Con las fronteras cerradas viajar por tierra Montreal – Vancouver es una opción que debes considerar para tus próximas vacaciones

La diversidad de lugares, arquitectura, sabores y hasta dialectos encontrados en este viaje lo hacen sorprendente.

- Advertisement -

Por los problemas que aún enfrentamos en el país y en el mundo, debido al coronavirus, muchas fronteras extranjeras estarán cerradas o contarán con múltiples restricciones, así que una buena opción para disfrutar de las vacaciones de verano y no desperdiciar los días de sol frente al televisor, sería realizar un viaje por tierra desde Montreal hasta Vancouver.

En el camino encontrarás bellas y grandes ciudades, podrás probar el sabor de Canadá de punta a punta y crearás recuerdos únicos.

También, encontrarás variedad de hospedaje, incluso si manejas un tráiler o casa rodante tendrás opciones donde estacionarte. Algunos de estos sitios requieren de reserva previa.

Sabemos bien que Canadá es el segundo país más grande del mundo, así que, si hablamos de atravesarlo, podemos imaginar que equivaldrá a muchas millas de distancia, pero no te desanimes con esto, ya que esta es una aventura llena de bellos paisajes, buena comida y descubrimiento.

 Lo que debes saber:

Distancia: alrededor de 4700 kilómetros o 2860 millas.

Tiempo: Aproximadamente 46 horas conduciendo, distribuidas preferencia y gusto personal.  

Limites de velocidad: el límite de velocidad dependerá de la provincia, pero ronda entre los 100 y 120 km/h.

Medios de transporte: Si quieres salir de la rutina o no tienes auto también puedes realizar este viaje en tren o en bus, pero debes tener en cuenta lo que esto conllevaría.

Al hacer este recorrido atravesarás 6 provincias diferentes, estos son algunos de los lugares que puedes escoger visitar y donde puedes hacer una parada para descansar, comer o estirar las piernas. Pero existen opciones variadas y dependerá de como sea planeado el viaje.

Toronto, Ontario:

Posterior a que hayas empezado tu viaje, habrás llegado a Ontario en unas 6 o 7 horas, lo que es un buen tramo recorrido, Toronto es el sitio preferido por los viajeros, por lo que cuenta con múltiples y excelentes opciones de hospedaje. Una recomendación es salir temprano de la cuidad, ya que el trafico suele ser concurrido. Para salir una de las mejores opciones es la Autopista 400, ya que es la más rápida, pero puedes tomar un rumbo más rural si quieres conocer las granjas de cultivo.

Winnipeg, Manitoba:

Museo Canadiense de los Derechos Humanos

En Winnipeg, podrás visitar el Museo Canadiense de los Derechos Humanos, encontrar hoteles de todo tipo de presupuestos y disfrutar de buena comida. Además, en el camino habrás disfrutado de hermosas vistas.

Regina, Saskatchewan:

Regina esta ubicada en medio de las praderas o valles, esto hace que el viaje hasta encontrarlo sea plano y cómodo, además de ofrecer vistas extensas y variadas. Si ya estás cansado de manejar y quieres pasar un día disfrutando de la naturaleza, visitar el parque Provincial Moose Mountain y Valle de Qu’Appelle son el plan ideal.

Banff, Alberta

Si prefieres evitar pasar por Regina, puedes decidir tomar una ruta que te llevará a Banff las vista será mucho más hermosa y natural, pero sumará algo de tiempo extra al recorrido. Tendrás a oportunidad de avistar las montañas rocosas y lagos de azules turquesas.

Jasper, Alberta

Rodeado de montañas y glaciares que alimentan grandes y hermosos lagos, Jasper es una de las ciudades más lindas del viaje. Allí, encontrarás un parque nacional envuelto por montañas cubiertas de nieve y un teleférico que haciende a la cima de la montaña Whistlers, que regala las mejores vistas de la ciudad. También podrás disfrutar de las tranquilidad si decides hacer una tarde de pesca en sus agus que son ideales para este deporte.

Calgary, Alberta:

Calgary es una ciudad hermosa y tranquila, que además cuenta con el Museo del Paleontología que alberga fósiles e historia interesante para todos los miembros de la familia. Esta ciudad además, está rodeada de belleza natural y seguro querrás detenerte a disfrutar, ya que este es uno de los últimos sitios del recorrido.

Kelowna, British Columbia:

En Kelowna, encontrarás unas de las mejores vistas de este viaje, además de viñedos donde podrás hacer caminatas por los campos e incluso catas de vino.

Vancouver, British Columbia:

Finalmente habrás llegado a Vancouver y seguramente durante el viaje habrás disfrutado de algunos lugares más que de otros, pero en Vancouver podrás terminar con broche de oro. Una de las actividades predilectas de la ciudad es el Kayak, así que renta el tuyo y disfruta de la ultima parada. Hasta aquí tendrás docenas de nuevas historias para contar, un carrete de fotos más extenso y muchos recuerdos invaluables.

Seguir leyendo




Cerrar