Porque St. Catharines se ha convertido en una excelente opción en Ontario para los trabajadores remotos

A medida que el teletrabajo se afianza como la nueva modalidad laboral, ciudades como St Catharines ubicada en la provincia de Ontario, se convierte en el centro de los trabajadores remotos.

Desde el inicio de la pandemia, el cambio al trabajo remoto ha sido uno de los cambios más dramáticos para las empresas, los empleados se vieron obligados a mudar sus oficinas a casa y como producto de ello, se desató la intención de compras de bienes raíces a lugares alejados del bullicio.

Luego del largo confinamiento impuesto en el año 2020 como producto de la pandemia del COVID-19, se evidenció un gran interés en las personas por mudarse a las ciudades tranquilas y una de ellas es St Catharines, la ciudad que ofrece muchas comodidades.

leer también: Estas son las mejores ciudades grandes para comprar vivienda en Ontario

Los trabajadores remotos han fijado su mirada en esta ciudad de Ontario gracias a sus viviendas con precios asequibles, amplios espacios naturales y su próspera escena artística y cultural.  Saint Catharines está a minutos del campo, pero no lejos de los aeropuertos y de la frontera con Estados Unidos.

¿Por qué St Catharines se ha convertido en una excelente opción para los trabajadores remotos?

La ciudad se encuentra en medio de uno de los principales destinos turísticos de Canadá, pero lejos de la aglomeración de turistas y excursionistas. A pesar de ser pequeña, ofrece una selección de servicios y ventajas lo suficientemente amplias como para satisfacer a sus residentes, que llegan de las grandes ciudades del país.

En medio de la región vinícola canadiense, los trabajadores remotos del país encontraron el lugar ideal para desarrollar sus labores sin ningún problema, hablamos de St Catharines, la ciudad más grande de la región de Niágara en Ontario que se caracteriza por ser pacífica, amigable, segura, limpia, progresista y por estar rodeada de mucha naturaleza, factores que la destacan de las demás ciudades del país.

Las casas baratas, las comodidades y los espacios naturales son ahora los mayores factores que están influyendo en la intención de compra de bienes raíces, los canadienses aseguran que no desean quedar nuevamente atrapados en casa sin tener espacio libre en donde poder no solo reacomodar sus oficinas sino también, disfrutar de una sesión de descanso sin sentir la presión del encierro, como sucedió en 2020.

Los trabajadores remotos buscan salir de las ciudades cosmopolitas, radicarse en lugares tranquilos que además de ofrecerles todas las comodidades, también se encuentren a poca distancia de las grandes urbes.

A medida que se espera que suba el precio promedio de las casas en Canadá, los ciudadanos zigzaguean para dar con un buen lugar sin que esto les implique pagar de más, así esto signifique abandonar la ciudad que por muchos años llamaron hogar.

 

 

 

Publicidadspot_imgspot_img

Lo último