Estos son los lugares de “ensueño” que nos vendieron las películas, pero en realidad están sobrevalorados

Desde unas Vegas completamente glamorosas hasta una París romántica y limpia, estas son algunas de las ciudades más sobrevaloradas por las películas.

Hay películas que han marcado generaciones y que de hecho se convierten en verdaderos íconos del séptimo arte; largometrajes que incluso son capaces de dejarnos una idea extremadamente marcada de cómo deben ser las situaciones de la vida y hasta los lugares.

De esta forma, el cine, nos permite conocer una historia determinada a través de sus personajes, a la vez que podemos juzgarlos y/o ponernos en el papel de los mismos, tratando DE resolver el porqué de sus actos.

 Y más allá de eso, ya sea intencionalmente o no, este medio puede ser empleado como fuente de información, lo que permite adentrarse en el estudio de la sociedad, conocer culturas distintas a la propia o formar visiones de diferentes entornos.

Sabiendo esto, nos damos cuenta que las cintas cinematográficas han influido en la percepción que tenemos de ciertos lugares, en ocasiones, de manera errada.

Así que, en Q’ pasa te compartimos esos lugares “maravillosos” que nos vendieron en las películas, pero que en al final no lo son tanto.

Las Vegas – “Viva Las Vegas”

Esta película de 1964, es protagonizada por el rey del Rock and Roll, Elvis Presley, y las actriz y cantante sueca Ann-Margaret.

La historia se basa en Lucky Jackson (Elvis), un piloto de coches de carreras que llega a las Vegas para competir en una importante carrera, aunque primero necesitará comprar un motor para su coche. Así que comienza a trabajar en los casinos de la ciudad para conseguir su objetivo, paralelo a esto, se enamora de una profesora de natación infantil (Ann-Margaret).

La cinta muestra a la ciudad de Las Vegas como un sitio glamuroso, lleno de luces y colores, donde todo el mundo es feliz y puede hacerse rico fácilmente.

Aunque la realidad es otra, todos esos colores brillantes son postizos, la felicidad es artificial, al igual que las sonrisas, allí todo está calculado cuidadosa y matemáticamente para sacarte la mayor cantidad de dinero de tu bolsillo y luego desecharte cuando ya no tengas que gastar.

 Dubái-  6 Underground

En Hollywood, crece la pasión por Dubái, allí se han realizado más de 50 películas hasta ahora, como un fantástico telón de fondo, paisajes urbanos deslumbrantes y hermosos desiertos dorados.

- Patrocinado -

Una de ellas es la película 6 Underground, conocida en Latinoamérica como ‘Escuadrón 6’.

Esta es una de las películas más cara de Netflix hasta la fecha, se filmó durante seis semanas en Abu Dabi en noviembre de 2018, y varias de las atracciones más visitadas del mundo aparecen en la película estrenada en diciembre de 2019.

Todas las escenas protagonizadas por Ryan Reynolds y su equipo en la película que viaja a California, Oriente Medio y Hong Kong se rodaron en Abu Dhabi. El desierto de Liwa, el Louvre Abu Dhabi y la sede de Aldar, lugar de los rascacielos más impresionantes del mundo.

Todo por fuera se ve muy bonito y costoso, pero lo cierto es que en sus entrañas la realidad es otra. Las calles están repletas de pobres  muriendo, se respira la miseria sobre la cual está construida la ciudad.

París- Midnight in Paris

Para nadie es un secreto que París es uno de los lugares preferidos por los directores de cine para rodar sus películas, su dramática arquitectura gótica y barroca, sus senderos arbolados junto al río Sena y por supuesto, sus brillantes luces a lo largo de los paseos y de la Torre Eiffel, la posicionan en el podio de los lugares más referenciados en la pantalla del séptimo arte.

Midnight in Paris es un claro ejemplo de ello. La comedia fantástica dirigida por Woody Allen, y protagonizada por Owen Wilson Rachel Macadams, fue lanzada en 2011. Es una de las películas en las que más se muestra a París, pues el protagonista está totalmente enamorado de la ciudad. Este tiene la oportunidad de viajar en el tiempo y vivir en la París de los años 20.

El protagonista conoce a una serie de personajes históricos como Ernest Hemingway, Jean Cocteau, Josephine Baker e incluso Pablo Picasso, por solo nombrar algunos de los ilustres que cruzan su camino. Hay muchísimos escenarios de esta película que hacen parte de los destinos turísticos más importantes de París, como el Museo Rodin, por ejemplo.

Por otra parte, quien haya tenido la oportunidad de estar allí, se habrá dado cuenta que esta es una ciudad demasiado sucia, las personas muchas veces no son amables y las calles tienen un horrible olor desagradable que combina el pan recién horneado, la orina, el perfume, y el mal olor corporal.

Venezía- Venezia, la Luna e Tu

- Patrocinado -

Se trata de uno de los lugares más visitados del mundo. Sus peculiares canales convierten a Venecia en una ciudad única, donde se han rodado numerosas películas. Para muchos directores, «La Serenísima» es el rincón más bello de la Tierra, Aparte de ser el hogar de Otelo, Marco Polo y Casanova, por sus calles se han paseado ilustres personajes cinematográficos como James Bond e Indiana Jones.

 Venezia, la Luna e Tu, cuenta la historia Beppi, un joven gondolero que siente una especial debilidad por las mujeres. Su profesión, la larga tradición familiar de conquistadores y el influjo de la luna veneciana, hacen de Beppi un permanente enamorado de todas las féminas que conoce. Su novia Nina no está dispuesta a tolerar por más tiempo la situación y amenaza con dejarlo para casarse con Toni, un muchacho formal que trabaja en un vaporetto.

A pesar de tener una arquitectura hermosa y una historia fascinante, ¡es un lugar muy húmedo! Demasiado, además de esto, el agua está totalmente sucia, lo que hace que todo huela mal. La ciudad pasa atestada de gente para el tamaño que posee y hay un riesgo latente de que se inunde por el fenómeno de acqua alta. También hay tiendas mediocres de regalos en cada esquina, donde venden las mismas baratijas.

 Egipto –  Indiana Jones

Si nos limitamos a una película en especificó de esta saga, “En busca del arca perdida”, podríamos decir que es la mejor entrega del famoso aventurero arqueólogo Indiana Jones que nos presentó Steven Spielberg. Más tarde llegaron las también loables El Templo Maldito y La Última Cruzada (la cuarta entrega) pero Harrison Ford dio un carpetazo sobre la mesa con la primera película de la saga, ambientada en Egipto, con su látigo, sombrero y carisma, vivía aventuras corriendo por plazas tradicionales, ruinas perdidas y las famosas pirámides del país de los antiguos faraones. “Toda una maravilla”

Lo que muchos no esperan es un calor endemoniado, ruido extremo y congestión. Además, todo es caro, la arena se filtra por todas partes y los vendedores ambulantes pueden llevar al límite de la paciencia. Luego sobreviene la frustración y, posiblemente, unas deudas pendientes del viaje, la guinda del pastel.

Publicidadspot_imgspot_img