Los beneficios de tener sexo con tus amigos

En el estudio realizado, el 76% indicó que luego de tener sexo, su vínculo de amistad se tornó mucho más fuerte que antes.

Uno de los mejores ejemplos para esta teoría es lo que sucedió con Chandler y Mónica en la serie Friends.

Las relaciones sexuales entre amigos son más comunes de lo que creemos, según una investigación de la Universidad Estatal de Boise, en Estados Unidos.

El estudio realizado a 300 jóvenes indicó que el 20% de ellos ha mantenido relaciones sexuales con un amigo o amiga.

El 76% indicó que luego de tener sexo, su vínculo de amistad se tornó mucho más fuerte que antes.

Además, se identificó que el 50% sostuvo que posteriormente empezó una relación amorosa con un antiguo amigo o amiga.

El informe recalca que, “contrario a la mayoría de las formas de relacionarse, el sexo con amistades no asume los roles sociales preestablecidos que influyen en generar ciertas expectativas y reglas”.

Algunos de los participantes argumentaron que tener un amigo con quien se puede cruzar esa línea que marca la mayoría de relaciones estereotípicas es un alivio a nivel emocional.

Lo anterior, según los encuestados porque resulta ser más “higiénico” y “seguro” que acudir a la acción de la planta baja con un desconocido.

Los especialistas consideran que cuando se mantienen relaciones sexuales con amigos hay un grado de confianza que permite hablar de temas incómodos o poco comunes que fortalecen la relación.

Los beneficios del sexo en tu salud

Fortalece tu sistema inmunológico

Las personas sexualmente activas enferman mucho menos ya que el sistema inmunológico se ve reforzado generando más anticuerpos que alguien que no practica sexo.

- Patrocinado -

Nuestro cuerpo está así más protegido contra los virus y los gérmenes.

Un estudio reveló que las personas que practicaban sexo de forma habitual, al menos una o dos veces por semana, tenían los niveles de inmunoglobulina A -parte indispensable de las defensas del organismo- un 30% más altos que las personas que no lo practicaban.

Esto suponía que su sistema inmunológico estaba fortalecido y, por lo tanto, mejor preparado para evitar enfermedades como catarros y resfriados.

Disminuye la presión arterial

Entre los beneficios del sexo, según muchos estudios, está un efecto favorable sobre la tensión arterial.

En concreto, mantener relaciones sexuales habitualmente reduce la presión arterial sistólica, el valor máximo de la tensión cuando el corazón se contrae.

Te ayuda a controlar el estrés

El sexo tiene un efecto favorable sobre el estrés mientras sucede la relación sexual.

Estar cerca de la pareja nos relaja, reduce nuestra ansiedad, aumenta la autoestima y la felicidad y por tanto es una buena receta anti-estrés.

Está demostrado científicamente que el sexo disminuye los niveles de estrés y ansiedad gracias a que reduce la segregación de cortisol, conocida como la hormona del estrés.

- Patrocinado -

Abrazar, tocar y besar a nuestra pareja nos hace sentir bien, ya que mientras sucede la relación sexual se libera un químico cerebral que acelera el centro del placer y la recompensa del cerebro.

Además, de todos es sabido que después de mantener relaciones sexuales (y sobre todo después de alcanzar el orgasmo) se llega a un estado de relajación perfecta.

Te ayuda a dormir mejor, sobre todo si eres hombre

Tras el coito, los hombres liberan una serie de hormonas, como la oxitocina, la serotonina y la prolactina, que inducen al sueño.

Por ello tras un encuentro sexual, los hombres pueden quedarse dormidos más rápidamente de lo normal.

En el caso de las mujeres, se suelen encontrar más activas llegando incluso a sentir mayor deseo sexual una vez que ha finalizado la relación.

Es bueno para tu corazón

La práctica del sexo tiene una relación inversamente proporcional con la presencia de enfermedades cardiovasculares: cuanta mayor sea la frecuencia de relaciones, menos enfermedades.

Mantener relaciones sexuales es bueno para la salud cardiovascular por varias razones: disminuye la presión arterial, activa la circulación sanguínea.

Varios estudios han evidenciado que mantener sexo al menos dos veces por semana reduce a la mitad las posibilidades de morir de una enfermedad del corazón.

Aunque la actividad sexual regular se asocia a una buena salud cardiovascular, es importante que, en el caso de que exista una patología cardiovascular, consultes con tu especialista para estar bien seguro.

Publicidadspot_imgspot_img