Publicidad

Bukele quiere ser recordado como el presidente que no robo y que no dejó que hubiese corrupción 

Ahora solo queda esperar si Bukele será reelegido por los salvadoreños o el pueblo erigirá un nuevo líder.

El presidente de El Salvador Nayib Bukele, acaba de pedirle al fiscal general de la nación que investigue a todos los miembros de su gobierno  

“Quiero que me recuerden como el presidente que no robó y que no dejó que nadie robara, y al que robó lo metió a la cárcel”, recalcó el mandatario del país centroamericano. 

Ya hay un par que está en la cárcel”, añadió, haciendo referencia al expresidente José Napoleón Duarte, quien “se rodeó de ladrones” y que “manchó su legado por rodearse de ladrones”. 

Estas declaraciones las dio el reconocido líder político al diario El Mundo de España. 

Durante su intervención, el mandatario dijo que teme “dejar un mal legado” e incluso anunció la construcción de un nuevo Centro de Confinamiento de la Corrupción. 

En ese sentido, ha prometido destituir a cualquier funcionario de su Gobierno que cometa “ilegalidades”. 

Bukele pidió licencia por 6 meses 

Cumpliendo milimétricamente con una coreografía ya anunciada, Nayib Bukele anticipó el martes su decisión de apartarse de la presidencia de El Salvador durante seis meses. 

El presidente de los salvadoreños dijo al medio europeo que pediría una licencia al a la Asamblea para poder iniciar su campaña presidencial en busca de la reelección. 

Esta decisión la tomó a pocos días de que se venciera el plazo para la aprobación del permiso extraordinario. 

El vicepresidente, Félix Ulloa, también obtuvo una licencia de 6 meses. 

- Patrocinado -

Con esta decisión de pedir licencia queda superado, según el gobierno y analistas afines, el último escollo legal para que Bukele pueda competir por un segundo mandato en las elecciones generales del 4 de febrero de 2024. 

Lo anterior, después de que en 2021 la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) avalara la reelección presidencial inmediata. 

¿Por qué pidió la licencia? 

Para entender esta pregunta, debemos retroceder un poco, hasta la resolución de hace dos años cuando la Sala de lo Constitucional del CSJ le dio luz verde a la reelección presidencial inmediata. 

Los magistrados de esta sala que habían sido nombrados por la Asamblea Legislativa de mayoría oficialista, es decir, que responde a los interese de Bukele desde el año 2019. 

El parlamento unicameral los eligió tras haber destituido a los que hasta entonces lo conformaban, en un controvertido proceso que fue criticado dentro y fuera del país y que la oposición llegó a tachar de “golpe de Estado”, porque los actuales le dan luz verde a lo que pide Bukele. 

La Sala está facultada para decidir si determinadas leyes o decretos presidenciales son contrarios a la Constitución, y era una de las instancias judiciales que había emitido veredictos contrarios a las políticas de Bukele. 

Los nuevos magistrados, que los críticos señalan de ser leales a Bukele, publicaron una resolución en respuesta a una demanda de pérdida de derechos de ciudadanía contra una diputada por presuntamente haber violado la Constitución al promover la reelección presidencial. 

Reelección  

Lo que busca el exmandatario es cumplir la sentencia de la Sala de lo Constitucional en 2014, aunque entonces esta resolvió que había que esperar dos períodos (10 años) para optar a la reelección. 

- Patrocinado -

El 4 de septiembre el TSE anunció que acataría la nueva disposición del máximo tribunal.  

En un pobre comunicado de tres tristes párrafos resaltó el hecho de que, si así lo deseaba el actual presidente, podría postularse de nuevo, lo que ha desatado todo tipo de críticas hacía el poder judicial. 

Y es que hasta entonces Bukele no había hecho pública su intención de volver a aspirar al cargo. 

Lo anunció el 15 de septiembre de 2022, durante una alocución con motivo del aniversario de la independencia del país centroamericano. 

El 3 de noviembre el TSE le dio luz verde, a pesar de los recursos de nulidad presentados por dos abogados constitucionalistas, dos partidos opositores (Alianza Republicana Nacionalista o Arena y Nuestro Tiempo) y un ciudadano particular contra la candidatura. 

  • Imagen de portada tomada/ AFP
Publicidadspot_img
Publicidad