las varias décadas de tragedia en Afganistán, también registró el comienzo de uno nuevo.

Desde la toma del poder por parte de los talibanes en agosto, una catástrofe humanitaria acecha.

Datos de la ONU sugieren que millones de niños afganos podrían morir de hambre. Gran parte de la culpa recae sobre líderes occidentales.

La victoria de los talibanes fue rápida, pero se gestó durante mucho tiempo. Por años, y especialmente desde principios de 2020, cuando Washington firmó un acuerdo con los talibanes.

En la primavera y el verano de 2021 comenzaron a tomarse pueblos y ciudades, a menudo persuadiendo a los comandantes del ejército afgano desmoralizados por el inminente fin del apoyo occidental para que se rindieran.

El gobierno colapsó a mediados de agosto y los talibanes entraron en Kabul casi sin encontrar resistencia.

Fue un final sorprendente para un orden político que las potencias occidentales habían pasado dos décadas ayudando a construir.

Publicidadspot_imgspot_img