Publicidad

Hombre de origen latino intentó adueñarse del hotel más icónico de Nueva York viviendo 5 años gratis en él

El hombre intentó quedarse con esta importante propiedad con documentos que no fueron validos según las autoridades.

Un neoyorquino vivió con éxito en el emblemático edificio del New Yorker Hotel durante media década sin pagar un solo centavo de alquiler. 

Mickey Barreto, de 48 años, vivió gratis en un hotel de Manhattan tras explotar una ley de vivienda local. 

Pero hace pocos días fue arrestado y acusado de presentar registros de propiedad falsos después de que intentó reclamar la propiedad de todo el hotel e incluso cobrarle alquiler a otro inquilino. 

Para el fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, fue la gota que rebasó el vaso de agua. 

«Como se explica, que el señor Mickey Barreto reclamó en varias ocasiones y de forma fraudulenta la propiedad de uno de los sitios más emblemáticos de la ciudad, el Hotel New Yorker«, dijo Bragg en un comunicado. 

Llegó en 2018 

Todo comenzó cuando Barreto se a vivir en el hotel con su novio hace cinco años, pagando 200 dólares por el alquiler de una habitación. 

Barreto manifiesta que su novio le habló de una ley “el Código de Estabilización de Alquileres de la ciudad de Nueva York”. 

Esta ley permite a los ocupantes de habitaciones individuales en edificios construidos antes de 1969 el derecho a solicitar un contrato de arrendamiento de seis meses. 

Habiendo comprado una habitación en el hotel para pasar la noche, Barreto determinó que, de hecho, era un inquilino. 

Cuando solicitaron el contrato de arrendamiento, el hotel lo echó, pero él los demando y los llevó a los tribunales. 

- Patrocinado -

Ganó la demanda 

Barreto impuso una demanda contra la Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial, quienes adquirieron el hotel en 1976.  

Pero a pesar de la negativa inicial de un juez, el caso llegó a la Corte Suprema del estado. 

“Así que fui a la corte al día siguiente, el juez lo negó. Apelé ante la Corte Suprema (estatal) y gané la apelación”, dijo Mickey Barreto. 

Al final, Barreto ganó su apelación por rebeldía porque los dueños del edificio no se presentaron al juicio. 

El hotel se vio obligado a entregarle una llave a Barreto y las dos partes nunca acordaron un plazo de arrendamiento.  

Como Barretto no podía ser desalojado, vivió en el hotel hasta julio de 2023 sin pagar alquiler. 

Empieza a realizar acciones extrañas 

En 2019, Barreto afirmó que era dueño del hotel y trató de presentar registros de propiedad falsos. 

Intentó transferir la propiedad de los propietarios actuales, la Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial, a él mismo. 

- Patrocinado -

Para el fiscal Alvin Bragg, era intolerable la manipulación de los registros de la propiedad de la ciudad por parte de aquellas personas que buscan estafar al sistema para el beneficio personal. 

La Iglesia de la Unificación ha demandado a Barreto por los reclamos y el caso aún está en curso. 

Mientras tanto, se ha ordenado a Barreto que se abstenga de reclamar la propiedad del edificio. 

Barreto asegura que nunca tuvo el propósito de realizar ningún fraude, y además dice que no cree que haya cometido ningún fraude ya que nunca ganó ni un centavo con esto. 

Dueño del hotel 

Barreto sostiene que cuando le dieron posesión de la habitación del hotel, adquirió indirectamente todo el hotel debido a que no había sido subdividido. 

Según The Real Deal, el demandado dijo en la corte:  

«Ese edificio nunca fue subdividido, es todo un lote. Es toda una parcela, entonces, lo que afecta esa parte del edificio llamada habitación 2565, pase lo que pase allí, le pasa a todo el lote, todo el paquete.» 

Cuando la policía se presentó para arrestar a Barreto en el hotel, él expresó que inicialmente pensó que era una broma de su novio por el Día de San Valentín. 

“Oh, pensé que estabas realizando algo para el Día de San Valentín para darle vida a la relación hasta que empecé a ver a las oficiales femeninas”, comentó Mickey. 

  • Imagen de portada tomada/Gary Hershorn/Getty Images
Publicidadspot_img
Publicidad