¿Por qué los países nórdicos son considerados como los “más felices del mundo”?

Aunque la felicidad siempre se ha considerado como algo subjetivo, a lo largo de los años se ha convertido en uno de los puntos iniciales para evaluar el bienestar, calidad de vida y progreso de una nación; esto acorde con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). 

Los factores que se emplean para calificar la calidad de vida en cierto país se basa en: rentas y riqueza; empleos y sueldos; vivienda; estado de la salud; equilibrio entre trabajo y vida personal; educación y formación; conexiones sociales; compromiso cívico y gobernanza; calidad medioambiental; seguridad; y bienestar subjetivo (el cual se refiere a la satisfacción de vida).

A nivel mundial, las naciones que suelen encabezar el Informe Mundial de la Felicidad ONU y el índice de Vida Mejor de la OCDE, son Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia

¿Por qué se clasifican entre los países más felices? Esto se debe al bienestar y riqueza que hay en cada nación; es decir, hay una relación directamente proporcional entre el nivel de felicidad y el Producto Interno bruto (PIB) per cápita. 

Acorde con el Informe Mundial de la Felicidad publicado en marzo de 2020, “La gente de la región nórdica es generalmente más feliz que la gente de otras regiones del mundo”. Pero, añadió que, “también hay personas en Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia que informan estar luchando o incluso sufriendo”.

Aunque se comparte que los factores más destacables sobre la “felicidad nórdica” es una óptima red de educación gratuita, seguridad y equilibrio entre vida laboral y personal, esto no aplica para todos los rincones de la región.

El informe indica que los cinco factores que pueden llegar a afectar la felicidad de las personas en los países nórdicos son: la pobre salud general, la pobre salud mental, inequidad en ingresos, desempleo y limitado contacto social.

Para identificar qué tan arraigado está la infelicidad en las naciones, se han realizado tres categorías para clasificar cuál es el nivel de prosperidad, lucha y sufrimiento que hay en cada región.

Increíblemente, quienes han argumentado no estar felices en su país son la población entre los 18 y 23 años, quienes se supondría deberían ser los que posean una percepción más positiva sobre sus vidas; pero, actualmente, estas personas son las más vulnerables. 

Ejemplo de ello son las mujeres jóvenes de Suecia, donde el 6.5% indica estar sufriendo y el 13% estar luchando. O en otro caso, en Dinamarca se presenta una gran lucha por la existencia de la paupérrima salud mental que ha afectado al bienestar.

A pesar de que las naciones nórdicas sean consideradas como las “más felices”, esto no quiere decir que en ciertas regiones se viva en ese estado subjetivo.

Seguir leyendo

Contenido Patrocinado




Cerrar