Publicidad

¿Cómo viajar con poco presupuesto a Europa?

La economía colaborativa, las nuevas opciones de autobús, escoger lugares no tan populares para visitar, comer en sitios donde comen los locales, son algunas de las formas que tienes para no romper tu bolsillo.

Viajar por Europa puede ser costoso. Boletos de avión, trenes de alta velocidad, trenes nocturnos, transbordadores: todos consumen su limitado (y precioso) presupuesto de viaje. Incluso en comparación con otras excursiones populares para mochileros como el sudeste asiático y América del Sur, Europa es cara.

Afortunadamente, hay maneras de disfrutar al viejo continente con un presupuesto ajustado. La economía colaborativa, las nuevas opciones de autobús, escoger lugares no tan populares (pero igual de hermosos) para visitar, comer en sitios donde comen los locales, hay muchas opciones para hacer el viaje de tus sueños y no romper tu bolsillo.

Por eso si definitivamente, este es un propósito en tu lista que ya no da más espera, pero te preocupa el dinero, en Q’ Pasa te contamos cómo viajar con poco presupuesto a Europa.

Elije la temporada del año adecuada para viajar

Una vez que hayas ahorrado suficiente dinero y comiences a ordenar la logística de tu viaje a Europa, considera cuándo es el mejor momento para ir. Hay algunos factores que influyen en cuándo debes visitar este continente.

Para los viajeros con poco presupuesto, el costo es probablemente el factor más importante. Si deseas ahorrar dinero, asegúrate de viajar durante la temporada baja, es decir, los meses más lentos en términos de turismo.

Los meses de verano suelen ser los de mayor actividad debido al clima favorable, por lo que los vuelos serán muy caros durante junio, julio y agosto. Los vuelos más baratos a Europa serán en diciembre, enero y febrero, ya que estos meses de invierno son más fríos y menos deseables para los turistas.

Si deseas una combinación agradable de vuelos asequibles y un clima decente, viaja durante la «temporada media», es decir, primavera u otoño, los meses que se encuentran entre la temporada alta y la temporada baja.

Considera viajar a Europa del Este

Francia, España, Italia y Alemania son todos destinos asombrosos que tienen mucho que ofrecer al visitante de Europa. Sin embargo, Europa Occidental es notoriamente más costosa y especialmente en las principales ciudades como Londres, París o Munich que muchos países de Europa del Este. Además, los países que no están en el euro tienden a ser menos costosos.

Por ejemplo, Bulgaria, Polonia, Rumania, Serbia y Hungría estén entre los cinco destinos menos costosos de Europa. Donde es posible como mochilero gastar solo alrededor de $ 30 USD por día en Bulgaria, incluido el alojamiento, el transporte, las comidas, el entretenimiento y las atracciones, se estima que costará aproximadamente $ 60 por día en Madrid y $ 65 por día en Berlín.

Reserva tu vuelo de 3 a 6 semanas antes de su viaje

Los precios de los vuelos tienden a ser más caros cuando se acerca la fecha en la que planeas partir. Así que comienza a buscar vuelos aproximadamente 2 meses antes para obtener los precios más bajos en los tiquetes aéreos. Continúa revisando los valores durante las próximas semanas para ver si el precio cambia.

- Patrocinado -

Infórmate sobre las opciones de viajes económicos

Viajar por Europa es bastante fácil, pero puede ser angustiante, especialmente si no estás al tanto de los descuentos y los trucos de viaje para ahorrar dinero.

  • Tomar el tren, por lo general, es bastante cómodo y puede ser asequible. Si compras boletos de segunda clase, tienden a ser un 50% más baratos. Dependiendo de lo que estés buscando hacer, puede ser más barato comprar un pase O boletos de tren individuales directamente en la estación.
  • Los autobuses no son tan rápidos como el tren, pero pueden ser muy asequibles si tienes tiempo. En los últimos años, una nueva empresa ha entrado en el mercado y ha cambiado totalmente el sistema de autobuses en Europa. FlixBus, con sede en Alemania, adquirió Megabus Europe y tiene rutas en todo el continente. Los precios comienzan desde 5 EUR y sus autobuses incluyen Wi-Fi, enchufes eléctricos, equipaje gratis y asientos cómodos.
  • Si volar es su método de viaje preferido, consulta las aerolíneas económicas como Ryan Air y EasyJet. Los boletos se pueden encontrar por tan solo 30 euros ($ 35 USD), pero, no olvides tener en cuenta las tarifas de equipaje y cancelación.

Investiga las opciones de alojamiento económico

Hoy en día existen varias opciones para ahorrar en alojamiento en Europa.

Cuando viajas solo, los albergues siempre son una excelente opción, ya que pueden ser muy asequibles, especialmente cuando reservas una cama en un dormitorio para varias personas. Los albergues también son excelentes recursos para conocer a otros viajeros y, por lo general, se encuentran más cerca del centro de la ciudad, de manera que serán ideales para ti si te sientes cómodo compartiendo una habitación.

Por otro lado, también puedes usar una aplicación de alquiler, como Airbnb o Homestay, para encontrar casas o apartamentos privados para alquilar durante tu estadía. Muchas casas ofrecen alojamiento más económico por persona si tiene un grupo de 4 o más.

Ahorra en bebidas alcohólicas y comida

Haz lo que hacen los lugareños. Este consejo es útil con casi todo lo relacionado con los viajes. Sin embargo, también es un buen consejo cuando se trata de pasar un buen rato con un presupuesto ajustado.

  • Encuentra pubs y happy hours llenos de lugareños, ¡no de turistas ni de otros extranjeros! En muchos bares y tabernas españoles, a menudo se sirven tapas gratis con bebidas (esto suele ser el caso en bares de vinos y otras tabernas en Europa).
  • Únete a un botellón en Madrid y bebe con los madrileños en el parque o en una plaza.
  • Pide el “Vino de la Casa” en Italia. Siempre es barato y delicioso.
  • Compra en los mercados locales y evita los restaurantes que atienden principalmente a turistas extranjeros. Toma una botella de vino y un poco de queso de clase mundial y haz un picnic frente a la Torre Eiffel o cualquier parque o monumento importante y ahorrarás mucho en comparación con comer en cualquier restaurante con vistas comparables.

Elige atracciones baratas o gratuitas

Las ciudades turísticas están llenas de atracciones que cuestan dinero, a veces demasiad. No sientas que tienes que participar en todas las actividades que te recomiendan.

Si una atracción realmente despierta tu interés, definitivamente hazlo y sabrás que tu dinero valdrá la pena. Pero no pagues para entrar a un museo o una galería solo porque sientes que deberías hacerlo.

Siempre busca «Cosas gratis para hacer en…» para obtener algunas ideas sobre qué hacer con poco dinero en un país extranjero. Muchas ciudades tienen hermosos parques en los que puedes pasear y hacer un picnic. Muchas ciudades también ofrecen recorridos a pie gratuitos, y definitivamente deberías aprovecharlos.

Publicidadspot_img
Publicidad