Las peores empresas para trabajar en Colombia

La Ley 1010 de 2006 tipifica, en su artículo 2, la persecución laboral como “toda conducta cuyas características de reiteración o evidente arbitrariedad permitan inferir el propósito de inducir la renuncia del empleado o trabajador” y es una de las acciones más visibles en las peores empresa de Colombia.

Colombia es un país de Suramérica con una democracia e instituciones estables por lo que algunos no se explican cómo puede haber empresas que no correspondan en buena manera a sus empleados.

Entre las quejas más comunes que se escuchan entre empleados está la persecución laboral.

La Ley 1010 de 2006 tipifica, en su artículo 2, la persecución laboral como “toda conducta cuyas características de reiteración o evidente arbitrariedad permitan inferir el propósito de inducir la renuncia del empleado o trabajador”.

La anterior, como muchas otras razones, dan pie para que cientos de personas no quieran trabajar en distintas empresas de Colombia.

Hoy desde Q’Pasa te contamos cuáles son algunas de las empresas en las que las personas no quisieran trabajar

10 Seatech

Detrás  de esta marca está una de las multinacionales que peor trata a los trabajadores, especialmente a mujeres cabeza de familia en Colombia.  Funciona en Cartagena desde 1991.

Las jornadas laborales son hasta de 18 horas diarias.

Laboran 1.800 trabajadoras de las cuales solo 54 tienen contrato de trabajo, las demás son “suministradas” por tres empresas temporales: Atiempo Servicios Temporales, Servicios Empresariales y Recursos Especiales.

A pesar de que en su página de internet Seatech habla del respeto a los derechos humanos, a los convenios de la OIT, a las leyes y al código sustantivo del trabajo, trabajadoras consultadas sostienen que allí se desconocen todas esas normas.

Los directivos de la empresa Seatech y de dos temporales que les prestan sus servicios tienen una denuncia en la Fiscalía por no permitir el libre derecho de sindicalización.

Desde 2010 que se fundó el sindicato lo han perseguido y han tratado de acabar con él despidiendo a sus integrantes.

9 Palmas del Cesar

- Patrocinado -

Los trabajadores entienden que hay explotación laboral y diferencias sustanciales entre los vinculados con la empresa y los tercerizados a través de contratos sindicales.

Los trabajadores directos reciben un pago diario de 29.200 pesos y la exigencia de entregar 1.009 kilos del fruto de la palma, mientras que los trabajadores tercerizados reciben solo 22.400 pesos y deben entregar 1.400 kilos del fruto.

Todo esto sin contar que en algunas partes de los cultivos las plantas de la palma son muy altas y esto dificulta más el trabajo de recolección.

Las exigencias de los trabajadores son que vinculen al personal tercerizado y que no les aumenten la cantidad de kilos que deben entregar.

8 Emtelco

La propietaria es una sociedad denominada Telco SAS, perteneciente a Emp y Milicom; en resumen, Emtelco es una empresa tercerizadora que busca disminuir costos a las empresas.

Según dicen en su página web, “los costos salariales asumidos por el empleador y los costos de compra y alquiler de inmuebles son unos de los menores de América Latina”.

Además resaltan que “en Colombia se cuenta con los más bajos costos de la mano de obra por hora trabajada y tiene la jornada diurna más larga de la región”.

La empresa tiene dos sedes: una en Medellín y otra en Bogotá. En ellas trabajan más de 12 mil personas de las cuales 4.200 están contratadas a través de empresas temporales: una empresa que terceriza servicios y busca otras para que le tercericen a sus empleados.

7 IPS Universitaria

Es una corporación sin ánimo de lucro conformada por la Universidad de Antioquia y la Fundación de Apoyo de la Universidad de Antioquia que se fundó en 1998. El objetivo es brindar servicios de salud.

Actualmente la IPS Universitaria presta servicios de salud en Medellín, Apartadó, Barranquilla y San Andrés.

Como en todas las entidades de salud, en la IPS Universitaria impera la tercerización laboral: los profesionales de la salud son contratados a través de sindicatos de los cuales muchos de ellos nunca han oído hablar.

6 Almacenes Olímpica

De acuerdo con varios testimonios, en esta compañía de almacene de cadena se han conocido cientos de denuncias que nunca han podido formalizar por temor a represalias.

Cuenta una fuente a este medio de comunicación que entre las quejas más comunes entre sus empleados es el no pago de horas extras que lleva a que sus jefes les pidan “colaboración de tiempo extra” prácticamente todos los días.

5 Trimeca

Esta compañía colombovenezolana con su sede principal en Barranquilla pertenece a un grupo de empresas Contratistas Generales con más de 40 años de experiencia.

Es proveedor de obras en el área del Petróleo, Gas y Generación Infraestructura.

La queja más común de acuerdo con varios exempleados es que desde el departamento de compras de esta empresa se viven despidos masivos sin ninguna razón a cada momento.

Hasta el cierre de esta nota no figura una queja formal en el Ministerio del Trabajo debito al temor de posibles represalias.

4 Aire

El operador de la concesión de energía en los departamentos de Atlántico, La Guajira y Magdalena ha sido blanco de muchas criticas por sus despidos masivos de manera injustificada.

Desde el año 2020 y 2021 la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) viene denunciando un despido masivo sin justa causa de un grupo de trabajadores de la empresa privada Air-e, antiguo Electricaribe.

3 TCC

De las siete personas despedidas en abril de este año cinco estaban sindicalizadas mediante la USTTC, por lo tanto sus despidos constituyen una violación al fuero sindical.

Y esto y da cuenta de una persecución por parte de la empresa TCC contra las y los obreros y los sindicatos activos.

El sindicato USTTC emitió un comunicado en el que expresa: “denunciamos públicamente el despido injustificado que se llevó a cabo contra siete obreros que trabajan en la seccional Santa Marta de TCC”.

Agregan que, “esta masacre laboral viola el artículo 25 de la Constitución Política de Colombia que consagra el derecho al trabajo en condiciones dignas y justas”.

2 Claro

Esta compañía de telefonía e internet se ha visto involucrada en varios hechos que deja mucho que desear frente a su forma de tratar a los empleados.

El último capítulo fue uh video donde se escucha en medio de una reunión entre empleados como un supervisor hablaba de manera despectiva a los asistentes sin que nadie refutara por temor a perder su empleo.

1 JM Salud y Belleza

A través de las redes sociales se conoció una denuncia por acoso laboral del que son víctimas varias mujeres en Bogotá.

En los videos de cámaras de seguridad, quedó documentado uno de los momentos en que José Ferney Millán, propietario de la empresa JM Salud y Belleza, agrede verbalmente a sus colaboradoras.

“Así nos den las 10 de la noche hoy (…) usted me responde por todos esos millones”, dijo el hombre, además usando groserías, y posteriormente se fue encima de una de las trabajadoras y le gritó en la cara: “Me entendió, me entendió o no, o va seguir cagándola”.

Foto de portada gracias a DepositPhotos

Publicidadspot_imgspot_img