Cómo crear tu primera aplicación móvil

Si te encanta la tecnología, buscas innovar en ella, plantear soluciones y quieres realizar tu primera aplicación móvil, en Q’PASA te contamos cómo crearla y qué debes tener en cuenta para triunfar en el mundo informático.

Investigación

Si no tienes una idea del tipo de aplicación móvil que quieres crear, debes empezar por la investigación general de algún planteamiento que quieras resolver. Debes tomar en cuenta: 

  1. Planteamiento y análisis del problema: Lo ideal será que la app logre resolver un problema y que agilice ciertos procesos; pero si lo que quieres es realizar una aplicación para entretener y que esté a otro nivel, pues esta deberá cumplir con tal objetivo. 

Comienza viendo tu entorno, analiza cuáles son las problemáticas actuales que necesitan soluciones prontas y así verás qué tipo de solución puedes plantear.

  1. identificar la audiencia: El público objetivo debe ir relacionado directamente al problema que quieres solucionar con tu aplicación. Es fundamental que crees un nicho que esté de acuerdo con la situación que quieres mejorar o agilizar, pues al final, ellos son quienes comprarán tu app y la utilizarán para que se les haga un poco más “sencillo” su día a día.
  1. identificar la necesidad de los usuarios: La audiencia que escogiste deberá validar que sí existe una demanda que requiere la creación de dicha aplicación. 

Puedes realizar encuestas por medio de Drive o emplear Google Keyword Planner, esto te guiará para que sepas cuántas veces se ha buscado el problema o solución en el que estás basando tu proyecto.

Análisis

  1. Análisis del mercado y competencias: Si ya existe una app o proyecto que plantea la solución que quieres compartir, ¿tu aplicación móvil en qué se diferencia de los otros tipos de ayudas o creaciones tecnológicas?.

Debes encontrar el factor diferenciador, “la cualidad” que hará que tu público objetivo prefiera tu aplicación al del resto. Para poder obtener un norte más claro, puedes preguntarle a amigos que estén dentro del nicho de tus usuarios lo siguiente: qué esperan de tu servicio, por qué lo necesitan y cuánto estarían dispuestos a pagar por adquirirlo.

  1. User Personas: Los “User personas” son prototipos que representan ficticiamente el tipo de público al que te quieres dirigir. Para realizarlos, debes crear una base de datos lo suficientemente robusta – (sacados de la investigación previa que hiciste) – para que puedas prever cómo van a interactuar con tu aplicación.

Al perfilar a tus usuarios, podrás saber cómo será la forma adecuada de crear la aplicación, pues debe ser lo suficientemente explícita y clara para que cualquiera que quiera usarla pueda acceder y desenvolverse en ella.

  1. User journey: El ‘user journey’ o ‘customer journey’ es una metodología empleada en UX (Experiencia del Usuario), el cual busca (por medio de un mapa) analizar cuál es el proceso, pensamientos y sentimientos, que pasa una persona al momento de adquirir cierto producto y/o servicio. 

Esta herramienta te ayudará a ganar puntos con tus futuros clientes, pues prevés cuál va a ser la experiencia que quieres que vivan cuando usen tu aplicación.

Lluvia de ideas sobre soluciones creativas

¿Has escuchado la frase “No existen malas ideas”?. Puedes emplear la conocida “lluvia de ideas”, la cual es una técnica empleada para estimular la producción de planes creativos que pueden solucionar ciertas problemáticas.

En este punto podrás evidenciar cuáles son los planes más acordes para desarrollar tu aplicación móvil y cuáles ideas deberán ser desechadas.

Diseño

  1. User journey: Como lo mencionamos anteriormente, el user journey te ayudará a plantear una muy buena experiencia del usuario. Debes tener muy presente qué esperarán las personas de la creación de tu aplicación y cómo querrás que ellos se desenvuelven en ésta.
  1. Estructura: Alista lápiz y papel, pues es el momento de sacar tu creatividad a flote para que puedas empezar a diseñar la aplicación que has querido crear. A este tipo de prototipo se le conoce como de «baja fidelidad».

Este boceto debe ser lo suficientemente completo para analizar el prototipo que mostrará visualmente la estructura de tu app, a este proceso se le conoce en inglés como ‘wireframe’. Deberás escoger el tipo de contenido, cómo lo quieres presentar, cuáles colores vas a utilizar y el tipo de bloques que vas a emplear.

¿Tu aplicación podrá ser utilizada en celulares, tabletas digitales y/o televisores? También debes tener presente cómo será la adecuación de tu app en cada una de las plataformas donde estará.

  1. Prototipo: El prototipo es la versión preliminar de la aplicación que estás creando. Este te permitirá explorar el uso de la app sin necesidad de pagar mucho, pues al ser un modelo base, podrás realizar los cambios y mejoras suficientes antes de lanzarla al mercado.
- Patrocinado -

Acorde con el sitio web usability.gov, un prototipo puede ser “cualquier cosa, desde dibujos en papel (baja fidelidad), hasta algo que permita hacer clic (alta fidelidad)”. Te recomendamos que realices este último, el cual, te ayudará a tener aún más claro el panorama del producto y/o servicio que estás realizando. ¡Recuerda que el diseño es importante, podrá atrapar al usuario o dejarlo ir para siempre!.

  1. Creación de marca: Debes crear la identidad de tu marca, desde la imagen y los colores, hasta el nombre con el que quieres que recuerden tu app. 

Además, es recomendable que registres tu idea ante la cámara de comercio o entidad que esté designada para dicho proceso en tu país. Esto acreditará que eres el dueño legal y legítimo de la aplicación en su totalidad.

Validación

  1. User testing: Se podría decir que cuando realizas el “user testing”, estás cada vez más cerca de lanzar tu aplicación. De acuerdo con el sitio web Attach Media, “si no se aplica user testing, estaríamos navegando en un velero sin timón, dejando todo al azar y en manos del destino”.

En este punto, el interfaz que creaste podrá ser modificado y mejorado gracias a la experiencia de los usuarios que están dispuesto a utilizar tu aplicación antes de ser publicada. 

  1. Testing: El testing es el proceso de validación y verificación de un software, el cual se realiza en paralelo mientras se va desarrollando la aplicación. Un “tester” es aquel que realizará las pruebas necesarias para comprobar el correcto funcionamiento de tu creación o encontrar cualquier falla que tenga.

Desarrollo de software

Llegó el momento de realizar el desarrollo del software por medio de algún programa que te permita, con el uso de códigos, crear tu aplicación. Debes tener presente que existen diferentes lenguajes al momento de programar, si no conoces sobre este tema, puedes optar por contratar a un desarrollador que tenga las capacidades de ejecutar tu proyecto.

Subir a tiendas digitales 

Las dos tiendas digitales más famosas para subir aplicaciones son App Store de Mac y Google Play Store.

Según la página Antevenio, al subir una aplicación en App Store deberás realizar: Registro como desarrollador, preparar los materiales gráficos, cargar la app en ITunes Connect y validar la aplicación.

En el caso de Google Play Store, en el sitio web Yeeply, explican que deberás: Crear una cuenta como desarrollador, crear una nueva app, completar los datos requeridos por Play Store, subir la aplicación, clasificar el contenido, establecer el precio y distribución, enviar la app a revisión y esperar a que te den una respuesta.

Para lograr subir tu aplicación a las tiendas digitales deberás pagar un valor de US$25, luego de esto, tan solo deberás cancelar el 30% de la facturación total de la venta de las aplicaciones que haya en la tienda.

Publicidadspot_imgspot_img