Europa a punto de ‘calentarse’ por crisis energética

España prohibió que los edificios públicos enciendan sus aires acondicionados de por debajo de los 27 °C en un esfuerzo por enfrentar el aumento del costo del gas en medio del calor abrasador del verano.

Europa se encuentra en medio de una ‘tormenta de energía perfecta’. En los últimos meses, han convergido múltiples shocks, empujando al continente a lo que cada vez parece más la peor crisis energética que jamás haya experimentado.

Los efectos del COVID-19, la invasión rusa de Ucrania y los problemas inesperados con la producción de electricidad doméstica han trastornado el mercado energético. Como resultado, es posible que el viejo continente, no tenga suficiente energía para satisfacer la demanda prevista este invierno.

Así las cosas, varios países europeos podrían necesitar reducir significativamente el uso de gas en el sector industrial para mantener los hogares calientes. Incluso, ya hay restricciones locales en España, para hacer frente a esta problemática.

La normativa en España

Para ser exactos, España prohibió que los edificios públicos enciendan sus aires acondicionados de por debajo de los 27 °C (80,6 °F) en un esfuerzo por hacer frente al aumento del costo del gas en medio del calor abrasador del verano y la crisis de suministro de energía.

Un decreto publicado por el gobierno español el martes solicitó que los lugares públicos como oficinas, tiendas, bares, teatros, aeropuertos y estaciones de tren limiten su refrigeración y recomienda que los residentes hagan lo mismo en sus hogares.

Asimismo, apuntó a un límite de calefacción de 19°C (66,2°F) en el invierno, por lo que el decreto se mantendrá al menos hasta el próximo noviembre. Mientras tanto, la alta demanda ha hecho que las cadenas de supermercados españolas racionen las bolsas de hielo, y algunos bares y restaurantes han recurrido a cobrar a los clientes una tarifa adicional por tener hielo en sus bebidas.

Restricciones en el resto de Europa

En respuesta a los temores de que el presidente ruso, Vladimir Putin, corte el suministro de gas, la Unión Europea acordó recortar el uso de energía en un 15%, lo que provocó una vigilancia en todo el continente sobre los termostatos y los interruptores de luz.

En Berlín, por ejemplo, el gobierno de la ciudad se ha comprometido a reducir su propio consumo de energía en un 10 %, y la ciudad ya ha dejado de iluminar sus monumentos por la noche, sumergiendo lugares como la Puerta de Brandenburgo y la Columna de la Victoria en una oscuridad no habitual.

Italia y Grecia también tienen límites de 27 grados en el aire acondicionado de los edificios públicos, y en julio, París introdujo multas (aunque de unos modestos 150 euros) para las empresas que dejan ventanas y puertas abiertas mientras usan el aire acondicionado.

Sobre la crisis

En este contexto, algunos de los operadores de energía hidroeléctrica más grandes de Europa, especialmente aquellos con plantas en Francia, Italia y como señalamos, España, experimentaron una fuerte disminución de la producción en los primeros seis meses debido a las altas temperaturas sostenidas y la escasez de lluvias.

Los períodos secos significaron que la producción hidroeléctrica mensual en la cayó por debajo de la energía solar por primera vez en julio, según los datos del operador de la red agregados por la firma de investigación Fraunhofer ISE.

- Patrocinado -

En medio de las sequías, muchos operadores hidroeléctricos están sufriendo financieramente por tener que comprar energía a precios récord en el mercado al contado para reemplazar los volúmenes hidroeléctricos que faltan.

En este sentido, la generación hidroeléctrica de la empresa de servicios públicos francesa EDF disminuyó casi un 30 % interanual en los primeros seis meses de 2022, lo que resultó en un impacto en las ganancias de 1400 millones de euros y cortes combinados en la flota nuclear en expansión de la empresa de servicios públicos controlada por el estado.

Así las cosas, el desempeño hidroeléctrico deficiente se produjo «en el contexto de niveles de agua históricamente bajos como consecuencia lógica de la sequía en Francia», dijo a los analistas el presidente y director general de EDF, Jean-Bernard Levy, el 28 de julio.

Por otra parte, la generación hidroeléctrica del primer semestre de Enel en Italia e Iberia fue más de un tercio inferior a la de 2021. «La situación es extremadamente seca en Europa», dijo el director financiero Alberto De Paoli en la llamada de resultados de la compañía del 28 de julio, y agregó que la disponibilidad hidroeléctrica en Italia y España estaba aproximadamente un 40% por debajo de la tendencia histórica.

Publicidadspot_imgspot_img