Las verdades que nadie te cuenta de ser un inmigrante indocumentado

Tristemente en ciertas naciones las situaciones no son nada fáciles y la pobreza es el pan de cada día para sus ciudadanos. Por ende, muchas personas y familias enteras deben plantear estrategias para que sus seres queridos puedan progresar, y por ello, deciden emigrar hacia otro país que les brinde aquellas oportunidades que tanto han estado anhelando. Pero, ¿qué pasa cuando eres un inmigrante indocumentado?.

Por lo general, las familias que migran y no cuentan con la documentación legal para poder vivir y laborar en su nación de destino, corren el riesgo de ser deportados, quitándoles la oportunidad de llevar una «mejor calidad de vida».

Algunos adultos que fueron niños inmigrantes indocumentados, han compartido que aunque nunca sus familias les negaron su estatus migratorio, sí preferían no mencionarlo, pues no sabían si alguien con “malas intenciones” los estaban escuchando.

Según Nejvi Bejko, una mujer que emigró cuando tenía nueve años desde Albania hacia Estados Unidos, compartió para BBC, que su vida era muy diferente a la de sus compañeros de colegio. “Ocultas cosas como por qué no puedes conducir o ir a la universidad. Te conviertes en una persona antisocial, básicamente por necesidad”.

Al parecer muchos inmigrantes han tenido que padecer situaciones similares, llenas de miedo e incertidumbre, puesto que no saben cuándo podría llegar migración para regresarlos a su país natal.

Además, otro problema que se ve en los pasos fronterizos son los grupos ilegales, donde constantemente mantienen enfrentamientos con la policía. Algunas personas se encargan de transportar a migrantes por estas zonas, donde corren el riesgo de morir por una bala perdida o de quedar varados en la mitad de la nada.

Acorde con el estudio ‘Perspectiva de Género en los Fenómenos Migratorios: Estudio desde Europa y América Latina’ de la abogada Yennesit Palacios Valencia, otros escenarios a los que son sometidos los inmigrantes ilegales van ligados a la explotación laboral y sexual, donde tanto mujeres como hombres pierden sus derechos.

En el texto de Palacios Valencia, compartió que “En el caso particular del inmigrante ‘ilegal’, sin papeles, automáticamente pierde sus derechos”, esto lo sustenta basándose en las leyes migratorias, las cuales están hechas para delimitar las garantías que puede o no tener un expatriado en las diferentes naciones.

Varios inmigrantes han compartido que a pesar de que buscan salir de la pobreza huyendo de sus naciones, en varias ocasiones, han encontrado aún más pobreza en otros sitios, donde para poder sobrevivir, prácticamente deben regalar sus trabajos por un poco de dinero. 

Publicidadspot_imgspot_img
error: Este contenido esta protegido y no puede ser copiado.