Toronto sigue posicionándose como uno de los mejores centros tecnológicos del mundo

Toronto está creciendo más rápido que Miami y Austin, y ahora alberga el tercer centro tecnológico más grande de América del Norte, sólo detrás de Nueva York y Silicon Valley.

Desde hace varios años Toronto viene abriéndose camino en el escenario tecnológico internacional, realidad que no escapa a la mirada del mundo y que ha permitido que hoy sea señalada como ‘la nueva Silicon Valley’.

El periódico The New York Times incluso la ha destacado por encima de ‘potencias tecnológicas’ como Miami y Austin. De acuerdo con el medio, Toronto está creciendo más rápido que ambas ciudades y ahora alberga el tercer centro tecnológico más grande de América del Norte, detrás de Nueva York y justamente Silicon Valley.

“Todos apuntan a Miami como el próximo centro tecnológico porque ofrece impuestos bajos. Pero ofrece poco más desde el punto de vista tecnológico”, dijo Mike Volpi, socio de la firma de capital de riesgo Index Ventures, en una visita reciente a Toronto.

“Se necesitan empresas ancla que puedan generar un impacto transformador. Los emprendedores provienen de estas empresas y comienzan las suyas propias”.

Estas empresas ancla, incluida la empresa canadiense de comercio electrónico Shopify, así como muchos gigantes estadounidenses, han venido a Toronto para los investigadores e ingenieros que ya están aquí. Pero también creen que el grupo de talentos crecerá.

¿A qué se debe este auge silencioso?

Según lo que se ha señalado, el prestigio del sector en la ciudad viene en gran medida, gracias a años de inversión de universidades locales, agencias gubernamentales y líderes empresariales y las políticas de inmigración liberales de Canadá.

Lo que la ha posicionado como el hogar de más trabajadores tecnológicos que Chicago, Los Ángeles, Seattle y Washington, DC, solo detrás de Nueva York y Silicon Valley, según CBRE, una compañía de bienes raíces que rastrea la contratación de tecnología.

Asimismo, la fuerza laboral tecnológica de Toronto también está creciendo a un ritmo más rápido que cualquier centro en los Estados Unidos. Y a diferencia de muchas ciudades, es probable que Toronto tenga los recursos necesarios para mantener la tendencia.

Es la cuarta ciudad más grande de América del Norte, con alrededor de tres millones de habitantes en la ciudad y más de seis millones en el área metropolitana, solo detrás de Ciudad de México, Nueva York y Los Ángeles, y sus raíces en la tecnología son profundas.

“En Toronto y sus alrededores, las instituciones locales tienen la intención de alimentar el ecosistema tecnológico. Ontario aprobó recientemente una ley que prohíbe explícitamente a las empresas aplicar cláusulas de no competencia en los contratos de trabajo, alentando a los empleados a fundar sus propias empresas emergentes”, se lee en el artículo del Times.

“Con el respaldo de una donación de $ 100 millones de líderes empresariales locales, la Universidad de Toronto está construyendo un complejo que albergará empresas de IA y biotecnología”.

Asentamiento de empresas tecnológicas

- Patrocinado -

Según lo dicho en su artículo ‘Toronto’s tech industry is quietly booming’, The New York Times asegura que cada vez son más las compañías tecnológicas que toman a Toronto como nuevo hogar para sus ambiciosos proyectos.

Así las cosas, a fines de febrero, Microsoft abrió cuatro pisos de nuevo espacio de oficinas cerca de la parte superior de una torre de vidrio de 50 pisos en el centro, a una cuadra del Scotiabank Arena, sede de los Maple Leafs de la NHL y los Raptors de la NBA.

Mientras, en The 6ix, Apple y Amazon ya estaban en torres al final de la calle, y Google estaba a punto de abrir un nuevo edificio a la vuelta de la esquina.

Meta, anteriormente Facebook, aún no tenía una oficina en el centro, pero muchas empresas emergentes de Toronto se quejaron de que la empresa de redes sociales estaba elevando los salarios tecnológicos a los niveles de Silicon Valley, ya que contrató a los mejores ingenieros de toda la ciudad. Durante la pandemia, estaba contratando a cualquier persona dispuesta a trabajar desde casa.

Unas pocas cuadras al norte, trabajadores de la construcción con chalecos amarillos y cascos estaban terminando tres pisos de un nuevo espacio de oficinas para otra empresa de redes sociales: Pinterest.

Igualmente, durante el último año, Twitter contrató a más de 100 ingenieros en Toronto, triplicando su fuerza laboral canadiense. Nombres domésticos de Internet como DoorDash, eBay y Pinterest crearon centros tecnológicos similares en la ciudad, al igual que empresas emergentes de inteligencia artificial como Cerebras, Groq y Recursion Pharmaceuticals.

Con este panorama, muchos expertos aseguran que hay un futuro prometedor para la ciudad, especialmente porque el talento es lo que hace a la tecnología, y es lo que realmente sobra en Toronto.

Publicidadspot_imgspot_img