Air Canada la segunda aerolínea que tendrá aviones eléctricos

Se espera que la flota de aviones Alice propuesta por CapeAir entre en servicio en 2023.

La aerolínea canadiense informó en las últimas horas que comprará una flota de 30 aviones eléctricos a la empresa sueca Heart Aerospace.

Michael Rousseau, director ejecutivo de la aerolínea, informó por medio de un comunicado de prensa que “Air Canada tomó una posición de liderazgo en la industria para abordar el cambio climático”.

“La introducción en nuestra flota del avión regional eléctrico ES-30 de Heart Aerospace será un paso adelante hacia nuestro objetivo de cero emisiones netas para 2050″, explicó el directivo.

Según la misiva, el avión híbrido eléctrico en desarrollo de Heart, tendrá capacidad para hasta 30 pasajeros y generará cero emisiones cuando entre en servicio, que se espera sea para el 2028.

Air Canada es la segunda la línea aérea que confirma un pedido del avión eléctrico de Heart Aerospace. United Airlines, en asociación con el socio regional Mesa Airlines, fue la primera en concretar.

La compañía United Airlines y Mesa Airlines comprará 200 unidades ES-19, que es la versión de 19 plazas. Se espera que la aeronave entre en servicio en 2026.

La aeronave tendrá una capacidad de vuelo de hasta 200 kilómetros estando en modo totalmente eléctrico.

La capacidad de vuelo puede extenderse a rangos de 400 y hasta 800 kilómetros cuando la batería se complementa con generadores y cuando se limita la capacidad del avión a 25 personas.

Para el 2023 el primer avión eléctrico

El primer avión de pasajeros totalmente eléctrico del mundo se está preparando para emprender vuelo. El avión Alice, desarrollado por la empresa israelí Eviation, fue sometido a pruebas de motor la semana pasada en el aeropuerto municipal de Arlington, al norte de Seattle.

Con una tecnología de baterías similar a la de un automóvil eléctrico o un teléfono móvil y 30 minutos de carga, el avión Alice, podrá volar durante una hora y unos 815 kilómetros.

- Patrocinado -

El avión tiene una velocidad máxima de crucero de 250 nudos, o 463 kilómetros por hora. Como referencia, un Boeing 737 tiene una velocidad máxima de crucero de 946 kilómetros por hora.

La empresa, centrada exclusivamente en el transporte aéreo eléctrico, espera que los aviones eléctricos con capacidad para entre 20 y 40 pasajeros sean una realidad para el próximo año.

Un prototipo de la aeronave, que fue lanzado en 2019, ha estado pasando por pruebas de rodaje a baja velocidad desde diciembre del año en mención.

Se espera que la flota de aviones Alice propuesta por CapeAir entre en servicio en 2023.

Aviones eléctricos ¿El futuro de la aviación?

Gracias a la evolución en la tecnología de baterías y los sistemas de carga, la energía eléctrica en los vuelos comerciales serán tendencia de futuro.

Con la automatización, algunos países productores de petróleo como Noruega o Arabia Saudí ya están cambiando sus estrategias de inversión.

La Organización de Aviación Civil Internacional estima que, para 2050, las emisiones generadas por las aeronaves se podrían triplicar en volumen.

Además, según la Comisión Europea, alrededor del 4% de las emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo pertenecen a los aviones.

- Patrocinado -

Los gobiernos reconocen los peligros de este fenómeno, por eso es tan relevante la innovación y concienciación de los aviones eléctricos.

Este tipo de aeronave ha surcado los cielos desde la década de los 70, pero nunca se le ha dado la importancia que tenía hasta nuestros días.

El dato

En 1986, Burt Rutan realizó el primer vuelo sin combustible en el mundo, pero no fue hasta 2008 cuando el vehículo de motor eléctrico experimentó un renacimiento provocado por la bajada de los precios.

En 2018, 10 años después, se volvió a imponer esta tecnología con el objetivo de ahorrar cerca de 1.400 millones de galones en combustible y reducir las emisiones de carbono.

Durante el verano de 2015, en los Alpes franceses, un avión batió siete récords mundiales.

El avión biplaza escaló más de 20.000 pies en menos de dos minutos, y alcanzó velocidades de hasta 228 km por hora. Voló sin parar durante 482 km.

Para ello el avión utilizó un motor totalmente eléctrico alimentado por una sola batería, lo que significó un logró que nos tiene a la vuelta de los vuelos eléctricos.

Publicidadspot_imgspot_img