Las celebraciones de ambos países norteamericanos son en dos días festivos diferentes que muestran una notable diferencia cultural.

Estas fiestas se celebran de una manera un poco similar, fuegos artificiales, barbacoas, desfiles, carnavales, entre otras actividades que conmemoran este importante día para ambos países, por ejemplo, Canadá celebra su ruptura de vínculos con Gran Bretaña y EE.UU conmemora la adopción formal de la Declaración de Independencia del 4 de julio de 1776.

Publicidad

La comparación de ambas celebraciones ha llegado a confundir a algunos ciudadanos que no comprenden el motivo de celebración de estos días festivos, de hecho, los canadienses tienen mucho que celebrar el 1 de julio por ejemplo su atención médica universal, el poutine, la cerveza “real” así como ellos la han bautizado, la leche en sacos, el hockey, entre otras cosas que los hace sentir orgullosos de celebrar esta fecha y diferenciarse del país vecino.

Claramente estos dos países demuestran en sus celebraciones la gran diferencia cultural que tienen, sin embargo, hay quienes dicen que no hay comparación y otros aseguran que la ventaja la tiene Canadá gracias a su excelente sistema tanto político, social, cultural y económico.

Mientras que para Estados Unidos la atención médica se agudiza en Canadá este es un problema que está resuelto, la lista de los factores que mejoran y empeoran a cada país es extensa, pero para mencionar tan solo uno de ellos, está los constantes enfrentamientos de Donald Trump contra diferentes lideres políticos del mundo, pero por otro lado está el primer ministro Justin Trudeau fortaleciendo sus alianzas comerciales con los demás países.

Hay quienes califican a ambas fiestas de la siguiente manera, enfatizando en el carácter diferente que maneja cada país en sus vacaciones, «el día de fiesta estadounidense es bullicioso», pero «Los canadienses son menos bulliciosos. Canadá, tal vez como consecuencia de vivir junto a la superpotencia más grande del mundo.

Publicidad